Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 diciembre 2015 2 29 /12 /diciembre /2015 00:00

El PSOE huele a cadáver desde hace tiempo, prisionero de sus apegos latentes al poder y sin capacidad para revertir una imagen de entreguismo al sistema que le incapacita para liderar un proyecto alternativo a la derecha nacional

Armando B. Ginés

En efecto, muchas veces se le ha visto el plumero al PSOE, pero las maniobras, declaraciones, estrategias y argumentario que están desarrollando estos días posteriores a las Elecciones Generales, les hacen mostrar su más definitivo plumero...pero vayamos por partes. Lo primero que tenemos que decir es que bajo los efectos de un cálculo proporcional de escaños a tenor del porcentaje de votos, dentro del contexto de una Reforma de la Ley Electoral, la distancia entre PSOE y PODEMOS hubiese sido mucho menor, del orden de 77 para el PSOE y 72 para PODEMOS, por lo cual el miedo de los "barones socialistas" no ha tardado en escenificarse. Evidentemente, han de cerrar el paso como sea a la formación política de Pablo Iglesias, toda vez que una medida que dicho partido llevaría a cabo si gobernara sería la Reforma de la Ley Electoral, para que todos los votos valiesen lo mismo para conseguir escaño. Pero vayamos a los hechos. 

 

Después del muy ajustado resultado electoral, y de varios días en silencio, el líder "socialista" Pedro Sánchez salió en rueda de prensa a decir que los tiempos en democracia han de ser respetados. Eso significa que, en primer lugar, la fuerza política más votada, en este caso el PP, es la que tiene en primer lugar la responsabilidad de intentar formar Gobierno, y que sólo en el caso de que no pudiera hacerlo, le tocaría al segundo de la lista, es decir, al PSOE. Pero teniendo en cuenta la dificultad de Rajoy para ser investido Presidente, incluso con la abstención de CIUDADANOS, todas las miradas comenzaron a fijarse sobre un posible pacto PSOE-PODEMOS, más terceras fuerzas, que pudiera garantizar un Gobierno progresista. Y ello, por supuesto, contando con que tanto Sánchez como otros líderes del PSOE (Luena, Hernando, etc.) ya se habían manifestado categóricamente en el NO rotundo a Mariano Rajoy, como de hecho ya se produjo en la primera reunión que tuvieron ambos líderes del PSOE y del PP. Pero lo cierto es que mientras todo este itinerario discurría, los "barones" (y baronesas) del PSOE comenzaban a contemplar como muy "peligrosa" la opción del pacto con PODEMOS.

 

Por supuesto, la formación de Pablo Iglesias había ya lanzado su propuesta de acuerdos mínimos a los que habría de apoyar el PSOE si quería un pacto con ellos, entre los cuales se situaba, como no puede ser de otra manera en un contexto democrático, la realización de un referéndum en Cataluña en torno a su encaje en el Estado Español. Y ésta es justamente la piedra de toque donde los "socialistas" se apoyan para denostar al partido morado, e intentar hacer ver a la sociedad que no se puede llegar a pactos con "formaciones políticas que plantean la ruptura de España". Es el caso de Susana Díaz, la lideresa andaluza del PSOE, una de las agrupaciones con más fuerza en toda España, que mientras asegura que "los ciudadanos nos han situado en la oposición" (respaldando así la legitimidad de la opción que finalmente creemos que van a tomar), ha llegado a plantear otro esperpéntico argumentario, consistente en difundir el mensaje de que "PODEMOS no quiere llegar a un pacto, lo que quiere es hundir al PSOE". Es un argumentario que ya desarrollaron durante la campaña, creemos que basado en la idea (muy correcta, por cierto, y experimentalmente demostrable) de que cuando el PSOE está más fuerte que sus oponentes por la izquierda, su tendencia es a virar y a acordar con las fuerzas políticas de la derecha. 

 

No descubría nada nuevo Pablo Iglesias con dicha afirmación, que llevamos contemplando durante más de 30 años, durante los cuales no sólo se han aliado y votado junto al PP en numerosas propuestas, sino que incluso cuando IU lanzaba alguna proposición, casi nunca era apoyada por el PSOE. Y ello es porque, en realidad, los "socialistas" del PSOE tienen de socialistas como el que suscribe tiene de Obispo de Mondoñedo, es decir, absolutamente nada. Destapemos su careta de una puñetera vez, y hagamos ver su auténtico rostro, que viene siendo, desde siempre, la usurpación fraudulenta del espacio político de la izquierda, para a continuación prostituirlo y abandonarlo una vez están en el Gobierno. Por tanto, digámoslo alto y claro: ¡NO SON SOCIALISTAS! Se pasan la vida diciendo "Los socialistas queremos...", "Los socialistas decimos...", "Los socialistas proponemos...", ¡BASTA YA! Socialista es palabra sagrada, para utilizarla con tanto descaro, con tanto cinismo, y con tanta hipocresía como la utilizan ellos...Tiene mucha gracia, porque Pedro Sánchez, en una entrevista pocos días antes de las Elecciones, recomendaba a Pablo Iglesias que saliera del armario, y reconociera que es comunista...pero sin embargo, es más bien Pedro Sánchez quien debiera salir del armario, y reconocer que él no es socialista (ni nadie en su partido), que nunca lo ha sido, y que probablemente nunca lo sea...Asímismo, Rodríguez Zapatero, en otro mítin de campaña, recomendaba a Pablo Iglesias "que no perdiera el tiempo", porque poco menos que la patente de corso del socialismo en España la tiene el PSOE...Sin más comentarios. 

 

El caso es que, visto lo visto, y con tantos plumeros que se le han visto al PSOE, pensamos que pronto vamos a verle el plumero definitivo, que no es otro que permitir que Gobierne el PP mediante una vertiente suavizada de la gran coalición bipartidista que incluso muchos barones del partido aprobarían. Pero creemos que están preparando una versión dulcificada de esa idea, que excluiría cualquier tipo de coalición o acuerdo explícito con el PP, para no manchar mucho su imagen, y que consistiría en la abstención (no sabemos si en primera votación o en sucesivas) del PSOE a la investidura de Rajoy, lo que permitiría a éste, junto a la abstención del partido de Albert Rivera, formar un Gobierno en minoría, y poder, al menos, arrancar la legislatura. Todas las pistas nos conducen a ello, basándonos en la constante actitud de los barones del PSOE, restando autoridad a Pedro Sánchez a la hora de pactar con otras fuerzas políticas, como asegura este artículo de El País, y en las declaraciones de Susana Díaz o de Felipe González, que verían con buenos ojos una situación de oposición del PSOE, con lo cual están advirtiendo solapadamente que van a permitir que vuelva a gobernar la derecha pura y dura. 

 

Pero no son sólo los barones "socialistas" los que están empujando en esa dirección, sino que se están viendo también apoyados, como no podía ser de otra manera, por los grandes empresarios y banqueros mejor conectados a la actual dirección del PSOE, como asegura Federico Castaño en este artículo del medio VozPopuli. Básicamente, el IBEX-35 estaría empujando al PSOE a un pacto con el PP en aras de garantizar "la estabilidad", ese falaz mantra al que se recurre tantas veces en estas ocasiones, por parte de la clase dominante. Ha existido incluso una reunión de dichos empresarios con Jordi Sevilla, el gurú económico del PSOE, para hacerle ver la necesidad de apuntalar la tan cacareada como falsa "recuperación económica". Es la hora de las hipócritas llamadas a la "responsabilidad", a la "altura de Estado", y todas esas falacias que se argumentan en momentos donde dicha "estabilidad" se ve cuestionada, lo cual quiere decir, simplemente, que los poderosos entienden que su chiringuito se puede venir abajo, o al menos, verse seriamente tocado. Y así, hacen llamamientos contra el "aventurismo político", y sus terribles consecuencias, intentando hacer aparecer al PSOE como un "partido responsable y de Estado". La historia se repite, porque dichas situaciones ya las hemos vivido con anterioridad, y ya sabemos a dónde nos conducen dichos llamamientos, a saber: más recortes, más empobrecimiento para la clase trabajadora, y más privilegios para los ricos y poderosos. 

 

Así que a estas alturas ya no engañan a nadie. Pero no nos quepa duda: el PSOE lo intentará por enésima vez, volviendo a defraudar y a traicionar la voluntad de sus votantes, y sus promesas electorales. Parece que esta vez se ha elegido a figuras como Susana Díaz y Felipe González para intentar reconducir al redil de los pactos con la derecha pura y dura, a este esperpéntico PSOE, para que no pacte con fuerzas más a su izquierda, y no provoque en Bruselas otra reacción de espanto, como la que protagonizó Angela Merkel cuando se enteró de que PODEMOS podía llegar a ser segunda fuerza política. Su expresión era auténticamente un poema, que reflejaba el peligro que las propuestas de izquierda representan para esta indecente Unión Europea. No descartamos incluso que se avenga a un pacto tripartito entre PP, PSOE y CIUDADANOS, ya que estos últimos también están esperando protagonismo, a pesar de haber dicho hasta la saciedad en campaña que no querían "ni a Rajoy ni a Sánchez". Pero las cosas son como son, y "los intereses de Estado y la unidad de España" deben estar por encima de todas las cosas. El resultado final lo podemos resumir de esta forma: si nada lo impide, tendremos otros cuatro años más de Gobierno del PP de Mariano Rajoy, gracias a la abstención de este partido autodenominado "socialista". Juzguen ustedes mismos. Como suele decir mi muy admirado Vicenç Navarro: ¡Así de claro!

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías