Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 septiembre 2015 7 27 /09 /septiembre /2015 23:00

Para que pueda gobernar el capital financiero, primero deben saquearse a fondo las economías

Michael Hudson

Perfecta cita que nos da entrada al siguiente gran tema que vamos a abordar en esta serie de artículos, dentro del gran capítulo donde estamos exponiendo los puntales donde debe basarse, desde nuestra humilde opinión, el Socialismo en el siglo actual. Porque a lo que vamos a prestarle atención en los siguientes artículos es al importantísimo tema de la deuda pública, tan de rabiosa actualidad. Deuda pública cuyo montante e intereses pesan como una losa sobre los presupuestos de los respectivos Estados, como vamos a ir exponiendo. Pero para poder abarcar y comprender bien el asunto, debemos comenzar por el principio. Y el principio no es otro que relatar la increíble fuerza del oligopolio bancario en la actualidad, dentro de esta fase de neoliberalismo financiarizado que vivimos. Vamos a basarnos, en primer lugar, en una reciente entrevista que el periodista Eduardo Febbro, del medio argentino Página 12, realizaba al economista francés François Morin, de la Universidad de Tolouse, de la cual vamos a tomar las más interesantes reflexiones.

 

En la primera parte de esta serie de artículos, dedicada al capitalismo actual, ya dimos cuenta de la inmensa fuerza de la banca privada como gran agente económico transnacional, así que aquí, para no repetirnos, vamos a abordar sólo las cuestiones que tienen que ver con la banca en relación a la insoportable deuda pública de los Estados. Pero antes, esbocemos siquiera unas reflexiones de puro sentido común, y que proceden únicamente de la simple observación del sector bancario privado. Por ejemplo, fijémenos en el volumen de negocio (en este caso, el negocio es el movimiento de capitales) que muchos grandes bancos llegan a mover, superior al Producto Interior Bruto (PIB) de algunos países, lo cual ya da una ligera idea de su tamaño. O fijémonos también en el dato de las expectativas de aumento de sueldo (entre fijos, pluses, beneficios, etc.) de sus consejeros y altos directivos (20, 30 ó 40% anual, frente al ridículo 1% de los empleados, y eso teniendo suerte). O por último, démonos cuenta del régimen de jornada laboral de los empleados y directivos de banca, que sólo tienen horarios en turnos de mañana (salvo las excepciones de rigor), siendo quizá las únicas empresas del sector privado que se asemejan en jornada laboral a los funcionarios y empleados públicos. Sólo observando estos simples datos, no hace falta ser muy inteligente para concluir que la banca privada es hoy día un auténtico paraíso empresarial. 

 

Pero vamos a lo importante. Según François Morin, el mundo de la política y de las finanzas está dominado por lo que él llama una "hidra mundial" compuesta por 28 grandes bancos internacionales, cuyas decisiones marcan el curso no sólo de las finanzas en general, sino también de los gobiernos y las democracias parlamentarias a nivel de todo el planeta. Este conjunto de bancos, interrelacionados y conectados entre sí, manejan el mercado cambiario, las tasas de interés, crean los productos tóxicos por los cuales luego pagan los Estados (socializando sus pérdidas al resto de la ciudadanía), influyen en las políticas económicas que implementan los gobiernos, y en fin, modelan las democracias a su antojo, tendiendo hacia los modelos de baja intensidad que tenemos hoy día. Y así, maniobras fraudulentas, pactos secretos, lobby contra la democracia, manipulación de los mercados, y un sinfín más de prácticas despreciables, desempeñan un nefasto papel en las sociedades capitalistas actuales, y convierten la democracia mundial en un rehén de sus intereses privados. "Democracia", esa sagrada palabra que, en boca de estos sucios banqueros, se prostituye y se pervierte hasta límites increíbles. 

 

Un sólo dato basta para entrever el gigantesco poderío del que estamos hablando: en total, estos 28 bancos detentan un volumen de recursos superiores a los de la deuda pública de 200 Estados del planeta. Los Estados endeudados gracias a la perversa influencia de estas entidades, son hoy día Estados jibarizados, que han perdido su soberanía monetaria (base para el resto de las soberanías) y que se enfrentan a peligrosos y poderosos enemigos. Según Morin, entre los 28 bancos del oligopolio, hay 14 que "producen" los productos tóxicos derivados, cuyo valor estimado alcanza los 710.000 millones de dólares, el equivalente a 10 veces el PIB mundial. ¡Ahí es nada! En palabras de François Morin: "La hidra bancaria se ha transformado en un oligopolio vandálico para la economía mundial y la estabilidad de las sociedades". No es ninguna exageración. Bajo la apariencia de ausencia de ideología, estos poderosos personajes son las principales amenazas para la cohesión social, y las políticas de igualdad de los diversos países. Además, lógicamente, cuentan con el inestimable e incondicional apoyo de muy diversas organizaciones internacionales (FMI, BM, OCDE, etc.), así como con la cómplice colaboración de gran parte de la clase política, sobre todo aquélla que apuesta por el fomento del más despiadado neoliberalismo. 

 

Este oligopolio mundial bancario comenzó a emerger durante la última década del siglo XX, una vez maduradas las principales experiencias del neoliberalismo, tanto en Estados Unidos, en Europa y en América Latina. Concretamente, fue la liberalización completa del mercado de capitales (ya proclamada desde el Consenso de Washington) la que permitió la creación de vastos mercados monetarios y financieros desde todos los rincones del mundo. Podemos decir que a partir de 1995, existen bancos que se tornan sistémicos a nivel mundial, es decir, que la caída de uno de ellos puede provocar un cataclismo financiero a escala planetaria. De hecho, la mayoría de las crisis sistémicas que conocimos a partir de 1990, ya sea en los países del Sudeste Asiático, en Brasil o en Turquía, fueron crisis provocadas por la especulación internacional, promovida por el propio movimiento de capitales. Pero además, para mayor fortaleza, estos bancos se alían y se ponen de acuerdo entre ellos ante diversas situaciones, es decir, practican una suerte de colusión. Por tanto, actúan al modo de una banda criminal organizada para influenciar colectivamente sobre los principales precios de las finanzas mundiales, en especial las tasas cambiarias y de interés. François Morin aporta datos de que estas prácticas oligopolistas comienzan a partir de 2005. Es decir, entre los años 90 y 2005 el oligopolio comienza a formarse, y a partir de 2005, estas prácticas se vuelven corrientes. 

 

Por supuesto, desde entonces acá, algunos gobiernos y organizaciones han multado por dichas prácticas a esta hidra bancaria, pero fueron multas que, en relación con sus ganancias, resultan a todas luces insignificantes. Y las políticas de este gran oligopolio bancario se traducen, sobre todo, en el masivo e insostenible endeudamiento de los Estados. Antes de la actual crisis, el endeudamiento medio europeo se situaba en torno al 60% del PIB. Pero a partir de 2007, justo cuando empieza la crisis, ese endeudamiento se acrecienta brutalmente. Y aprovechemos para desarmar mitos y denunciar falacias que se vienen viertiendo desde entonces: el nivel de sobreendeudamiento actual está ligado a las causas de la crisis financiera, y no al despilfarro de las finanzas públicas, como nos quieren hacer creer. Se difunde por activa y por pasiva, desde las clases dominantes, que mediante políticas presupuestarias rigurosas, y mediante el saneamiento de las cuentas públicas se va a combatir el sobreendeudamiento, pero esto es totalmente erróneo. La crisis es una consecuencia del comportamiento abusivo y demencial de los grandes bancos, a través de la puesta en circulación y el uso generalizado de una serie de productos financieros tóxicos. Por tanto, si pretendemos reducir la deuda pública actual y la futura, tendremos que incidir sobre dichos comportamientos, cosa que evidentemente no se está haciendo. Los grandes bancos siguen comportándose igual que en el pasado, más aún si tenemos en cuenta que las actuales políticas les benefician más que antes. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías