Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 junio 2015 7 07 /06 /junio /2015 23:00

La pobreza es la peor forma de violencia

Mahatma Ghandi

La Renta Básica (RB), por tanto, es un instrumento mucho más valioso de lo que a simple vista puede parecer, y de ahí su fuerte contestación, no sólo desde los sectores más ultraliberales, sino incluso desde los sectores más tímidos de la izquierda. Daniel Raventòs analiza el sentido político, social y filosófico de la RB en su artículo "Vida buena, virtud y existencia material garantizada", publicado en Viento Sur. La inserta dentro del concepto de lo que él denomina "Libertad Republicana" (podríamos denominarla también "Libertad Socialista"), que el autor define en los siguientes términos: "X es libre republicanamente (dentro de la vida social) si: 1) no depende de otra persona para vivir. Lo que equivale a decir que tiene una existencia social autónoma garantizada o, lo que es lo mismo, que tiene algún tipo de propiedad que le permite subsistir con comodidad; 2) nadie puede interferir arbitrariamente (es decir, ilícitamente o ilegalmente) en el ámbito de la existencia social autónoma de X (en su propiedad)". 

 

Y continúa: "Con lo que: 3) la república puede interferir lícitamente en el ámbito de existencia social autónoma de X, siempre que X esté en relación política de parigualdad con todos los demás ciudadanos libres de la república, con igual capacidad que ellos para gobernar y ser gobernado; 4) cualquier interferencia (de otras personas o personas, o del conjunto de la república) en el ámbito de existencia social privada de X que dañe ese ámbito hasta hacerle perder a X su autonomía social, poniéndolo a merced de terceros, es ilícita; 5) la república está obligada a interferir en el ámbito de existencia social privada de X, si ese ámbito privado capacita a X para disputar con posibilidades de éxito a la república el derecho de ésta a definir el bien público. Es decir, la república debe garantizar a toda la ciudadanía la libertad republicana. Finalmente, 6) X está afianzado en su libertad cívico-política por un núcleo duro –más o menos grande– de derechos constitutivos (no puramente instrumentales) que nadie puede arrebatarle, ni puede él mismo alienar (vender o donar) a voluntad, sin perder su condición de ciudadano libre".

 

De este modo, la tradición republicana defiende que cuando la ciudadanía tiene garantizada por la República una base material para su existencia social autónoma, puede desarrollar una capacidad para autogobernarse en su vida privada. Y además, tal garantía de una base material para la existencia social autónoma de los individuos posibilita que éstos desarrollen su capacidad para la actividad pública. De esta manera, la RB puede ser una buena forma de garantizar la existencia material de todas las personas, que haga posible su libertad. ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo no sólo entender, sino interiorizar y llevar a la práctica estos postulados? En una palabra, ¿por qué tenemos tanto miedo (como sociedad) a garantizar la existencia material de las personas? Y ahí llegamos al auténtico meollo de la cuestión. Como sostuvo Marx, las condiciones materiales de la existencia de las personas determinan su conciencia social. El capitalismo ha demostrado que controlando dicha existencia material, haciéndola cada vez más dependiente, mediante la venta de la fuerza de trabajo por parte de la clase trabajadora a la clase dominante, la conciencia es controlada por el sistema, que mantiene el control sobre el pensamiento y la rebeldía de los explotados y de los oprimidos. De ahí que la RB, como medida liberadora de esta situación, haya de ser entendida como una medida anticapitalista.

 

La conclusión está bien clara: desde una visión socialista, sin la existencia material garantizada no puede existir la verdadera libertad. O expresado en otras palabras, desde un enfoque socialista, la libertad política y social, y el ejercicio responsable de ciudadanía son completamente incompatibles con la existencia de unas relaciones de dominación mediante las cuales los propietarios de los medios de producción, los ricos y poderosos, los latifundistas y las grandes fortunas ejercen dominio sobre aquéllos que, por no ser completamente libres, están sujetos a todo tipo de dependencias. Y en este sentido, la RB posibilitaría, siempre que consistiera en una cantidad igual o superior al umbral de la pobreza, y concedida de forma universal, individual e incondicional, planear una vida digna a muchas personas que ahora mismo no pueden disfrutarla, por estar inmersos/as en situaciones de dependencia total frente a una serie de subsidios que no cubren las necesidades básicas, y un sistema capitalista cruel e inhumano que no respeta los derechos humanos fundamentales. Por lo pronto, permitiría para muchas personas rechazar condiciones de trabajo indignantes o simplemente no deseadas, planificar más libremente diferentes etapas de nuestras vidas (hay momentos de las mismas en que se necesita más tiempo libre, otros donde se requiere mayor capacidad adquisitiva, etc.), y para una parte muy importante de la clase trabajadora, disponer de una caja de resistencia que ofrezca la libertad e independencia materiales para poder hacer frente, por ejemplo, a una huelga laboral, especialmente si ésta fuera de larga duración. 

 

Para otras personas, les daría la independencia y seguridad necesarias para emprender determinadas actividades de auto-ocupación o de investigación, para participar en actividades voluntarias o de militancia (que son imposibilitadas bajo la vorágine de nuestra vida actual, dependiente de cubrir unas necesidades básicas, y otras no tan básicas impuestas por el consumismo capitalista), o simplemente para llevar a cabo objetivos, proyectos, sueños o causas personales. Para muchas mujeres, podría significar también dejar de depender económicamente de sus maridos, o compeñeros sentimentales. Representaría, como medida anticapitalista, un alto grado de desmercantilización de la fuerza de trabajo, una dignificación de la actividad humana, una fuerza de presión ante los empresarios sin escrúpulos, que habrían de replantear sus actividades y negocios desde puntos de vista más éticos y humanos. No obstante, quede bien claro que la RB por sí misma no acabaría con el propio sistema capitalista, ni sería la panacea para garantizar una vida más justa socialmente, simplemente es una gran medida que contribuiría con su granito de arena a conseguir ese panorama. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías