Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 septiembre 2015 2 01 /09 /septiembre /2015 23:00

Los Estados Unidos son hoy la mayor amenaza a la paz del mundo. Porque son el mayor exponente del poder de los capitales financieros y de las grandes corporaciones, dispuestos a imponerse por la fuerza a todos los pueblos y Estados que se resistan a sus designios, en un panorama en el que su poder económico declina inexorablemente

Manuel Pardo de Donlebún

A estas alturas de esta serie de artículos, en su entrega número 30, ya hemos de tener claro el sentido que quisimos darle, y la razón de su título: "Estado de guerra permanente", como estado de continua tensión, de continuo conflicto, tanto interno como externo, como permanente reivindicación de su papel en el mundo, que USA pretende difundir como guardián de la paz y el orden mundial, cuando representa el más abyecto y abominable modelo a seguir. La explicación de prácticamente todos los focos de conflicto, asesinatos terroristas y demás ejemplos de barbarie, obedece a previas intervenciones norteamericanas, que han ido sembrando durante décadas el caldo de cultivo idóneo para que sólo pueda florecer el odio y la venganza. Los horrores perpetrados en cientos de conflictos armados, sobre todo en Oriente Medio, han endurecido a los supuestos enemigos del "eje del mal", encendiendo también su fanático celo religioso. Y así, las torturas (que detallaremos en próximas entregas), vejaciones y humillaciones cometidas por los ejércitos norteamericanos durante sus diversas incursiones, y las matanzas consumadas en diferentes países invadidos, sólo podrían traer más caos, barbarie y devastación. 

 

Y por otra parte, el interminable genocidio (del que dimos cuenta en anteriores entregas) al que son periódicamente sometidos los palestinos por Israel, con el amparo y protección de los Estados Unidos y los gobiernos "aliados" europeos, auténticos crímenes de lesa humanidad que no despiertan las conciencias de los líderes occidentales, como tampoco la despiertan (dicho sea de paso) el interminable y patético éxodo de refugiados procedentes de las guerras y zonas de conflicto, como los sirios que estos días están intentando llegar a Europa a través de Grecia y Macedonia, y que son recibidos con golpes y gases lacrimógenos, o los que intentan atravesar el paso de Calais en Francia hasta el Reino Unido, países que ya han declarado que van a "incrementar la seguridad" mediante miles de policías, y el levantamiento de muros. Cuando se siembra odio y represión, sólo se puede recoger más de lo mismo. ¿Con qué autoridad moral nos erigimos después como el símbolo del mundo libre y respetuoso de la libertad y de los derechos humanos? Nuestras políticas de alianza con EE.UU. sólo nos sirven para extender el más cruel y devastador capitalismo, que luego germina en conflictos, guerras, muerte, odio, destrucción, y éxodo masivo. Una interminable espiral diabólica que no somos capaces de cortar en su origen, sino sólo de atajar despiadadamente en sus consecuencias. 

 

Todos estos crímenes no conmueven la supuesta conciencia democrática y humanista de Occidente, que se alinea permanentemente con la execrable política del gigante norteamericano, sin prever ni siquiera importarnos su terrible alcance. En la relación de organizaciones terroristas de todo el mundo que actualiza anualmente el Departamento de Estado norteamericano, la propia USA debiera estar colocada en primer lugar. El día en que Estados Unidos no esté involucrado en ningún conflicto militar en ninguna parte del planeta, ese día habremos dado un gran paso adelante para la Humanidad. El dìa en que Estados Unidos reconozca que su política es irrelevante a escala mundial, que ya el eje mundial es multipolar, que su hegemonía ha entrado en irreversible declive, y que su poder de influencia y dominación es decadente, la Humanidad se sentirá más aliviada. Y por supuesto, el día en que sus países "aliados" desarrollen una política propia, independiente y no sujeta a los intereses norteamericanos, una política pacifista en todo el globo, habremos alcanzado otro gran hito para la paz mundial. Sólo necesitamos desembarazarnos de la política de guerra y dominio permanente de USA, para conseguir un mundo más justo y más civilizado. 

 

Y a día de hoy, el Estado Islámico (a pesar de las varias ofensivas que USA ha dirigido, pues al momento de escribir este artículo se ha conocido la noticia de que han abatido a su número 2) gobierna ya grandes porciones de los territorios de Irak y Siria, donde más de cinco millones de personas viven ya en ciudades y poblaciones contraladas o bajo la influencia del EI, y otras cientos de miles han tenido que huir ante sus arrolladoras ofensivas. Y por donde pasa el EI, no vuelve a crecer la hierba. Violan y asesinan a mujeres y niños, adiestran a los hombres a su causa, y destrozan todo el patrimonio histórico y artístico de los lugares que controlan. El Arquitecto Jefe de la ciudad de Palmira también ha sido asesinado hace pocos días, por no querer revelar los lugares donde se encuentran las joyas más preciadas de todo aquél conjunto arquitectónico. Y las Administraciones públicas de todos esos territorios ha quedado bajo el control del Estado Islámico, son ellos los que supervisan la recaudación de impuestos, los que han pasado a gestionar los bancos, los medios de comunicación, o los que han reemplazado los tribunales de justicia por otros tribunales regidos por la Sharía, la ley islámica. Han establecido patrullas callejeras para controlar que se apliquen a rajatabla sus dictados y normas, en cuanto a costumbres, indumentaria, imponiendo su concepción machista, marginando vilmente a las mujeres, y practicando la mutilación genital entre las jóvenes y niñas. Un panorama tristemente desolador. 

 

Su financiación está asegurada mediante el control de las diversas instalaciones petrolíferas, que les permite el contrabando diario de petróleo sobre todo a través de la frontera turca, con lo que su poder económico es cada día mayor. Internet es su modo de difusión al resto del mundo, aprovechándolo con gran eficacia para atraer a islamistas de todo el mundo a su califato, y proceder a su radicalización ideológica. Según las cifras que nos proporciona Roberto Montoya en Viento Sur, actualizadas a septiembre de 2014, la CIA asegura que el EI tiene aproximadamente unos 30.000 combatientes (a día de hoy serán muchos más), pero el Observatorio de Derechos Humanos de Siria eleva la cifra a 50.000 milicianos en Siria y 30.000 en Irak, de ellos más de 20.000 son extranjeros, al menos 3.000 de ellos de origen o procedencia occidental, mayoritariamente europeos. Los servicios de inteligencia temen que si el Califato Islámico logra mantenerse y expandirse aún más (Turquía les está haciendo frente, aunque en realidad está aprovechando para provocar numerosas bajas entre los kurdos), el efecto llamada que tendrá sobre miles de potenciales yihadistas del mundo entero puede ser enorme. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías