Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 agosto 2015 7 02 /08 /agosto /2015 23:00

La gratuidad de la alimentación y el vestido básico; de los servicios públicos; sanidad; de la enseñanza; servicios culturales, etc., permitirá alcanzar este objetivo en cuanto haya funcionado durante dos o tres generaciones. Entonces el trabajo dejará de ser considerado como un medio de "ganarse la vida" o de asegurarse el consumo cotidiano, y se convertirá en una necesidad de actividad creadora, por medio de la cual cada uno contribuye al bienestar y al desarrollo de todos

Ernest Mandel

Y la RB ha de estar ahí, por tanto, en dicho modelo de sociedad, contribuyendo a dichos objetivos. Y aunque ya se han venido eliminando otras muchas barreras, la RB, tal cual la proponemos, viene a ayudar a derribar otras muchas que aún pululan por nuestro imaginario colectivo. Por ejemplo, el hecho de que la RB sea individual y no colectiva, es decir, no atienda a lo que se ha venido en denominar como la "unidad familiar" es un aspecto también tremendamente interesante. De hecho, el concepto de "unidad familiar" tal cual se nos ha inculcado en nuestra sociedad, es un concepto retrógrado, conservador, reaccionario, que únicamente entiende y da validez al concepto clásico y religioso de familia, aún sujeto a las adaptaciones de los últimos tiempos. Pero no sólo es que los "modelos" de dicha unidad familiar hayan cambiando, migrando desde las clásicas variantes de los padres, los hijos y los abuelos, a las múltiples variantes actuales, sino que además lo que la propuesta de la RB consigue es que el concepto de "unidad familiar" no tenga que intervenir a la hora de que nuestras Administraciones Públicas doten del ingreso de la RB a cada persona. 

 

Y ello porque precisamente se hace a la persona, sin importar con quién conviva. Deja de importar por tanto el concepto de "unidad familiar", porque la RB no favorece de ninguna manera ningún tipo o "modelo de convivencia" sobre otro. Ya se trate de que bajo un mismo techo viva una pareja heterosexual, con o sin hijos, o personas de varias generaciones, o un simple grupo de amigos, o una pareja homosexual, con o sin hijos, o una pareja de hecho, todas ellas y mil variantes más son formas de convivencia completamente respetables e independientes del derecho inalienable a percibir la RB, que por tanto, se recibiría individualmente. A la RB sólo le importa la persona, sin más. Con ello, no antepone otros condicionantes sociales o modelos de convivencia, como hacen hoy día el resto de subsidios condicionados, para poder percibirla, que además contribuyen a la marginación o al descrédito de ciertos modelos de convivencia sobre otros. Hemos de romper con todo este caudal de condicionamientos sociales, anticuados, anacrónicos y retrógrados. 

 

Otro aspecto interesante de nuestra propuesta de RB al que le hemos prestado poca atención hasta ahora tiene que ver con el hecho de que la RB no impone condiciones. En la actualidad, la mayoría de los subsidios imponen ciertas condiciones, al menos durante la etapa de su concesión. Por ejemplo, una situación típica podría ser la siguiente: "Tiene usted derecho a la prestación por desempleo del itinerario PREPARA, durante seis meses, durante los cuales, usted se compromete a informar de posibles cambios en su situación económica, a aceptar cualquier oferta de trabajo adecuada, y a participar en los programas formativos para los cuales sea seleccionado". Es decir, nos imponen, junto a la concesión del subsidio en cuestión, una serie de acciones que tenemos que comprometernos a cumplir de cara a la Administración que nos está subvencionando (dicho sea de paso, de forma ridícula), un conjunto de acciones de contraprestación, como las indicadas, porque en caso contrario, el subsidio simplemente será restringido o anulado, además muchas veces con la extinción del derecho a volver a percibir prestación alguna. Son situaciones completamente ridículas, que solo insisten en la idea que venimos comentando desde hace varios artículos, y que se puede resumir en la idea de que realmente, a la Administración no le preocupa proporcionar a las personas unos mínimos ingresos para una vida digna, sino continuar perpetrando su injusto y discriminatorio modelo. Y aún nos falta por responder, en el ejemplo propuesto, a la mejor pregunta: Y después de los seis meses, ¿qué?

 

Es posible también que los lectores hayan oído algunas otras propuestas que hacen otros partidos políticos, y que aún estando fuera de la línea de la RB, pueden entrar en debate con ella, en el sentido de su utilidad social. Hoy día, por ejemplo, el partido CIUDADANOS, de corte neoliberal, propone una medida, que según nos cuentan, consiste en un "Complemento Salarial" para las rentas más bajas, muy similar a lo que podría encuadrar con un INR (Impuesto Negativo sobre la Renta). La formación política de Albert Rivera lo plantea como que el Estado cubrirá hasta un tope salarial las rentas del trabajo que resulten de cuantía más baja que un umbral determinado, que como decimos, se parece mucho al INR, entendido como un crédito impositivo uniforme y reembolsable, que garantiza un nivel mínimo de ingresos mediante la política fiscal. Si en la declaración de ingresos se supera este minimo, se pagan los impuestos correspondientes. Si por el contrario no se supera o se carece de ingresos, el Estado abonaría la diferencia hasta lograr el mínimo establecido. Este INR, propuesto inicialmente por Milton Friedman, uno de los héroes intelectuales del neoliberalismo, con el objetivo de recortar el Estado del Bienestar, fue explorado con mayor profundidad por James Tobin como forma de luchar contra la pobreza sin eliminar los incentivos para trabajar remuneradamente. Como se ve, la distancia de esta medida con la RB que estamos proponiendo es abismal.

 

Porque en efecto, la propuesta de CIUDADANOS nos sigue atando al trabajo remunerado como única vía de realización social y personal, atándonos por tanto a la misma tiranía y hegemonía empresarial que la RB pretende romper. La RB no depende de declaraciones de renta como sí depende esta medida, y además, la propuesta del Complemento Salarial no acaba con las trampas del paro y la pobreza, tal como sí hace la RB, lo cual ha quedado ya explicado y ejemplificado en anteriores entregas. Por tanto, y al contrario de un sistema que continúa ligando las condiciones materiales para la libertad al trabajo asalariado, la RB se nos presenta como una alternativa distinta, que rompe con esa dinámica, que altera las relaciones laborales, que empodera a la clase trabajadora, y que la independiza de sus déspotas empresarios. Acabando con dicha dinámica, y al contrario que un sistema basado en la lógica neoliberal del INR, una RB proporciona una fuente firme de ingresos, continuada e independiente de cualquier otro requerimiento y condición, que continúa percibiéndose tanto si trabajamos como si no. Como venimos demostrando, las ventajas de la RB son innumerables. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías