Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 octubre 2015 4 15 /10 /octubre /2015 23:00

En la última entrega de esta serie nos quedábamos comentando algunas aberraciones que los padres católicos practican con sus bebés, quizá la más típica de ellas sea el bautismo. Y señalábamos la gravedad del acto, por muy instituido y aceptado que esté en nuestra sociedad, porque el recién nacido (en general, todo menor de edad), es sujeto del derecho humano de libertad de conciencia (que cubre la libertad ideológica, de creencia y de religión) reconocido en el artículo 16 de la Constitución Española, ésa a la que tanto invocan los poderes dominantes para lo que les interesa, pero que incumplen sistemáticamente. Pues bien, la titularidad plena de los derechos fundamentales del menor está reconocida, como nos recuerda Enrique Ruiz del Rosal, desde 1996, por el artículo 3.1 de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor. De ahí la necesidad de que se establezca una tutela por parte de los padres, mientras ese proceso de formación de la conciencia adulta tiene lugar, y se va construyendo su madurez física e intelectual. 

 

Pero como sabemos, en vez de ello, nuestro sistema educativo y nuestra Iglesia Católica no van contribuyendo a dicha madurez desde la reflexión y el pensamiento crítico, sino desde el adoctrinamiento dominante, es decir, el de la Iglesia. Incluso el artículo 39 de la Constitución señala que la finalidad de la patria potestad es procurar el desarrollo de la personalidad del menor, de cara a favorecer su autonomía. A todas luces, todos estos preceptos no se cumplen, cuando se tolera que en nuestra sociedad estén extendidas estas alienantes prácticas. Pero ya sabemos, de esta forma la Iglesia se asegura y perpetúa su cantera de creyentes, "atrapándolos mucho antes de que tengan uso de razón y puedan elegir por sí mismos" (en palabras de Enrique Ruiz del Rosal). De hecho, podemos asegurar que gran parte de los actuales creyentes adultos, lo son en realidad por adoctrinamiento infantil y juvenil, y por acomodamiento a dichas creencias en la edad adulta, pero sin molestarse en hacer profundas reflexiones posteriores en torno a sus creencias. 

 

Por su parte, el capítulo de las primeras comuniones se ha reducido en un 2,2% desde 2011, según la Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal correspondiente a 2013, cuya información estamos comentando. Las bodas por la Iglesia suponen también un descenso, concretamente del 14% respecto al año anterior, y confirma su tendencia descendente desde el año 2010 en un 27%. Según el INE y para el año 2013, el 65% de las bodas celebradas fueron civiles, y el 35% fueron religiosas. Bien, otro capítulo de la actividad eclesiástica en nuestro país se refiere a las actividades religiosas en los centros penitenciarios, financiadas por el Estado, así como todo tipo de actividades sociales de reinserción, deportivas, de formación y de asesoría. Parece ser un ejemplo más, junto con Educación y Sanidad, de dejación de responsabilidades públicas, y de privatización de una asistencia que sólo a los poderes públicos compete. Dicha actividad se realiza mediante las 83 capellanías existentes a lo largo y ancho de nuestros centros penitenciarios, donde prestan servicio 147 capellanes. A ellos hay que añadir el número de voluntarios católicos en los recintos carcelarios, algo más de 3.000, que de hecho se han incrementado, según la Memoria de 2013, en un 22%. 

 

En el terreno educativo, la Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal comienza afirmando que en 2013 existían 2.600 centros de enseñanza católicos (el 95% de ellos son concertados), cifra que va también en descenso. No obstante sus alumnos han aumentado, alcanzando casi el millón y medio de estudiantes de dichos centros. La práctica totalidad de los centros católicos están subvencionados por el Estado. El hecho es que casi el 20% (en 1992 era del 9%, con lo cual se puede ver la clara tendencia de los gobiernos del bipartidismo PP-PSOE) de todo el gasto público en educación (no universitaria) se desvía para subsidiar a la escuela concertada, fundamentalmente católica, y por tanto, que adoctrina a nuestros jóvenes y antepone idearios e intereses confesionales, es decir particulares, frente a los intereses generales, a la igualdad y a la libertad de conciencia. Más si cabe cuando muchos de ellos son centros claramente elitistas y/o segregadores entre sexos. Y lógicamente, este grandísimo incremento en la financiación de centros educativos privados de ideario católico, lo es en detrimento de la escuela pública, de calidad e igualitaria, y en la que rige la libertad de conciencia para todo el alumnado. Pero ya sabemos que bajo la falacia de la "libertad de enseñanza" se esconde esta peligrosa deriva discriminatoria, que acabará dejando a la escuela pública como residual. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías