Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 julio 2015 5 17 /07 /julio /2015 23:00

Detrás de lo que está sucediendo en Grecia hay una extorsión, un chantaje, un castigo, un objetivo ejemplizador para que otros pueblos que podrían caminar por un sendero semejante al que está caminando el pueblo griego no lo hagan

Diego Borja

Toda la construcción teórica producida alrededor del estado liberal demuestra que la independencia, la autonomía y la democracia sólo sirvieron y sirven para ocultar el hecho de que las naciones forman parte de un sistema interestatal en el que las reglas del juego no dependen de la voluntad general y las elecciones libres de representantes, sino en el poder de las corporaciones internacionales, del capital financiero y en última instancia de la fuerza de las armas

Rafael de la Garza

Personalmente estaría a favor de la ruptura para que no hubiera negociaciones. Hace seis meses que los acreedores le están imponiendo a un gobierno democrático sus tareas. Las instituciones internacionales han empujado al máximo a Tsipras, hasta el límite de sus “líneas rojas”. Si negocian, es sólo para que se apliquen medidas de austeridad

Jerome Duval

Para este viaje no se necesitaban alforjas

Ya están contentos los medios de comunicación convencionales, que titulan con gran sorna mensajes como "La Unión Europea doma a Tsipras" y otras sandeces por el estilo. ¿Aún nos queda algún resquicio de duda sobre la criminal política que las Instituciones europeas ejecutan contra los pueblos de sus Estados miembro? ¿Todavía pensamos que dentro del actual marco del Euro caben políticas de auténtica democracia? Lo que está ocurriendo en Grecia no es más que un ejemplo muy ilustrativo del peligro de descafeinar las medidas, como están haciendo Siryza en Grecia y PODEMOS en España. Pero economistas muy reputados, entre ellos los Nobel Paul Krugman y Joseph Stiglitz, afirman que para Grecia la opción más favorable sería precisamente la salida de la UE y el regreso al dracma, pues sus exportaciones y sector turístico se verían beneficiados por la devaluación de la moneda nacional ante el euro y el país heleno retomaría el crecimiento económico en unos dos años. En cambio, de permanecer dentro del euro lo que puede esperar es una recesión sin fin, nuevos recortes e impuestos y un aumento mayor de la deuda con los acreedores. Ahora sabemos las auténticas razones de la dimisión del ex Ministro de Finanzas Yanis Varoufakis, que no han sido otras que proponer una línea más dura contra la política del BCE, y ofrecer un plan alternativo para la salida de Grecia del euro. Desgraciadamente, no obtuvo los suficientes apoyos en el resto de los dirigentes de Syriza.

El caso de Grecia es paradigmático, y está bien claro el mensaje que las "Instituciones" europeas quieren dar al conjunto de la ciudadanía del Viejo Continente. Lo expresa genialmente Manolo Monereo en los siguientes términos: "Un chantaje político financiero de todos y cada uno de los países de la Eurozona contra un pueblo que se “equivocó” votando por una propuesta democrática que aunaba la defensa de las mayorías sociales con la soberanía y la dignidad de un pueblo cruelmente agredido por un “sindicato” de acreedores dirigidos por la señora Merkel". Se ha renunciado a la reestructuración de la deuda, al menos a corto plazo; a poder ligar el pago a los acreedores al crecimiento de la economía; a la vuelta a un salario mínimo interprofesional de 751 euros; a frenar las privatizaciones y la austeridad… En la última propuesta del gobierno griego se renunció a todo esto. Hubo también concesiones en la edad de jubilación, que se pretendía aumentar a los 67 años, subidas del IVA… La última oferta de Tsipras suponía aceptar casi todo, pero dejando algún margen para poder decirle a su gente que había tenido algún logro. Pero el “mensaje” del FMI era muy claro: “Queremos destrozar a este gobierno”. Las medidas alcanzadas en el Acuerdo del pasado lunes son realmente medidas de austeridad en toda regla, y suponen una nueva humillación del pueblo griego. Le han exigido incluso a Tsipras que se retracte y anule las decisiones tomadas durante estos últimos meses, en un claro intento de ridiculizar su gestión.Suponen el punto máximo de renuncias, pudiendo ser comparada su estrategia con aquélla que ha tenido Izquierda Unida en Andalucía en su coalición de gobierno con el PSOE-A, es decir, asumir los recortes por "imperativo legal" y gestionar las pocas migajas que desde el Gobierno Central le imponían, en aras de una austeridad con más "sensibilidad social". Y para ese viaje, no se necesitaban alforjas.

Para este viaje no se necesitaban alforjas

En palabras de Miguel Ángel Montes: "No nos engañemos, no va haber más democracia dentro de la UE, porque ambos términos son antagónicos, el europeísmo es una ideología burguesa embellecedora de la realidad para confundir sobre los objetivos políticos de las clases trabajadoras. Las contradicciones fundamentales del capitalismo, el desarrollo desigual, son contrarios a la construcción de una Europa armónica". Mientras no seamos capaces de ver esto con meridiana claridad, mientras no entendamos que sólo un enfrentamiento radical con las Instituciones europeas nos puede dar oxígeno para alcanzar un futuro mejor, estaremos perdidos, seremos rehenes de su chantaje, de su perverso sistema de funcionamiento. La dirigente del PSOE Trinidad Jiménez acusó a Alexis Tsipras de que "no se había enterado de cómo funciona Europa", y efectivamente tenía razón. Pero no solamente el líder político griego, hay millones de personas que parece ser que aún no se han enterado de cómo funciona Europa, que no se han enterado de que en la Unión Europea no caben la democracia ni la soberanía, ni los derechos humanos. Sería mejor para todos que lo asumiéramos, para clarificar mejor la única estrategia que cabe contra ella: el enfrentamiento y la salida del euro y de la UE, y que se queden con su aberrante y salvaje proyecto neoliberal de Europa.

Para este viaje no se necesitaban alforjas

Por su parte, Manolo Monereo lo ha expresado en los siguientes términos: "Se acepta la mentira convertida en ideología: la Unión Europea no es Europa, es el modo neoliberal de construcción de un espacio económico al servicio de los poderes económicos, bajo hegemonía y garantía del Estado alemán. Se puede decir, para llegar hasta el final, que la UE es la anti-Europa, la rompe, la divide permanentemente entre un núcleo rico y cada vez más poderoso y unas periferias dependientes económicamente y subalternas políticamente. Los países del Sur han devenido en “protectorados”, en democracias restringidas y limitadas, sometidos a la tiranía permanente de los Estados acreedores. La UE condena a los países del Sur al subdesarrollo social y económico, produce desigualdad, precariza las relaciones laborales, genera pobreza y bloquea el futuro de las generaciones jóvenes, obligadas al exilio económico y al desarraigo". El pensamiento dominante nos bombardea con el mensaje de que los radicalismos son malos, pero nosotros nos preguntamos: ¿Es que acaso no son radicales los dirigentes de la UE con sus medidas de austeridad? ¿Es que acaso no es fanatismo y radicalidad dejar en la indigencia a todo un pueblo, anular su soberanía, someterlo y humillarlo, en aras de un "respeto de los compromisos del club"?

Para este viaje no se necesitaban alforjas

Decididamente, nos falta coraje y valentía para enfrentarnos a los vociferantes exabruptos de la derecha, cuando se arma del falaz argumento de la "responsabilidad" a la hora de ridiculizar propuestas tan importantes como la Renta Básica, la auditoría (y posible impago) de la deuda, la nacionalización de las grandes empresas de los sectores productivos, la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede, y un montón más de asuntos de tremendo calado...Parece como si, desde la izquierda transformadora, tuviéramos que sentir vergüenza o pedir permiso para plantear estas medidas, cuando estamos completamente convencidos de que son la solución a todos los problemas que nos acucian. Necesitamos por tanto ser radicales, llamar a las cosas por su nombre, no dejarnos embaucar, dar un golpe encima de la mesa, levantar la voz con plena autoridad, y hacer valer nuestros principios y nuestros derechos, como seres humanos y como pueblos.

Los mensajes de la Troika están muy claros para todos los pueblos europeos: "No os equivoquéis en vuestro voto, porque las consecuencias pueden ser catastróficas. Utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para derrotaros, para humillaros, utilizaremos las Instituciones en vuestra contra, os bombardearemos con mensajes en los medios de comunicación mayoritarios, e intentaremos doblegar vuestra voluntad, si es preciso mediante Golpes de Estado económicos y financieros, para destruiros la vida y la moral, para dejaros sin otra alternativa que humillaros ante el gran capital, y abrazaros a la austeridad más despiadada. Si no os sometéis, dinamitaremos el Estado, impediremos la paz social, confiscaremos vuestros ahorros y vuestras pensiones, desabasteceremos vuestros comercios, llevándoos al límite del Estado fallido para que no podáis legislar con normalidad, ni mantener la estabilidad del país, hasta que vuestras vidas estén en nuestras manos". Dada la situación,no queda otro camino que ser radicales. No conseguiremos nada por otras vías. Los serviles políticos de tres al cuarto que nos gobiernan no conseguirán nada. En definitiva: ¡Cuánta falta hace un Hugo Chávez en el Viejo Continente!

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías