Overblog
Seguir este blog
Administration Create my blog
22 septiembre 2016 4 22 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: ENEKO

Viñeta: ENEKO

En el transcurso de mi vida he planteado cinco breves preguntas democráticas... [Preguntad a una persona poderosa] ¿Qué poder ha obtenido? ¿De dónde lo obtuvo? ¿En interés de quién lo ejerce? ¿Ante quién rinde cuentas? ¿Y cómo podemos desembarazarnos de usted?. Si no te puedes desembarazar de las personas que te gobiernan, no vives en un sistema democrático

Tony Benn

En la presente entrega, aún de corte introductorio, donde todavía no hemos entrado en profundidad al análisis de los diversos factores que intervienen en esta arquitectura de la desigualdad, donde sólo nos estamos remitiendo a proporcionar determinada información diagnóstica y orientativa, vamos a exponer la otra cara de la moneda de un artículo anterior, que nos retrataba la cara terrible, el lado oscuro de la desigualdad: paro, precariedad, pobreza, miseria, exilio, exclusión social, insatisfacción de derechos y necesidades básicas, etc. Pues bien, en este artículo vamos a retratar algo (parte) de la otra cara de la moneda: riqueza, opulencia, abundancia, poder, control, insultante despotismo sobre la otra cara de esa misma moneda. Por ejemplo, este reciente artículo de eldiario.es nos informa de que el número de multimillonarios en España ha aumentado en un 44% desde el año 2011. En efecto, parece ser que desde la llegada del PP al Gobierno, hay 156 nuevos contribuyentes que declaran tener un patrimonio valorado en más de 30 millones de euros. Las grandes fortunas suelen instalarse en Madrid, donde no pagan el impuesto de patrimonio y se ahorran 660 millones de euros anuales. Por su parte, también hemos conocido (con gran júbilo por parte de algunos periodistas del régimen) la inédita noticia de que, al menos durante unas horas, un español, concretamente Amancio Ortega (fundador del grupo textil Inditex), ha sido el hombre más rico del mundo. 

 

Así que, reflexionemos un poco sobre el tema: resulta que mientras nuestro país estaba inmerso en los peores años de la crisis económica, y mientras el Gobierno del PP se afanaba en bombardearnos con el mensaje de que "habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades", y de que lo que tocaba ahora era la más sangrante y despiadada "austeridad", para los ricos debía tocar la hora del desmadre, ya que la cifra de multimillonarios no ha dejado de crecer. Y así, entre los años 2011 y 2014, el número de contribuyentes que declararon a la Agencia Tributaria poseer un patrimonio superior a los 30 millones de euros (¿cuánto y durante cuánto tiempo tendría que "ahorrar" un trabajador o trabajadora para poseer esa fortuna?) aumentó en un escandaloso 44%, según datos oficiales publicados. Desde entonces, 156 nuevas personas se han incorporado al selecto club de los multimillonarios que tributan en España (otros muchos ni siquiera lo hacen, prefieren hacerlo en paraísos fiscales), alcanzando los 508 contribuyentes en 2014. Nos cuentan que la mejora de la bolsa y del mercado inmobiliario fundamentan en parte este crecimiento de las grandes fortunas, pero sobre todo, se debe a la toma en consideración de medidas concretas de políticas concretas, pensadas concretamente con ese fin, es decir, con el fin de aumentar la desigualdad, y hacer a los pobres más pobres, y a los ricos más ricos. No son, por tanto, una "consecuencia" de la crisis, sino el efecto de una serie de medidas que se toman, aprovechándose de la crisis.

 

Según un gráfico ofrecido por el mencionado medio, los datos han crecido vertiginosamente en lo que se refiere a estos "grandes contribuyentes": en 2011 se declararon en este grupo 352 personas, en 2012 443, en 2013 471, y en 2014 508, como ya hemos indicado. Los datos incluyen la riqueza patrimonial de todas las personas físicas obligadas a declarar, esto es, cuando su base imponible es superior a los 700.000 euros. Este incremento entre los que poseen un patrimonio superior a los 30 millones de euros señala el crecimiento de la desigualdad en España, tal y como apuntan también otros muchos estudios de diversas ONG's y movimientos sociales, que iremos refiriendo en su momento. Por ejemplo, los últimos datos publicados en la Encuesta Financiera de las Familias, en 2011, muestran cómo los estratos más pobres de la población perdieron más patrimonio que los más ricos. La riqueza neta media del 25% más pobre de la población perdió un 26% de su patrimonio entre 2005 y 2011. Pero por su parte, el 10% más rico lo aumentó en un 0,2%. El aumento del número de grandes patrimonios en España y el crecimiento entre las personas que más declaran por rendimientos del trabajo evolucionan de forma muy diferente. Entre 2011 y 2014, hay 800 nuevos contribuyentes (un 18,5% más) que declararon retribuciones dinerarias superiores a los 600.000 euros anuales en el IRPF. Más llamativo es ver cómo las declaraciones de IRPF más comunes (las que están en la franja entre 12.000 y 21.000 euros anuales) apenas han mejorado en número, ni tampoco el siguiente escalón. Estas cifras demuestran claramente el sentido de la desigualdad, derivado de la implantación de unas políticas fiscales y económicas muy concretas.

 

Y como señalábamos más arriba, los nombres concretos de los top multimillonarios es también muy significativo. Como nos cuenta el medio Publico.es, el fundador de Inditex, Amancio Ortega, volvió a superar durante unas horas al norteamericano Bill Gates (fundador y Presidente de Microsoft) como el hombre más rico del mundo, tras la última actualización de la lista elaborada por la revista Forbes. Los siguientes nombres extranjeros de la lista son Warren Buffet, Carlos Slim o Jeff Bezos, mientras que los siguientes nombres españoles son los de Rafael del Pino, o Juan Roig (dueño de la cadena de supermercados Mercadona). La fortuna de Ortega (estimada principalmente por el valor de su 60% en su grupo textil) llegó a alcanzar los 78.600 millones de dólares (casi 70.000 millones de euros). Ello fue debido a que en la última semana, las acciones de Inditex se revalorizaron un 3,2%, mientras las de Microsoft retrocedieron en un 0,7%. Según Forbes, la fortuna de Amancio Ortega llegó a aumentar en un sólo día en 1.200 millones de dólares (1.067 millones de euros), lo que equivale a un incremento del 1,5%, alcanzando la estratosférica e indecente cifra antes indicada. Las comparaciones que pueden hacerse rayan en lo estrambótico, en lo patético, en lo indigno de una sociedad que lo permite. Resulta, por ejemplo, que en un sólo día, Ortega ha llegado a ganar lo que ingresan en todo un año 158.000 trabajadores. Esto es así porque según los datos de la última Encuesta de Estructura Salarial, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, con datos referidos a 2013, la ganancia media anual por trabajador/a fue de 22.697 euros. Es decir, que el empresario gallego ha ganado en un día lo que ingresan todos esos trabajadores juntos. 

 

Pero da igual, en vez de poner el dedo en esta llaga, nuestros serviles y vasallos periodistas de los medios de comunicación dominantes lo que harán es poner el foco sobre la gran capacidad de nuestros empresarios a nivel mundial, lo cual, según dicen ellos, es una buena noticia para nuestro país, y mejora la "Marca España". Absolutamente demencial. La desigualdad social es una realidad aberrante, caótica e indecente, pero a nuestras Instituciones, gobernantes y medios de comunicación adscritos al poder lo que les interesa es resaltar que el hombre más rico del mundo sea un empresario español. Si ese empresario español vive en una ciudad donde los niños tienen que ir a los comedores escolares (porque sus padres no se pueden permitir darles al menos una comida caliente diaria), o una gran parte de hogares sufre pobreza energética (porque no puede pagar las facturas de la electricidad, ni mantener su hogar en una temperatura aceptable), o el desempleo campa a sus anchas obligando a los más jóvenes a emigrar a otros países, y a los no tan jóvenes a vivir de la pensión de sus abuelos y abuelas, o si las empresas lanzan violentos y masivos ERE sin causa justificada, o si los desahucios están a la orden del día, porque los bancos arrebatan sus hogares a la gente cuando no pueden pagar la hipoteca por falta de ingresos, o si cientos de miles de personas dependientes no reciben sus ayudas, o si las prestaciones por desempleo se vuelven cada vez más inaccesibles, o si los estudiantes se quedan sin poder matricularse en la Universidad por falta de medios económicos, por poner sólo unos cuantos ejemplos de nuestra detestable realidad social, ello no parece dañar la "Marca España" tanto como la mejora el hecho de que tengamos al personaje más rico del mundo. Juzguen los lectores. Continuaremos en siguientes entregas.

Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
21 septiembre 2016 3 21 /09 /septiembre /2016 23:00
Escuela Pública y Religión: Incompatibles (V)

En la última entrega de esta serie (y siguiendo el magnífico artículo de Ana Sigüenza, que continuamos en esta entregaya adelantamos que el profesorado para la impartición de esa "asignatura" era elegido por las autoridades religiosas competentes, mediante tres grandes y significativas diferencias con respecto al resto del profesorado, a cual de ellas más arbitraria, y donde las recomendaciones eran práctica habitual. Vamos a examinarlas a continuación, comenzando por la primera de ellas.

 

1.- TODO EL PROFESORADO NO SE TRATA POR IGUAL

 

Por una parte, los profesores y profesoras de religión gozan de privilegios respecto a otros profesores/as, como los interinos, en la mayoría de Comunidades Autónomas. Por ejemplo, cobran durante los meses de verano, mientras que los profesores/as interinos son despedidos en junio y contratados en septiembre-octubre. La Administración se ahorra su sueldo, enviándolos al desempleo (en realidad, simplemente los traslada de una Administración a otra, perdiendo derechos y garantías laborales). Los interinos son llamados a su plaza temporal por orden de prelación establecida típicamente en una Bolsa de Trabajo, en función del orden en que quedaron en su oposición correspondiente. Su inestabilidad es patente. Nunca tienen claro si trabajarán, dónde, durante cuánto tiempo, en qué jornada..., situación totalmente diferente a la de los profesores/as de religión. Y así generan una antigüedad y unos derechos con los que expulsan a los profesores/as interinos de otras especialidades en los procesos selectivos. Hoy día, igualmente, los profesores de religión suelen ser miembros del Claustro, pueden votar en él, tienen departamento propio, y próximamente podrán ser Directores de Centro (lo cual les conferirá, según la LOMCE, mucho poder). De hecho, su posición y relevancia en la escuela pública desde la década de los 80 hasta la actualidad se ha reforzado notablemente. 

 

Es bastante habitual, por otra parte, que se les permita formar grupo con muy pocos alumnos (incluso hasta con un único alumno demandante de esta "asignatura"), mientras que se aumentan los ratios (número de estudiantes por aula) de forma generalizada, y se impide a otras materias hacer desdobles (hasta con 42 alumnos) u ofertar asignaturas optativas de interés para el alumnado con esa misma cifra. Los profesores/as de religión no tienen que coordinarse curricularmente con el resto de compañeros/as del centro, incluso pueden permitirse propagar ideas sexistas, homófobas o anticonstitucionales (justificado en su adoctrinamiento religioso), a veces inmediatamente después de que otro profesor/a haya intentado contribuir a que sus alumnos/as logren objetivos, conocimientos o capacidades de carácter científico o social, o hayan intentado inculcar en ellos valores de igualdad, de respeto, de civismo, de tolerancia y de derechos humanos. De ahí  que para la LOMCE, adorada por nuestros Obispos, la existencia de la asignatura de Educación para la Ciudadanía haya representado un conflicto, pues impartía valores y principios que muchas veces no casan bien con la doctrina social de la Iglesia. Solución: se ha suprimido Educación para la Ciudadanía (que impartía valores democráticos, constitucionales, de derechos humanos, de tolerancia, de respeto, de civismo, etc.), y se ha vuelto a implantar religión como asignatura que cuenta para la nota media final del alumnado. 

 

Hay lugares donde a los profesores/as de religión se les permite completar horarios con otras materias curriculares, cuando a la inversa no se permite. Por ejemplo, se les permite completar horarios dando clases de Ciencias Sociales (sin haber demostrado su capacidad para impartir esta materia en una oposición), mientras que al compañero titular de Ciencias Sociales no se le permite impartir religión. Aún peor: se le permite completar horario con la asignatura alternativa a la religión del alumnado que ha rechazado la religión, lo cual supone más bien una burla. De hecho, la asignatura alternativa ha sido siempre menospreciada, y ofrecida sólo como una salida administrativa. Por su parte, los sindicatos de la enseñanza tampoco están teniendo un comportamiento a la altura de las circunstancias. Hipócritamente, casi todos los sindicatos defienden los intereses del profesorado de religión (salvo CNT). O sea, que mientras firman manifiestos y declaraciones laicistas, y mientras negocian condiciones laborales diferenciales, están apoyando en sus centros a estos pseudodocentes del adoctrinamiento religioso. Por su parte, la Administración educativa beneficia a los profesores/as de religión en detrimento de los trabajadores y trabajadoras del sector educativo. Las plantillas de los centros se negocian entre las Direcciones de los mismos y las Consejerías correspondientes, excepto las plazas de profesorado de religión. Y así, los docentes de religión se aprovechan del acceso al mundo educativo por una puerta trasera, dorando la píldora a ciertos estamentos, pero luego, cuando les va mal, recurren a las instancias civiles para reclamar sus derechos. Por ejemplo, el Obispado despide a cierto docente de religión, pero a la que le toca indemnizar es a la Administración, es decir, al conjunto de la ciudadanía.

 

Estos "profesores" de religión van a la escuela a catequizar y a adoctrinar, mientras sus honorarios los pagamos entre todos, seamos o no católicos. Y con relación a su alumnado, mantienen un alto grado de clientelismo: inflan notas, realizan excursiones, ejercen un mal disimulado proselitismo, todo lo cual es imposible para un profesor/a de cualquier otra especialidad. Por lo general, atienden a un alumnado más homogéneo, teniendo un trabajo mucho más sencillo. Nadie les critica en los famosos Informes PISA por el bajo nivel, como ocurre en otras materias. Porque mientras que de cara a la oficialidad del currículum y de las ventajas de su profesorado la religión es una asignatura con todas las de la ley, de cara a los informes estadísticos, y a la valoración social de sus conocimientos, incluso de cara a la posterior dedicación profesional, la religión es sólo un aditivo, un complemento que nuestros gobernantes, fieles y cobardes vasallos de la Conferencia Episcopal, y presos de los Acuerdos con la Santa Sede (que los Obispos se encargan de vigilar estrechamente para garantizar y exigir su cumplimiento), se empeñan en que nuestros alumnos estudien. Tampoco se nota el fracaso escolar y su repercusión en lo académico o profesional de su vida posterior. Nadie les hace responsables del mismo. Son como unos profesores de cascarilla, pero que gozan de todas las ventajas (incluso más) que los docentes de la vía oficial. Continuaremos en siguientes entregas.

 

Published by Rafael Silva - en Educación
Comenta este artículo
20 septiembre 2016 2 20 /09 /septiembre /2016 23:00
La transmisión del pensamiento dominante (45)

Hay que considerar cómo ha crecido el poder de ese gobierno invisible [se refiere a los medios de comunicación]. En 1983, 50 corporaciones poseían los principales medios globales, la mayoría de ellas estadounidenses. En 2002 había disminuido a sólo 9 corporaciones. Actualmente son probablemente unas 5. Rupert Murdoch (de la megacadena Fox) ha predicho que habrá sólo tres gigantes mediáticos globales, y su compañía será uno de ellos

John Pilger

Bien, otro manido concepto que el pensamiento dominante nos disfraza, y del cual hemos hablado en varias ocasiones, es el relativo a la supuesta "libertad de prensa", muy ligada a la "libertad de expresión", que más o menos tiene que ver con el mínimo intervencionismo sobre las "libres" declaraciones de ciudadanos/as y periodistas de cualquier medio de comunicación, público o privado. Bien, esto estaría muy bien partiendo de la base de que efectivamente disfrutáramos de un sistema democrático pleno...pero la realidad es muy distinta. Hasta ahora hemos abordado el tema en tanto en cuanto representa un arma fabulosa de los poderes dominantes para difundir su pensamiento, y ahora, además de realizar una más profunda exposición sobre todo ello, intentaremos ofrecer una solución al problema, es decir, una propuesta de hacia dónde deberíamos caminar en este sentido. Podríamos comenzar por cuestionarnos (venimos diciendo que la mejor técnica para enfrentarse al pensamiento dominante es hacernos buenas preguntas) cosas como las siguientes: ¿Se nos cuentan en los medios todas las cosas relevantes que están ocurriendo en nuestro mundo? ¿Qué cosas son las que se nos cuentan? ¿Cuáles son las que se nos ocultan? ¿Quién decide lo que se nos cuenta y lo que se nos oculta? ¿Por qué toman estas decisiones? Como siempre, dejamos las subsecuentes reflexiones a los lectores. 

 

En primer lugar, vamos a basarnos en el magnífico trabajo documental titulado "Una mosca en una botella de Coca-Cola", publicado en Internet, que nos relata a la perfección la situación y el alcance de los medios de comunicación, no sólo en nuestro país, sino en la escena internacional, para que podamos sacar las justas conclusiones. El vídeo comienza con esta sugerente idea: "Alguien dijo que en los Estados Unidos se puede escribir contra el Presidente demócrata o contra el Presidente republicano, pero nunca se podrá publicar la noticia de que se haya descubierto una mosca en una botella de Coca-Cola". No tenemos más que echar un vistazo general, para comprobar cómo los grandes magnates de los medios de comunicación ejercen una impresionante influencia en las opiniones de la gente. Nosotros tenemos aquí, en una cadena nacional española (La Sexta), un programa semanal nocturno sobre debate político (La Sexta Noche), donde acuden sistemáticamente dos de los directores de periódicos de mayor tirada nacional. El resto de tertulianos suele variar, pero ellos dos siempre están presentes. Ello hace que sus opiniones y sus análisis lleguen a millones de personas, contribuyendo a la difusión del pensamiento dominante. Y a pesar de que nuestra Constitución (esa con la que tanto se llenan la boca los partidos políticos conservadores) reconoce como un derecho fundamental la información veraz y el acceso a los medios de comunicación social, basta hacer un ejercicio simple de zapping para darse cuenta de hasta qué punto ese derecho no está garantizado. La mayoría de medios de comunicación en nuestro país (y en el resto) son propiedad de dos o tres grandes imperios mediáticos, y por tanto, los medios, sus fines, sus editores y su línea editorial no están al servicio de la ciudadanía, sino de los intereses privados de sus dueños. 

 

¿Quién controla los medios de comunicación? En España, gracias a un estudio del fantástico periodista Pascual Serrano, y que sólo se atrevió a publicar la Editorial Traficantes de Sueños, sabemos que gran parte de los medios de comunicación, los que nos proporcionan la información que escuchamos, vemos y leemos, pertenecen al BBVA, Repsol, Grupo Planeta, Banco Santander, Telefónica, La Caixa, incluso a Silvio Berlusconi. En 2008, Seguros OCASO y la compañía cervecera Heineken retiraron su publicidad de La Sexta por el tratamiento que ésta tenía hacia la Iglesia Católica. Son por tanto grandes corporaciones y agencias de publicidad las que controlan lo que oímos, lo que vemos, las noticias que nos cuentan, cómo nos las cuentan, y qué opinión tenemos que tener sobre ellas. Es tal el complejo entramado que define la propiedad sobre los grandes medios de comunicación, que sería enormemente extenso el relatarlo aquí, pero la idea está expuesta. Grupo PRISA, Grupo VOCENTO, Grupo ZETA, Grupo PLANETA y otros muchos grupos, son en realidad un conglomerado de empresas, corporaciones y grandes capitalistas, con el concurso de terceros agentes, como la Iglesia Católica, algunas grandes fortunas y grandes banqueros y otros empresarios, que son los que al final deciden lo que nuestras televisiones, radios, periódicos y sitios en Internet nos cuentan. Y en la escena internacional, el panorama no es muy distinto. Obsérvese el trato uniforme que se le dan a las noticias internacionales, todas colocadas sobre el mismo foco, bajo el mismo ángulo de opinión, bajo los mismos criterios de análisis. 

 

El poder que dicta desde arriba el tratamiento que ha de hacerse a la información en estos medios dominantes es absolutamente dictatorial. Existen claras consignas sobre cómo ha de tratarse la información que se le da a un asunto concreto, a un país concreto, a una empresa concreta, a un gobierno concreto. Y ello porque estos grandes grupos corporativos no poseen medios de comunicación porque estén interesados en la información auténtica, plural y veraz, sino porque utilizan estos medios como atalaya para perpetuar e incrementar su poder. Ante tamaño despropósito, es evidente que se necesita regular el espacio mediático, mediante leyes que garanticen la pluralidad, que eviten la concentración, y que eviten la entrada masiva de capitales extranjeros, pues como estamos viendo, los intereses que hoy día gobiernan los medios son absolutamente ajenos a los del conjunto de la población. Lo democrático se expresa mediante una soberanía popular, que dicte leyes (a través de sus Parlamentos), que eviten que el derecho a la información se convierta en otra mercancía más, y que impida todo tipo de adulteración, sesgo, manipulación o adoctrinamiento sobre la información. Mientras no lo hagamos, los medios de comunicación seguirán siendo el principal teatro de operaciones donde se libran las batallas, las principales armas en manos del poder dominante, y ese es el motivo de la ira que demuestran los propietarios de dichos medios en cuanto se plantean los mecanismos de regulación. La lucha de clases prosigue su curso, pero los escenarios de esa lucha se han trasladado, ya no son tanto las fábricas y los grandes centros de producción, son los medios de comunicación, con su basura mediática y su poder de crear opinión y de satanizar cualquier intento de disidencia. 

 

Los grandes imperios comunicativos se han constituido en increíbles monstruos, en una especie de gobierno invisible, en un poder en la sombra, un poder incontrolable que no rinde cuentas ante nadie (sólo ante sus grandes inversores y accionistas), y que actúa con total impunidad. Una estructura de este tipo es algo absolutamente incompatible con la democracia. La concentración mediática es hoy día de tal magnitud que conforma un auténtico ejército de "periodistas" a sueldo de dichos medios, de "analistas" alineados con la opinión de los grupos de poder, y de "redactores" que velan porque la línea editorial no varíe ni un ápice, y cualquier mínima desviación sea castigada. Y así, O Globo en Brasil, Televisa en México, Clarín en Argentina, o Atresmedia y Mediaset en España son claros exponentes de ese enorme poder oligopólico que controla los medios en sus respectivos países, y que constituyen una mortal amenaza a la democracia. En palabras de Atilio Borón: "Porque, ¿qué duda cabe? No puede haber estado democrático, o una democracia genuina, si el espacio público del cual los medios son su "sistema nervioso" tiene una estructura profundamente antidemocrática, en cuyo vértice se encuentra un puñado de enormes corporaciones que dominan a su antojo la escena mediática (...). La amenaza a la democracia es enorme porque con la concentración de los medios y la instauración de una aplastante hegemonía se consolida en la esfera pública un poder oligárquico que, articulado con los grandes intereses empresariales, puede manipular sin contrapesos la conciencia de los televidentes y del público en general, instalar agendas políticas y candidaturas e inducir comportamientos políticos, todo lo cual desnaturaliza profundamente el proceso democrático". Continuaremos en siguientes entregas.

Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
19 septiembre 2016 1 19 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: http://www.ecoportal.net

Viñeta: http://www.ecoportal.net

Nuestra ignorancia sobre temas ambientales es tal, sobre todo aplicada a nuestros necios gobernantes, que de vez en cuando es muy necesario publicar información que aclare los auténticos peligros de ciertas prácticas, para así poder tomar las oportunas decisiones con mayor conocimiento de causa. Es el caso del fracking, y por ello nos vamos a hacer eco en el presente artículo de un reciente contenido publicado en Ecoportal.net, en relación a los múltiples y gravísimos efectos secundarios que esta peligrosa técnica provoca. Básicamente, el fracking o fracturación hidráulica es una técnica para posibilitar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. Los lectores pueden encontrar amplia información general de esta técnica en Wikipedia, así como en esta página del partido EQUO, entre otras muchas fuentes. El caso es que además de la confirmación de varios científicos de todo el mundo, de que el proceso de fractura hidráulica provoca terremotos, no acaban aquí sus inconvenientes, pues existe una lista de peligrosos efectos secundarios de toda índole, que se acrecienta día a día de manera preocupante. En el Parlamento español, tanto sólo la coalición UNIDOS PODEMOS se ha manifestado con claridad y en reiteradas ocasiones en contra del fracking, a diferencia del resto de opciones políticas (incluido el ambiguo PSOE), que han apostado a su favor o no lo han rechazado explícitamente. 

 

Es innegable que el proceso genera puestos de trabajo, gas natural, petróleo e ingentes ganancias, por lo cual es defendido por las empresas y apoyados por muchos gobiernos, pero los peligros ambientales, de salud y de seguridad siguen aumentando. Este es un resumen de los diversos “efectos colaterales” que podría tener la perforación de un agujero en la superficie de la tierra, en el que se inyectan productos químicos tóxicos a una alta presión y luego se bombea el agua residual a gran profundidad.

 

1.- Contaminación del agua

 

Durante el proceso de fractura hidráulica, una importante cantidad de gas metano y otros productos químicos tóxicos se filtran desde el pozo y contaminan las inmediaciones de las aguas subterráneas, que suelen ser la fuente hídrica para el consumo de las comunidades locales. Un solo pozo puede producir casi cuatro millones de litros de aguas residuales, que contiene elementos radiactivos como el radio y varios hidrocarburos cancerígenos, como el benceno; las concentraciones de metano son 17 veces mayores en las napas subterráneas cercanas a los sitios de fractura, que en los pozos normales. Sólo entre un 30 y un 50% del fluido de fracturación se recupera; el resto se deja en el suelo y no es biodegradable.

 

2.- Graves secuelas en la salud

El fluido residual dejado por el proceso de fractura hidráulica se deposita en fosas a cielo abierto para que se evapore, lo que libera peligrosos compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera, contaminando el aire, generando lluvia ácida y aumentando los índices de ozono a nivel del suelo. La exposición a partículas de sulfuro de hidrógeno e hidrocarburos volátiles puede provocar problemas de salud, como asma, dolores de cabeza, presión arterial alta, anemia, ataques al corazón y cáncer y puede tener un efecto perjudicial sobre los sistemas inmunológico y reproductivo, así como en el desarrollo embrionario.

 

3.- Un gas asesino

Un estudio reciente de la Universidad Johns Hopkins, encontró que los hogares ubicados en zonas suburbanas y rurales cercanos a los sitios de fractura hidráulica, en general tienen una concentración de radón un 39 % más alta, que aquellos ubicados en áreas urbanas sin fracking. El radón (la segunda causa mundial de cáncer de pulmón después del tabaquismo) es un gas radiactivo natural, inodoro, insípido, invisible y soluble, por lo que algunos restos disueltos pueden aparecer en los pozos de agua y en las napas subterráneas y otros dispersarse por el aire.

 

4.- Escasez de aguas

Casi el 90 % del agua utilizada en fracking nunca regresa a la superficie. Dado que el agua se retira definitivamente de su ciclo natural, esta es una mala noticia para los afectados por la sequía o la escasez. La reorientación de los suministros de agua para la industria de la fractura hidráulica, no sólo hace que los precios del agua se encarezcan, sino que también reduce la disponibilidad de la misma para otros usos, como el riego de cultivos.

 

5.- Partículas mortales

Además de agua y productos químicos tóxicos, el fracking requiere el uso de arena fina o frac, que ha impulsado el auge de la extracción y molienda de la misma, en muchos puntos del planeta. Estas pequeñas partículas de sílice pueden dificultar la respiración y causar irritación respiratoria, tos, obstrucción de las vías y una mala función pulmonar, pero la exposición crónica o a largo plazo puede provocar inflamación pulmonar, bronquitis, enfisemas y una enfermedad grave conocida como silicosis, una forma de fibrosis pulmonar.

 

6.- Terremotos

Se ha confirmado que el proceso de fractura hidráulica provoca terremotos. En concreto, durante los últimos siete años, ciertas regiones geológicamente estables han experimentado movimientos en las fallas que no se habían movido en millones de años, a causa del fracking. Además, es difícil o imposible predecir dónde ocurrirán los sismos ocasionados por esta práctica. Está fehacientemente comprobado que el aumento de dicha actividad coincide con la inyección de aguas residuales en pozos diseñados y aprobados para este fin. Tras años de incertidumbres, muchos gobiernos han acabado por darle la razón a los científicos, el de Francia fue uno de los primeros.

 

7.- ¿Más "efecto invernadero"?

El gas natural es principalmente metano, un gas de efecto invernadero tan potente, que atrapa 85 veces más calor que el CO2. Debido a las fugas de metano durante el proceso de fractura hidráulica, el fracking puede ser peor que la quema de carbón. Está comprobado que incluso pequeños escapes en el sistema de producción y distribución del gas natural puede tener un gran impacto a nivel climático, el suficiente como para echar por tierra todo el beneficio de la conmutación de la producción de energía térmica por carbón a gas.

 

8.- ¿Quid pro quo?

Por último y no menos importante, detrás del fracking hay muchísimo dinero en juego. Hablamos de cantidades astronómicas que son las que acaban por “convencer” a los gobiernos, que acepten que sus territorios sean hollados de esta manera, aun a sabiendas de las perniciosas consecuencias que este método puede acarrear. A cambio de unos cuantos puestos de trabajo reales, pero no siempre estables, de tener una fuente de gas natural “en casa” y de apoyos económicos subrepticios, en muchos lugares del mundo, en este instante se está practicando fracking, sin ninguna consideración por la salud de los pobladores cercanos, las terribles consecuencias climáticas y los daños irreparables al Medio Ambiente.

Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
18 septiembre 2016 7 18 /09 /septiembre /2016 23:00
Por la senda del Pacifismo (XVI)

Si en la actualidad los pueblos dispusieran de más justicia, más empleo y más respeto se podrían garantizar la paz y la seguridad, pero eso supondría que los que dominan deberían renunciar a parte de sus privilegios

Aminata Traoré

Y es que, en efecto, son los determinados valores y principios por los que se rige una sociedad, aquéllos que pueden determinar su fiel e inquebrantable adscripción al pacifismo, o por el contrario, su determinación a rechazarlo, y a permitir incursiones en las guerras y los conflictos armados. En nuestro contexto europeo, es múltiple la normativa que desde mediados del siglo XVIII nos aboca y nos define como pueblos pacíficos, pero sin embargo, este conjunto de leyes, convenios, normas, reglas, tratados y principios no son respetados en absoluto. Sólo están en el papel, no en la mente de nuestros gobernantes. Y lógicamente, el pensamiento dominante también ha acabado por hacer mella en las mentes de la inmensa mayoría social, que también, en cierto modo, "legitima" la participación de su país en diversas incursiones armadas, o bien en proporcionar apoyo a terceros países para que ellos intervengan. Tomemos, por ejemplo, nuestros "valores europeos", tan aclamados cuando somos, tristemente, blanco de algún atentado terrorista. Estos valores son un recurso retórico muy socorrido, presente en el discurso de muchos de nuestros dirigentes, pero muy difíciles de concretar. ¿Libertad, Igualdad, Fraternidad? Sí, muy bonitas palabras, pero un repaso a la reciente historia de nuestro Viejo Continente indica hasta qué punto se ha defendido la libertad, en qué medida se ha promovido la desigualdad, y cómo la competitividad y el egoísmo han ido comiendo terreno a la fraternidad. 

 

No seamos, por tanto, hipócritas. ¿Cómo se pueden defender los valores de un conjunto de países, en este caso los europeos (podríamos también extrapolarlos a otros muchos), que dejan morir en sus costas a miles de refugiados diariamente, muchos de ellos niños? ¿Cómo se pueden enarbolar los valores europeos en países donde se disparan los índices de desigualdad, de precariedad laboral, de pobreza, de miseria, de desempleo, mientras los más ricos y poderosos aumentan sus escandalosos niveles de vida? ¿Cómo podemos defender los intolerantes valores que conducen, por ejemplo, a que la policía humille a una mujer en la playa, obligándole a despojarse de un cierto traje de baño? ¿Son éstos los valores que hay que defender, y de los cuales nos tenemos que sentir orgullosos? De ahí que haya que tener en cuenta y poner en valor un hecho que pocas veces se reconoce, como es que los ejecutores de muchos atentados que tanto han preocupado a los europeos...¡eran europeos! Eran habitantes de nuestras ciudades, criados en nuestros ambientes, con nuestros conciudadanos, eran hijos de nuestra cultura, integrantes de nuestras instituciones, participantes de nuestros "valores" los que han llegado a perpetrar tan abominables hechos...¿cómo lo explicamos entonces? Porque según la teoría de la bondad de nuestros supuestos valores, esas cosas jamás hubieran ocurrido...Esto desmonta por tanto la teoría de nuestros estupendos "valores", y niega absolutamente la absurda posibilidad del supuesto "choque de civilizaciones". 

 

Los conflictos armados obedecen, hoy día, más que a este absurdo "choque de civilizaciones", al enfrentamiento entre territorios en los que se plantean cuestiones de índole geopolítica, donde confluyen los intereses de diversos gobernantes (y digo gobernantes, y no países, obsérvese la diferencia). Porque al decir países, pudiera parecer que en efecto los intereses son del país en cuestión, como entidad territorial abstracta, lo cual dista mucho de la realidad. En vez de eso, son nuestros necios y vasallos gobernantes los que definen equivocadamente los intereses en juego, mirando normalmente no a los verdaderos intereses de su población, sino a los intereses de las clases dominantes no sólo de su país, sino del planeta. Por ejemplo, ¿defiende Barack Obama el TTIP (Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea) porque les interesa a los ciudadanos de su país, o porque les interesa a los dueños de las grandes empresas transnacionales norteamericanas? Dejo la reflexión y la respuesta a los lectores. Y por su parte, el Islam tampoco es un todo homogéneo ni desde el punto de vista religioso ni siquiera sociológico, por lo cual ya hemos dejado claro en anteriores artículos que no es "el mundo musulmán" quien nos ataca en los atentados puntuales que se suceden en suelo europeo, sino ciertas comunidades o grupos terroristas concretos. El Islam no está, por tanto, ni contra Occidente en general, ni contra Europa en particular, pero el yihadismo sí es una realidad cuyo peligro se confunde con los verdaderos intereses religiosos, sociológicos y geopolíticos que se ponen en juego. 

 

Recogemos los siguientes puntos sobre los musulmanes que se encuentran en nuestro suelo, para que queden definitivamente claros, siguiendo el estudio de José María Tortosa ya referido en artículos anteriores:

 

1.- No son "invasores", sino inmigrantes y refugiados. El problema, por tanto, hay que buscarlo no en lo que creen, sino en qué condiciones políticas y económicas viven. Por otra parte, parece que la islamofobia sólo afecta a los musulmanes pobres, los ricos son "jeques", no "moros".

 

2.- Tampoco nos "invaden". El primer país en recibir a estos inmigrantes y refugiados es Turquía, un país de mayoría musulmana, con el cual la Unión Europea firmó hace pocas fechas un despreciable e indecente acuerdo para que este país impidiera la llegada de refugiados a nuestras costas, a cambio de dinero. 

 

3.- Antes de proclamar que "nos están invadiendo", que "serán mayoría en unos pocos años", o que "se perderán nuestra identidad y nuestros valores europeos", debiéramos esforzarnos un poco más en cultivar de verdad los valores recogidos en algunos tratados europeos y mundiales, en proporcionarles buena acogida entre nosotros, y en erradicar los conflictos que permiten que sigan llegando refugiados a nuestras costas. 

 

4.- Nos iría bastante mejor como continente, como pueblos y como personas si cultiváramos los valores y principios de la democracia, de la tolerancia, de la igualdad, del respeto a los Derechos Humanos, de la dignidad, del honor, de la honradez y de la honestidad, pero claro, resulta que todo eso está reñido con los "valores europeos" que en verdad se cultivan en nuestras sociedades. 

 

5.- No son ciertas, por otra parte, las afirmaciones que dicen que los musulmanes se están convirtiendo en mayoritarios a escala mundial, o que tengan tasas de natalidad superiores a las de los cristianos. Se confunden o asocian erróneamente muchas veces la demografía de las diferentes religiones con la demografía de los diferentes países o continentes, sacando por consiguiente erróneas conclusiones. No son las religiones, sino las determinadas circunstancias socio-económicas las que determinan las tasas de natalidad y de mortalidad, y por ende las condiciones de vida de la gente. Continuaremos en siguientes entregas.

Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
15 septiembre 2016 4 15 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: ENEKO

Viñeta: ENEKO

El retorno de las desigualdades no es sólo un efecto mecánico de las mutaciones del capitalismo, sino que también responde al hecho de que los individuos ya no eligen la igualdad social. [...] La reducción de las desigualdades descansa sobre los lazos y los sentimientos de solidaridad, que hoy están en declive, y en cierta manera no queremos más ‘pagar por los otros’

François Dubet

En el artículo anterior hemos bosquejado un breve pero ilustrativo retrato de la situación de la pobreza en nuestro país, tomando como referencia datos, estudios e indicadores oficiales, lo cual nos ha dado un buen punto de partida para asimilar nuestra realidad social, justo cuando en el otro extremo hay sujetos, personas y corporaciones, que manejan sin despeinarse miles de millones de euros, y que son responsables (porque tienen el poder para ello) de la vida de otros millones de personas y entidades. Sobre los ricos y su poder nos detendremos ampliamente más adelante en esta misma serie, pero de momento, queremos detenernos en intentar explicar qué tipo de sociedad, sobre qué bases y mimbres, se da esta tremenda radiografía social desigualitaria. Y ello nos lleva, como no podía ser de otra forma, al estudio de la esencia capitalista de nuestro modelo de sociedad. Seguiremos para ello algunos pasajes (la bibliografía en torno a este asunto es ingente) de este fantástico artículo de Rodolfo Crespo, sobre todo en sus puntos iniciales. Pues bien, desde los años 70 del siglo XX el sistema-mundo capitalista entró en un estadío de crisis estructural. Pero...¿qué significa esto exactamente? Es decir, ¿qué es lo que distingue una crisis estructural de aquéllos otros fenómenos que se producen también de manera cíclica y recurrente, de forma sistemática y con cierta periodicidad en la vida de cualquier sistema? 

 

Pues lo que diferencia una crisis estructural de aquéllas otras que no lo son es el hecho de que los mecanismos que normalmente tienen los sistemas para corregir las desviaciones que normalmente en su accionar los alejan del equilibrio, ya no surten efecto. Es decir, cuando el sistema llega a un punto en que las fluctuaciones, desequilibrios y descontroles del mismo son tan suficientemente amplias e impredecibles que ninguna acción, por fuerte, poderosa y correctiva que sea, es capaz de asegurar la renovada viabilidad del mismo, es cuando decimos que estamos ante una crisis estructural. Esto es, una crisis per se del propio sistema, una crisis consustancial e irrecuperable. El sistema se tambalea y se bifurca, esto es, se ve a sí mismo ante dos o más rutas alternas hacia una nueva estructura, bajo un equilibrio nuevo. Pero cuál de dichas rutas seguirá el sistema, es decir, qué tipo de nuevo sistema se establecerá, es algo imposible de determinar por adelantado, por cuanto es una función de una extrema complejidad y con una infinidad de elecciones particulares que no están delimitadas sistemáticamente. Bien, pues esto es justamente lo que sucede hoy día con el capitalismo, lo reconocen hasta sus intelectuales más fieles, y negarlo sería un ejercio de completa ignorancia. Estamos ante la esencia misma del capitalismo, ya predicha por Marx y sus colaboradores en multitud de obras, y como decimos, fuente y caudal del inmenso mundo de las desigualdades. 

 

Como sabemos, y ya hemos explicado en otros artículos de este Blog, el capitalismo, como modo concreto de producción, es un sistema que da prioridad a la incesante acumulación de capital. En concreto, sólo aquéllos sujetos económicos que privilegien la inversión constante e ilimitada de capital se verán recompensados, mientras que los que no lo hagan serán castigados, y de continuar perseverando en esa dirección, terminarán en la ruina. Pero es que a esa orientación extensiva del capitalismo que hace del crecimiento constante, ininterrumpido y sin fin de capital un imperativo categórico, en el que crecer y crecer es la única manera de no perecer, se suma el hecho de que el capitalismo resuelve muchas de sus contradicciones trasladándolas fuera de su propio marco, es decir, creciendo en el espacio. Alguien dijo alguna vez que "el capitalismo no arregla sus problemas, simplemente los traslada a otro lugar", muy acertadamente. Y así, en cuanto desciende el ratio de ganancias, el capitalismo arranca un trozo de la zona no capitalista y lo convierte en la periferia capitalista, fuente de mano de obra barata y nuevo mercado para su expansión. De ahí los históricos episodios de colonialismo, ya que la expansión colonial nunca ha transcurrido progresivamente, sino a saltos. Por tanto, para funcionar de forma segura el capitalismo necesita zonas no capitalistas, que se van convirtiendo sucesivamente en su periferia, y sin las cuales, tampoco puede existir. 

 

Pero a base de explotar sin fin esta peligrosa dinámica, el capitalismo contemporáneo ya ha ocupado todos los lugares del planeta Tierra, sometiéndolo a un intenso proceso de mercantilización, acabando con los espacios necesarios para ulteriores expansiones, que por imperativo sistémico, está obligado a seguir incorporando como única alternativa para asegurar su perpetuidad. Podríamos poner muchos ejemplos de ello, tal como aplicado al urbanismo, el hecho de que ya no exista prácticamente ninguna zona libre de nuestras costas sin construir. Ello provoca con el tiempo que se agoten los recursos naturales, las áreas aún no mercantilizadas, aunque susceptibles de ello, y las bolsas de población rural dispuestas a aceptar una oferta económica inferior para la fabricación de productos de forma deslocalizada, provenientes de zonas salariales de mayor poder adquisitivo. Ejemplos de ello también podemos poner de forma múltiple. Ese proceso de ocupación total del planeta, concluido a finales del siglo XIX, mostró ya sus primeros signos de saturación durante la primera mitad del siglo XX, pero ocurrió la Segunda Guerra Mundial, y ello supuso una especie de "salvación" del capital, destruyendo primero para reconstruir después, abriendo entonces la etapa expansiva más grande que ha conocido el sistema-mundo capitalista hasta nuestros días, pero ésta también acabó por extinguirse hacia finales de los años 60, y comienzos de los 70 del siglo pasado.

 

Entonces, acudieron al rescate del capitalismo varios factores: la reincorporación de las grandes potencias asiáticas (Rusia y China, fundamentalmente), una orgía de expansión financiera y monetaria sin precedentes (la llamada financiarización de la economía, que aboca a estallidos financieros continuados), y la reciente constitución de los BRICS o países emergentes (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), como último gran nicho de acumulación y esperanza de salvación del capital. Estos nuevos espacios, mercados y mecanismos capitalistas vienen al reemplazo de los viejos espacios agonizantes, dando un poco más de alivio, de oxígeno y de fuelle a un sistema ya de por sí agotado, a un sistema que se queda sin la fuerza motriz que lo ha expandido, sus motores propulsores se detienen, sus engranajes se quedan sin aceite, y sus piezas sin la debida resistencia necesaria para poder continuar en la escalada capitalista sin fin. Ello ocurre porque se agota el espacio de expansión limítrofe del capitalismo, se acaban sus zonas periféricas (sólo disponemos de un único planeta), se agotan sus principales recursos naturales (agua y petróleo, fundamentalmente), quedando finiquitadas todas sus fuentes de producción, todos sus espacios geográficos habilitados, y todas sus posibilidades de mercantilización. Frente al discurso de nuestros necios e ignorantes políticos, hay que concluir que cuanto más se crece más difícil es seguir creciendo (nos estamos refiriendo al crecimiento económico bajo la filosofía capitalista), y así llegamos a la conclusión final de que un capitalismo sin crecimiento es un oxímoron, es decir, una contradicción en sí misma, pues dejaría de ser capitalismo. Pues bien, toda esta agonía del capitalismo es el basamento fundamental, proporciona la amplia arquitectura para las tremendas y aberrantes desigualdades de nuestra época. Continuaremos en siguientes entregas.

 

Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 23:00
Escuela Pública y Religión: Incompatibles (IV)

No deja de ser un absurdo asimétrico el intentar racionalizar algo que no desea serlo. Oponer un argumentario racional a aquello que es sólo cuestión de fe, carece de sentido, más, si cabe, en el debate de la religión como asignatura, sí/no

Ana Sigüenza

Bien, discutidos ya en los artículos precedentes los asuntos relativos a los enfoques sobre escuela pública frente a escuela privada y escuela concertada, fundamentales para entrever los diferentes objetivos y características de cada una de ellas, vamos a centrarnos en el tema que nos ocupa, que no es otro que el la Religión, es decir, la incompatibilidad del estudio de la Religión como una asignatura válida para el currículum escolar en la escuela pública. Nos vamos a basar, en primer lugar, en este artículo de Ana Sigüenza (Profesora de FP de la Comunidad de Madrid y militante de CNT), que nos realiza un análisis pormenorizado de la situación, para después continuar con otros enfoques y puntos de vista. Téngase en cuenta que nos estamos refiriendo, volvemos a insistir en ello, en nuestra defensa de la exclusión de cualquier adoctrinamiento religioso del currículo escolar, no sólo del católico (nos parecería igual de mal si fuera el musulmán, o cualquier otro). La LOMCE del PP vuelve a situar este adoctrinamiento católico al mismo, o incluso superior nivel, que otras materias, y es esto lo que nos parece una aberración. Dicho sea de paso, es la misma Ley que ignora otras asignaturas que nos parecen muy importantes, como la educación musical, o la educación filosófica, entre otras. 

 

Pues bien, dentro de la tecnología educativa, tal como nos expone Sigüenza, una asignatura es un bloque de contenidos educativos que forman parte del currículo oficial del estudiante. Un área sería un bloque de contenidos educativos de saberes y conocimientos relacionados, que comparten una base de ciencias auxiliares, estando integrada por diversas materias o asignaturas. Por ejemplo, el Área de Ciencias Naturales puede componerse de Física y Química, por un lado, y Biología y Geología, por otro. También comprende materias optativas, tales como Botánica, Ciencias de la Tierra y Medioambientales, etc., o la Física y Química por separado. O bien, en el Área de Ciencias Sociales, podríamos tener la Economía y la Sociología, etc. Las materias/asignaturas y las áreas son un modo de organizar de forma coherente aquéllo que el alumnado debe saber (a juicio del sistema educativo) para conseguir los fines u objetivos de la etapa (conocimientos, habilidades, capacidades, etc.), así como del Sistema Educativo en su conjunto. Dicho de otro modo, si el Sistema Educativo determina que uno de los fines de la Educación Primaria es contribuir a desarrollar en los niños y niñas la capacidad de "Aplicar a las situaciones de su vida cotidiana operaciones simples de cálculo y procedimientos lógicos elementales" (Art. 13c, LOGSE) habremos de encontrar algún bloque de contenidos (área) que comprenda los contenidos más relacionados con ella, en este caso, el área de Matemáticas. 

 

Las finalidades u objetivos del Sistema Educativo en su conjunto, y de cada etapa, grado, nivel o ciclo formativo, son acuerdo estatal, siendo comunes a todos los territorios (Comunidades Autónomas) del Estado y a todo el alumnado, incluido el de necesidades educativas especiales, aunque éste precise ciertas adaptaciones. Los contenidos que permiten alcanzar esos objetivos son también comunes en todo el Estado como media en un 65%, decidiendo el 35% restante cada Comunidad Autónoma. De este modo, el Estado decide la estructura y concreciones de su Sistema Educativo Nacional en cuanto a qué hay que aprender/enseñar, cómo, cuándo, con qué, con quién, etc. Y delega un 35% en cada Comunidad Autónoma, que no puede eliminar, ni contradecir, sólo completar, la prescripción estatal. Esta prescripción llega al centro educativo de que se trate, que vuelve a concretar más, en lo relativo a la organización (días, horarios, turnos, etc.), y a la secuenciación (orden de estudio y evaluación dentro de las diferentes materias). Todavía en un tercer nivel, cada profesor o profesora en cuestión lo concreta al máximo para su grupo de alumnos. Pues bien, en ninguno de esos niveles de concreción se permite introducir elementos curriculares que no vayan dirigidos al logro de esos fines u objetivos de la etapa, como tampoco se puede suprimir nada de la prescripción. 

 

Tenemos, pues, una legislación, una obligación de acordar con los compañeros y compañeras la concreción a nuestro nivel correspondiente, y somos susceptibles de inspección, para revisar desde fuera (la Administración educativa) si nuestra práctica o programación cumplen con lo prescrito. Pero un momento...¿Todos? Todos no. Hay una excepción a todo ello: la asignatura de Religión. Veamos porqué: 

 

1.- La Religión no forma parte del currículo que conduce al logro de los fines y objetivos de la etapa educativa (Esto motiva que muchas veces se hagan trampas en la redacción de dichos objetivos, para que aparezca por ahí algo a lo que agarrarse, pero ello es una muestra aún mayor del nacionalcatolicismo educativo).

 

2.- No es el Estado, ni las Comunidades Autónomas, ni siquiera el centro en cuestión, ni siquiera el equipo educativo del mismo, ni tampoco el profesor, quienes deciden o concretan el currículo de esta pseudoasignatura, sino la autoridad religiosa correspondiente (normalmente, la Conferencia Episcopal o el Obispado de turno).

 

3.- No es inspeccionable, como decíamos anteriormente, por la Inspección Educativa, que no entra a controlar ni al programa, ni a la metodología, ni al profesor o profesora en cuestión.

 

4.- El Estado o la Comunidad Autónoma no son quienes seleccionan mediante concurso-oposición a los/as docentes para esta "asignatura", y por lo tanto, no se aplican los mismos principios legales de igualdad, mérito y capacidad de los empleados públicos, ni se exige el respeto a las leyes. ¿Quién los selecciona entonces? De nuevo, la autoridad religiosa de que se trate, mediante tres filtros consecutivos (que comenzaremos a exponer en el siguiente artículo), a cuál de ellos más arbitrario, donde las "recomendaciones" son un elemento principal. Continuaremos en próximas entregas.

Published by Rafael Silva - en Educación
Comenta este artículo
13 septiembre 2016 2 13 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: Artsenal

Viñeta: Artsenal

Ahora las guerras por el poder mundial se deciden en los despachos de Washington y Bruselas, no en las trincheras. Los soldados no sirven a una patria, sino al interés de una multinacional. O al conjunto de ellas. Los combatientes ya no se camuflan entre los bosques, ahora se sirven de la opacidad de las instituciones para operar sin tapujos. Ya no existen las emboscadas, sino las reuniones a puerta cerrada, los desayunos “informativos” o las puertas giratorias

Ekaitz Cancela

Continuando con la información de actualidad en relación al asunto de los Tratados de Libre Comercio que se están negociando y desean implantarse en territorio europeo, hemos de hacernos eco de que la Campaña contra el TTIP ha convocado una semana de lucha estatal para el próximo mes de octubre. Reproducimos a continuación la nota aparecida recientemente en el medio Cuarto Poder, elaborada por Miguel Muñoz, que nos da cumplida cuenta de dicha iniciativa. En efecto, los movimientos sociales implicados en esta lucha preparan ya el calendario de movilizaciones de cara a los próximos meses de otoño. Entre ellos, los agrupados en la Campaña "NO al TTIP" han convocado diferentes acciones para intensificar su lucha contra este tratado entre finales de septiembre y comienzos de octubre. En España, las fechas elegidas son del 8 al 15 de octubre. Será una semana de lucha estatal que culminará con una gran manifestación en Madrid, el día 15. Previamente, el foco de atención de la movilización social respecto a este asunto se centrará en ciudades de Alemania, Austria y Bélgica, países clave, según la Plataforma, para la aprobación tanto del TTIP como del CETA (el Tratado de Libre Comercio con Canadá), considerado como "Caballo de Troya" del primero. Éste pretende ser aprobado por la Comisión Europea a finales de año, lo cual sentaría un peligroso precedente. 

 

Según Tom Kucharz, uno de los portavoces de la referida campaña, en declaraciones al medio referido: "El objetivo político más inmediato y urgente es impedir la firma del CETA. Porque si queremos impedir el TTIP, primero hay que parar el CETA, no sólo porque el CETA es un globo sonda o un hermano pequeño del TTIP, sino porque a través del primero se pueden desafiar las políticas públicas, los procesos legislativos o la justicia igual que en el TTIP". Recuerda Kucharz al respecto que en este tratado hay ya cooperación reguladora, mecanismos de solución de controversias con sus tribunales privados de arbitraje, cláusulas que buscan impedir la racionalización y remunicipalización de los servicios privatizados, quitando y amenazando competencias municipales, y sobre todo legislativas parlamentarias. Y concluye: "Desgraciadamente, el debate entre la Comisión Europea y los Estados miembros parece avanzar hacia la firma en octubre y en la aplicación provisional después del voto del Parlamento Europeo". En nuestro país, el portavoz de la campaña maneja la hipótesis de que si hay un Gobierno del PP, apoyado por C's y con la abstención del PSOE (aún no han sido convocadas las terceras elecciones, y todos los escenarios están abiertos), las sucesivas movilizaciones populares se van a volver muy importantes. Y explica: "Será entonces una cuestión central que desde la izquierda se consiga convencer al PSOE de votar contra el CETA en el trámite parlamentario (...) Podría ser una oportunidad importante para presionar al PSOE para que por fin abandone su política neoliberal y su apuesta por los tratados comerciales". 

 

No obstante, desde algunos sectores somos extraordinariamente pesimistas en ese empeño, pues ya sabemos las decisiones a las que nos tiene acostumbrados el PSOE desde hace mucho tiempo, además de sus tremendas dosis de hipocresía, incoherencia, cobardía, fraude a su electorado, engaño masivo y alineación con los intereses empresariales. La manifestación del día 15, que se pretende masiva, y tal como ocurrió el año pasado, se celebrará conjuntamente con la campaña que desarrolla año tras año la Alianza contra la Pobreza, y se espera contar con el apoyo y presencia de los sindicatos. En abril del pasado año miles de personas ya se manifestaron tanto en la capital como en decenas de ciudades. Los movimientos sociales contrarios a estos tratados se están organizando a nivel mundial, y en Alemania, que ya acogió una gran manifestación en abril, se preparan movilizaciones para el 17 de septiembre, así como en Austria. Según Kucharz, el partido socialdemócrata alemán (SPD) está internamente dividido sobre este asunto, así que si se logra finalmente que el SPD se oponga al CETA, éste podrá vetarse en el Parlamento Europeo. Por otra parte, este país celebrará Elecciones en septiembre de 2017, por lo que la posición de los "socialistas" alemanes cobra aún mayor importancia. Y por su parte, Austria también podría vetar el CETA, debido a la posición de los candidatos presidenciales, contrarios a los tratados por motivos diferentes. Y otro país que se movilizará en septiembre, como indicábamos más arriba, es Bélgica, concretamente el día 20. 

 

Desde la Campaña "NO al TTIP" explican además que han tenido acceso a una serie de actas confidenciales de la reunión del Comité de Política Comercial del Consejo Europeo del pasado 15 de julio, relativas a la propuesta de la Comisión Europea sobre la autorización de la firma y la aplicación provisional del CETA. Y en este sentido, consideran muy preocupante la posición mantenida por la Representación Permanente de España ante la UE en dicha reunión, ya que, según se desprende de dichas actas, "el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy es uno de los Ejecutivos que defiende las posiciones más alarmantes en el seno del Consejo Europeo". Algo que no debería extrañarnos en absoluto, dadas sus terribles credenciales, tanto en su política interna en nuestro país, como en los foros europeos en relación a determinados asuntos, como la negociación del Memorándum griego para el último programa de rescate, que ha supuesto la absoluta privatización de todos los recursos y bienes públicos del pueblo griego. Así que nos sumamos al llamamiento de la Campaña "NO al TTIP" a las organizaciones de la sociedad civil, sindicales, campesinas y políticas, movimientos políticos y sociales, colectivos laborales en lucha y en general jóvenes, hombres y mujeres de todo el mundo, para exigir la suspensión de los mal llamados acuerdos de libre comercio e inversiones, estando convencidos de que para promover una sociedad igualitaria y respetuosa de los derechos de las personas y el medio ambiente es absolutamente preciso replantear el sistema de comercio global que, a día de hoy, únicamente favorece la concentración del poder en manos de unas pocas grandes empresas transnacionales. 

 

Dada la extrema gravedad de sus consecuencias, representando una violación al orden democrático global, y a la soberanía de los Estados, nadie puede mantenerse al margen, ya que afectará a todas las personas, arrebatándoles su soberanía como pueblo. Estos instrumentos al servicio del gran capital, disfrazados de inocentes "tratados comerciales" son en realidad peligrosas herramientas que amenazan no sólo el equilibrio ecosistémico y climático del planeta (agravando los ya de por sí peligrosos problemas ambientales que nos acechan), sino también ahondando las brechas de la desigualdad global, ya que afectarían a las relaciones laborales, sanitarias, de propiedad intelectual, de patentes de marcas, de soberanía alimentaria, de capacidad decisoria de los Gobiernos, y en fin, de capacidad democrática de los países. Hay que acabar con esta implantación de una suprema "lex mercatoria" que blinde los intereses de las empresas por encima de las legislaciones y Constituciones, y proporcione un nuevo marco de relaciones antisocial y antidemocrático. La lucha por la democracia, por la soberanía y por la justicia social y ambiental no puede consentir este brutal y definitivo ataque a sus más íntimas líneas de flotación. Es precisa la contundente respuesta popular, la masiva movilización pública, para impedir la aprobación final de estas herramientas que sentarán un peligroso "antes y después" en el mapa del orden neoliberal globalizado. Continuaremos en siguientes entregas.

Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
12 septiembre 2016 1 12 /09 /septiembre /2016 23:00
Apoyar a Arnaldo Otegi es una cuestión democrática

Nuestros enemigos son aquellos que niegan los derechos fundamentales de las personas y los pueblos. Nuestro enemigo es el régimen del 78 y su monarquía bipartidista, sus tribunales especiales, sus élites empresariales, su mafia bancaria. Hace cuarenta años que PP y PSOE sostienen a turnos un sistema fracasado y en proceso de descomposición. Nuestra tarea ahora es construir un país digno al margen de aquellos que han gestionado nuestra ruina

Oskar Matute

Nos hacemos eco desde la humilde tribuna que este Blog representa, del reciente comunicado del Ateneo Popular de Solidaridad entre los Pueblos, en torno a la cuestión de la supuesta "inhabilitación" del líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, en relación a los próximos comicios a celebrar en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) el 25 de septiembre. Por supuesto, suscribimos y apoyamos en su totalidad todos los términos de este comunicado, y para mayor información y elementos para su análisis, remitimos a los lectores interesados a nuestros artículos "Sobre el proceso de paz en el País Vasco", y "¡Por fin Arnaldo Otegi en libertad!", publicados en este mismo medio. 

 

El texto íntegro del Comunicado se reproduce a continuación:

 

Mediante una de esas artimañas de "ingeniería jurídica", a las que tan aficionados son los Ministerios de Interior y Justicia, el gobierno pretende evitar que Arnaldo Otegi pueda presentarse a las elecciones en la CAV el próximo 25 de Septiembre. Para conseguirlo, no dudan en volver a dejar en evidencia la inexistencia de separación de poderes políticos y judiciales, síntoma de la escasa calidad democrática existente en el Estado Español.

 

Resulta cuanto menos patético ver a estos supuestos paladines de la democracia, que siguen negándose a realizar una condena institucional de la dictadura franquista, mostrando un absoluto desprecio a las víctimas de un ilegal golpe de estado y la posterior dictadura fascista que dejó cientos de miles de personas asesinadas o desaparecidas; muchas de las cuales siguen aún en cunetas y fosas comunes.

 

Tras pasar 6 años y medio en prisión por el "delito" de buscar caminos para lograr un escenario de paz que permitiera avanzar hacia una solución justa y democrática al "conflicto político vasco", y así acabar con tanto dolor y sufrimiento; Arnaldo Otegi sigue padeciendo una feroz campaña de criminalización mediática, algo habitual contra toda forma de disidencia social y política.

 

Porque la cuestión no es solo si Arnaldo Otegi puede o no presentarse; la pregunta es si estamos dispuestas a aceptar una "aparente democracia", tutelada por "policías políticas" y oscuros poderes ubicados en las cloacas del Estado o si queremos transitar hacia una verdadera Democracia que permita ejercer el Derecho a Decidir a los pueblos del Estado Español.

 

En estos días en que conocemos la noticia de la firma de un acuerdo de Paz en Colombia, resulta todavía más llamativa la política de cerrazón y venganza practicada por el Gobierno y el Estado, frente a los anhelos del pueblo vasco por alcanzar una paz justa y duradera que resuelva el conflicto, sus causas y consecuencias; como el de lxs presxs políticxs, algunxs gravemente enfermxs.

 

Para lograr vencer en esta "batalla democrática" pensamos que la Solidaridad puede jugar un papel determinante; por eso animamos a firmar el manifiesto de la campaña con el nombre de Basque Civil Rigths y también lanzar comunicados de apoyo para que Arnaldo Otegi pueda ejercer plenamente sus Derechos Civiles y Políticos.

 

La solidaridad es la ternura de los pueblos.

Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
11 septiembre 2016 7 11 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: Josetxo Ezcurra

Viñeta: Josetxo Ezcurra

Carter, Reagan, los dos Bush ( Daddy y Baby), los dos Clinton (Bill y Hillary) y Obama, productos del bipartidismo imperante en EU (partidos Demócrata y Republicano) por igual, mantuvieron a conveniencia la llama votiva del terrorismo islámico: desde los mujahidines hasta sus hijos y nietos yihadistas, debido a propósitos geoestratégicos de EU, con el fin de socavar las entrañas musulmanas de las tres superpotencias euroasiáticas: ayer la URSS, hoy Rusia, al unísono de los dos rivales geoeconómicos de Washington: China e India

Alfredo Jalife-Rahme

A estas alturas de la serie, y estamos sólo dentro del primer gran bloque dedicado al terrorismo internacional, espero ya haber despertado en mis lectores muchas dudas en cuanto a la acepción del término "terrorismo" en nuestras actuales sociedades, así como a levantar algún tupido velo que revele la tremenda hipocresía que destilan nuestros gobernantes en cuanto a estos asuntos. Porque terrorismo no es sólo el terrorismo yihadista, es también el terrorismo ambiental, es también el terrorismo de Estado, es también el terrorismo económico y empresarial, es también el terrorismo derivado del tratamiento a las víctimas de las guerras (exiliados, desplazados, desaparecidos, refugiados...), es también la política nuclear de las superpotencias, es también la escalada armamentista de la OTAN, es también el continuo genocidio al que se somete al pueblo saharaui, es también el terrorismo "colateral" que se practica de modo preventivo (y justificado internacionalmente en la mayoría de las ocasiones), es también la continuada política de sanciones económicas que Estados Unidos aplica a cualquier país que no obedezca sus designios, es también la continua masacre que se perpetra en Palestina por Israel, es también el terrorismo neoliberal y los Golpes de Estado "blandos" que se están ejecutando hoy día sobre todo en América Latina (véase el caso más reciente de Brasil), y un interminable etcétera que deleznables actos que ocurren diariamente, pero a los que nuestros "occidentales" medios de comunicación dominantes no le dedican atención, o al menos, no los tildan de "terroristas". 

 

Luego existe una conclusión que deberíamos tener en cuenta: deben existir muchos intereses, cruzados y poderosos, para que las diversas concepciones y acepciones de terrorismo se apliquen a unos determinados hechos, sujetos a unos determinados condicionantes, y aplicados dentro de un contexto determinado. En definitiva, una sublime manipulación de nuestras conciencias, para que se nos determine a considerar qué es terrorismo y qué no lo es, qué es lo que merece nuestro repudio y qué es lo que merece nuestra justificación y nuestra comprensión, o al menos, nuestra tolerancia. Pero si lo pensamos profundamente, es un peligroso juego donde no deberíamos entrar. Básicamente, existe un complejo militar-industrial al que le sigue interesando que continúe existiendo el terrorismo, los atentados y las guerras, los conflictos armados y las escaladas armamentistas, y por supuesto, que continúe todo el pánico popular y la paranoia al respecto. Pero no nos desviemos de nuestro guión, ya que todo lo relativo a este complejo militar-industrial lo discutiremos en su momento dentro de esta serie de artículos. Regresemos al terrorismo internacional, porque los datos que estamos poniendo encima de la mesa no apoyan la manipulada y torticera idea de que el terrorismo yihadista forma parte de una lucha titánica del Islam contra Occidente. Para empezar, porque este terrorismo es particularmente virulento contra países de mayoría musulmana, desde Turquía a Indonesia, pasando por Túnez o Egipto. 

 

Por tanto, ninguna religión posee el monopolio de tener miembros o corrientes violentos, no se trata por tanto de ninguna "guerra de religiones", luego por tanto, son otros factores de muy distinta naturaleza los que hay que considerar. No valen por tanto tampoco enarbolar absurdas banderas que oculten los mezquinos intereses en juego, tal como la defensa de los "valores europeos", porque quizá tales valores sean la ponzoña de nuestro Viejo Continente, al permitir cómo cientos de miles de personas se dejan su vida en nuestro Mar Mediterráneo, y no se nos mueven nuestras conciencias al contemplar la vida de niños pequeños ahogados en el mar, o ensangrentados por la guerra. Los valores europeos son actualmente los del neoliberalismo, los mercados financieros, pero no los del respeto a los derechos humanos, el pacifismo y la libertad. El Islam, por tanto, no ha desatado ninguna guerra contra Europa. Es una afirmación completamente falsa y absurda. Los ataques yihadistas sufridos en nuestros países vecinos corresponden a grupos muy particulares de musulmanes, mejor dicho de no-musulmanes, que ni representan al Islam ni están en contra de Europa, sino que son producto de los diversos actos terroristas previos en la región, y de la tiránica manipulación del fundamentalismo islámico. Y la supuesta "invasión" que los grupos islamófobos y racistas en general están denunciando no es tal, y en cualquier caso, la llegada de extranjeros a nuestras costas y a nuestros países es fruto de la globalización capitalista, responsable última de las guerras y de los conflictos, así como también de que las tasas de natalidad hayan disminuido en todo Occidente. 

 

Hay que romper con toda la propaganda del fundamentalismo islámico mediante una denuncia de la religión en general (de TODAS las religiones), así como de una progresiva evolución hacia Estados Laicos en todos los Continentes, pero entendiendo el laicismo en su verdadero significado, esto es, como la neutralidad del Estado ante cualquier confesión religiosa, pero respetando siempre el ámbito del culto privado. Pero el origen de los problemas surgen cuando los Estados son los primeros que se ven enfangados por este culto religioso obsesivo, que va calando en el comportamiento de todas sus Instituciones, y va imponiendo despóticamente un comportamiento religioso en todos los ámbitos y esferas de la vida pública. Pero ante todo y sobre todo, la filosofía pacifista, ya lo hemos dicho hasta la saciedad, no puede responder a la violencia con más violencia. Por eso no tienen sentido los comportamientos de nuestros gobiernos europeos y occidentales, que después de presentarse como "consternados" ante la violencia yihadista en su suelo, encargan nuevos bombardeos sobre las zonas en conflicto. No es sólo un contrasentido ético y moral, sino un absurdo político, ya que sólo conduce a enconar aún más los conflictos. Hay que atender igualmente a los motivos por los que los jóvenes, tanto musulmanes como occidentales, entran en este peligroso juego del fundamentalismo, que como ya hemos comentado, se debe fundamentalmente a la impotencia ante la ausencia de condiciones para poder desarrollar proyectos de vida autónomos y satisfactorios. 

 

En este sentido, José María Tortosa, en su estupendo estudio "El Islam, ¿enemigo de Occidente?", que recomiendo encarecidamente a mis lectores, dice textualmente: "El papel del reclutador es muy importante, sea en la cárcel, la mezquita, el grupo de amigos o Internet. Es gente que sabe percibir la vulnerabilidad de quien puede ser cooptado, conocidas sus circunstancias personales. O, simplemente, que deja su mensaje para que quien lo necesite pueda asimilarlo y hacerlo propio". En efecto, si nuestras sociedades ofrecieran a nuestros jóvenes vidas dignas, facilitaran su emancipación, trabajos decentes, y comunidades auténticamente libres, otro gallo nos cantara. El miedo y la inseguridad son siempre malos consejeros, y es exactamente lo que estamos fomentando entre la población joven. Se pueden transformar rápidamente en desconfianza, después en violencia, y en todo caso, son un perfecto caldo de cultivo para que cualquier mensaje "esperanzador" que les pueda ofrecer una (falsa) salida, represente para ellos una alternativa al descrédito y a la indiferencia de nuestras sociedades. Más que la imposición de nuestros "valores", necesitamos sociedades que respeten los derechos humanos, que respeten la naturaleza, y que practiquen el pensamiento crítico, la tolerancia, la libertad y la fraternidad con todos los pueblos del mundo. Continuaremos en siguientes entregas.

 

Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías