Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 agosto 2015 1 24 /08 /agosto /2015 23:00

Se ha creado una verdadera dictadura mediática dedicada a la industria de la enajenación y del pensamiento único

Camilo Valqui

Y de esta forma, desde la escuela, en las más tempranas edades, los infantes reciben miles de mensajes, unos más subliminales y otros más expresos, en el sentido de modelar sus mentes y su pensamiento bajo un adiestramiento capitalista, un adiestramiento que les hará, de mayores, legitimar el mundo donde viven, y anular prácticamente cualquier atisbo de rebelión contra el mismo. Si en vez de ellos, nuestros niños y niñas fueran formados sobre una visión de la economía para satisfacer las necesidades humanas, fueran formados sobre derechos humanos, sobre paz, sobre desigualdades, sobre justicia social, sobre consumo responsable, sobre valores democráticos, sobre banca ética o sobre la importancia de la solidaridad y el cooperativismo, otro gallo muy distinto nos cantara. Bien, y desde la escuela saltemos a otra gran pata donde se asientan los mecanismos de transmisión del pensamiento dominante, como son los medios de comunicación. Seguiremos para ello, entre otras fuentes, a Rodrigo Fernández Miranda, en su artículo "El capitalismo detrás de la pantalla"

 

Tenemos que partir de la base de que hoy día los medios de comunicación representan un poder en un Estado Democrático. Concretamente, un cuarto poder, después de los clásicos poderes que representan el Legislativo (Parlamento), el Ejecutivo (Gobierno) y el Judicial (los Tribunales). Y es que la industria de la comunicación ha llegado a ser una de las más concentradas dentro del escenario capitalista globalizado (en una de las películas de James Bond, el famoso agente secreto tenía que luchar contra el tiránico y despiadado poderío de un magnate mundial de la comunicación, que poseía cadenas de radio, prensa y TV por todo el mundo). Los grupos mediáticos dominantes emiten y configuran saberes, conocimientos, doctrinas, ideas, actitudes y valores. Son pues, una magnífica fuerza de difusión del pensamiento dominante. A su vez, tienen la potestad de imponer una agenda, difundir una versión de la realidad, definir qué es y cómo se transmite una noticia, y determinar cómo será tratada. Detrás de todo ello subyace su función más importante, que no es otra que contribuir a la construcción de un imaginario social y colectivo, es decir, un conjunto de conceptos, valores, ideas y pensamientos que modelen las reacciones de la inmensa mayoría social. 

 

Vamos a comentar algunos comportamientos, configuraciones, ocultaciones, eufemismos, estrategias de manipulación y pautas de trabajo de los medios de comunicación dominantes, para así entender cómo funcionan, y comprender la auténtica dimensión de su proyección social. Como primer ejemplo, podemos citar que las palabras "capitalismo" o "sistema capitalista", salvo en contadas excepciones, quedan excluidas del lenguaje mediático. Con ello se legitima el sistema, se evita su propio cuestionamiento, ya que es evidente que si no se nombra, parece como si escondiéramos siquiera la presencia de otras alternativas. Derivado de ello, el capitalismo no recibe un tratamiento como sistema integral, como un todo único e indivisible, sino que se aborda por partes inconexas, no interrelacionadas ni interpedendientes. Igualmente, estos medios ocultan la composición del poder real, y de esta forma, toda referencia al poder se refiere al que está legitimado "democráticamente", nunca al poder fáctico o establecido. Por todo ello, el capitalismo como tal, para dichos medios, queda fuera de los márgenes de lo mediáticamente cuestionable. 

 

Y así, aunque las noticias incluyen a diario hechos vinculados directamente con el capitalismo, o explicados a través de él, éstos nunca son puestos en su adecuado contexto. Bajo esta narrativa, las noticias políticas, sociales, laborales, la propia crónica de nuestra sociedad, y de las sociedades del resto del mundo, nunca tienen una visión sistémica, totalizadora, sino aislada, atomizada. En paralelo, se desvía la mirada sobre el origen de los impactos del capitalismo, tratando siempre estas cuestiones muy superficialmente, sin indagar sobre sus raíces, sin explicar su génesis y sus desencadenantes más primigenios. De esta forma, la conclusión es clara: no hay causas sistémicas que expliquen los hechos de nuestro mundo. Falacia gigantesca. Por ejemplo, los inmigrantes vienen "porque existen mafias que los controlan", la crisis se ha producido porque "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", el déficit público existe "porque hemos gastado más de lo que ingresábamos", y las desigualdades ocurren "porque estamos atravesando una crisis muy profunda, y siempre hay espabilados que se aprovechan". Falacias y más falacias, señuelos y engañabobos que se vierten por doquier en noticieros, tertulias y espacios de debate de todas las cadenas de radio y TV, así como en la prensa escrita. 

 

Ocurre también que al sesgar las causas se tergiversa la identificación de los propios causantes. Y así, el causante de la crisis fue el Estado que se "excedió en el gasto", y la población (la ciudadanía) la que "vivió por encima de sus posibilidades". No se nos cuenta en cambio que fue el capital financiero el que aumentó exponencialmente las inversiones especulativas, que fueron las que generaron la burbuja que terminó explotando. Quizá porque, si contaran esto, no podrían legitimar las ingentes ayudas públicas que se han dedicado a rescatar a la banca, mientras a la población se le imponía una terrible austeridad. Se deforma el lenguaje, entrando en engañosas expresiones y giros idiomáticos que sólo contribuyen a la confusión ideológica sobre los conceptos y los términos reales. Y como afirmábamos en nuestro artículo "Trampas y perversiones del lenguaje neoliberal": "Para que su política indecente, inmoral y obscena vaya calando en la ciudadanía, una de las cosas que más deben cuidar es el lenguaje, ese lenguaje que sea capaz de disfrazar los conceptos, de transformar una idea de fondo monstruosa bajo una aparición formal más o menos moderada, y hasta asumible por la ciudadanía". Continuaremos en siguientes entregas.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías