Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 mayo 2015 4 07 /05 /mayo /2015 23:00

El patriarcado es un sistema de opresión que fue incorporado estructuralmente por el capitalismo, porque le permite mantener y reforzar relaciones de poder y explotación, y nos impacta de manera más brutal a las mujeres. Somos las mujeres pobres las que sufrimos el peso múltiple de la subordinación, la discriminación de género, la explotación de clase, el racismo y el sexismo. Queremos construir una sociedad distinta, con igualdad de derechos y relaciones libres de opresión y discriminación

Fragmento de la Declaración Final de la V Asamblea de Mujeres de la Via Campesina

Esencia de un Programa Feminista (IV)

Continuamos, en esta cuarta y penúltima entrega de la serie, sobre los apartados donde se puede centrar un programa feminista, desde el ámbito autonómico, que ya habíamos comenzado en el artículo anterior, hablando de la sanidad pública. Y lo hacemos hablando de la educación pública, el otro gran pilar de los servicios públicos universales. Necesitamos, desde este punto de vista, un plan de formación permanente del profesorado orientado hacia la coeducación y la educación feminista (como actualmente se contempla en Asturias y Cataluña), que garantice la universalidad y obligatoriedad de dicha formación. Atención especial a las características concretas sobre formación en Igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres de los Servicios de Inspección Educativa, Equipos Directivos y Profesorado Tutor de los respectivos centros. Hemos de inculcar desde edades tempranas la conciencia sobre la igualdad de sexos, e instalar un imaginario popular contrario a la violencia machista, y el cuestionamiento de los clásicos valores del patriarcado.

Hay que proceder a una revisión del currículum de todas las etapas, en clave coeducativa. Hay que dar un impulso transversal a la educación en valores, en especial la educación feminista. Hay que desarrollar un plan obligatorio sobre la igualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia machista en cada centro escolar, con personal responsable formado adecuadamente, y con disponibilidad de tiempo y recursos educativos. Hay que proporcionar cobertura de la demanda y accesibilidad económica de la educación infantil pública, especialmente en el segmento de 0 a 3 años, que actualmente sólo cubre el 44%, lo que además serviría para ampliar el conjunto de servicios públicos, y cubrir más plazas públicas de personal trabajando en los sectores del Estado del Bienestar. Y en este sentido, otro sector muy interesante es el de la Dependencia. El número de personas atendidas por la Ley 39/2006 de Atención a la Dependencia disminuyó un 3,25% en los primeros 11 meses de 2014, por poner una cifra concreta. Son 729.313 personas, 24.529 menos que en 2013, y 9.274 menos que en 2011. Las personas con dependencia moderada, que debían haber sido atendidas desde 2012, han sido excluídas hasta el 1 de julio de 2015. Hemos de cambiar urgentemente este panorama.

Esencia de un Programa Feminista (IV)

Debemos garantizar que se atienden y tramitan en no más de 3 meses el conjunto de las solicitudes, y sus correspondientes prestaciones. Actualmente, un 25% de las mismas ha de soportar una espera de más de un año. Hemos de revertir el sistema actual, de tal forma que la prestación económica a la cuidadora familiar sea una medida excepcional, en vez de la prestación mayoritaria actual (un 41,5%), porque este modelo perpetúa el sistema que asigna el cuidado de las personas dependientes a las hijas y mujeres en general de la familia, no contribuyendo a la Seguridad Social, y aplicándose en detrimento de los servicios públicos y profesionales de ayuda a domicilio, asistente personal, centro de día o residencia. Hay que garantizar la eficacia del derecho subjetivo universal, que se está dejando de financiar, para tender hacia un sistema marginal. Hay que combatir activamente la discriminación de las personas según su lugar de residencia, que hace que la cobertura oscile de más del 2% de la población en Castilla y León y Cantabria, a menos del 1% en Canarias (0,6%) y Comunidad Valenciana (0,8%). Hay que garantizar la reconversión profesional de las cuidadoras familiares y empleadas de hogar, hacia empleadas con derechos laborales plenos, garantizando además la participación de las asociaciones de mujeres en su seguimiento.

Asímismo, las políticas activas de reparto igualitario del empleo son otro gran frente donde se puede y se debe actuar. Hay que desarrollar, como parte de la propia política del personal, tanto del ámbito público como privado, un plan de igualdad, que contemple incluso la política de concursos, promociones y contratos administrativos. Hay que contemplar igualmente políticas igualitarias de formación para hombres y mujeres, fomento de la contratación femenina, protección económica de algunos sectores de mujeres (víctimas de violencia sexista, colectivos LGTBI, etc.), así como en la protección por desempleo. Hemos de abordar una lucha decidida contra la pobreza y la exclusión social, que se ceba especialmente con las mujeres. Y otro gran segmento que se debe desarrollar contempla los sistemas de democracia paritaria y participativa, desde enfoques transversales. Hay que garantizar un equilibrio entre mujeres y hombres en las candidaturas políticas con listas cremallera, encabezadas al 50% por mujeres.

Hay que ser vigilantes con la paridad en los órganos de gobierno y de la alta administración de las empresas y los organismos públicos. Hay que fortalecer el papel de los organismos e instituciones de la mujer, al menos el Instituto y la Dirección General. Hay que garantizar el desarrollo y puesta en marcha de los planes de igualdad entre hombres y mujeres de forma continuada, con objetivos concretos y evaluación de sus logros de forma transparente y participativa. Asímismo, hay que garantizar la participación de los Consejos de Mujeres a todos los ámbitos (estatal, autonómicos y locales) en el seguimiento, evaluación, desarrollo y control de todas estas políticas. Hay que conseguir que todas las CC.AA. que no los tengan, dispongan la creación de estos Consejos Autonómicos de la Mujer. Finalizaremos en la próxima y última entrega de esta serie, dedicándola por completo al importantísimo asunto de la violencia machista.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías