Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 marzo 2016 5 18 /03 /marzo /2016 00:00

La pretensión de avanzar hacia un mundo social y ecológicamente más equilibrado y estable sin cuestionar las actuales tendencias expansivas de los activos financieros, los agregados monetarios y la mercantilización de la vida en general es algo tan ingenuo que roza la estupidez

José Manuel Naredo (“Raíces económicas del deterioro ecológico y social. Más allá de los dogmas”)

Finalizamos aquí esta serie de artículos, donde hemos pretendido, de nuevo, sensibilizar al máximo a los lectores en torno a las necesarias medidas, criterios y enfoques para tener en cuenta al contexto natural que nos rodea, a la hora de implementar medidas de carácter político, económico y social. Han sido 14 entregas donde hemos ido desgranando uno por uno todos los temas de mayor incidencia, de mayor urgencia, y de mayor peso en la tremenda crisis climática y medioambiental que vivimos. Vamos a finalizar incidiendo en dos asuntos que se han podido quedar pendientes, como son las posibles medidas a tomar desde el contexto local (políticas municipales de carácter decrecentista), así como las 17 propuestas ecológicas que las ONG's aconsejaron para las pasadas Elecciones Generales (y las siguientes, en caso de que se repitan próximamente). Básicamente, las políticas decrecentistas irían en un doble sentido: reducción del consumo de materias primas y energía, y redistribución de la riqueza (reducción de las desigualdades). Pero para que todo ello tenga sentido, hay que realizar cambios también en los sistemas productivos, además de cambios en nuestros esquemas mentales (costumbres, criterios, prejuicios, valores, etc.). Recomendamos a los lectores este artículo de Luis González Reyes, donde realiza una amplia exposición sobre el catálogo de medidas que serían interesantes. En él nos basamos para obtener gran parte de la información.

 

Se pueden implementar, desde los ámbitos locales, políticas de reducción de los residuos, impulsar formas de compartir recursos en lugar de usarlos de forma privada, impulsar dietas alimentarias poco carnívoras, basadas en alimentos de temporada, de cercanía y de cultivo agroecológico. También se pueden impulsar políticas de ordenación del territorio bajo una perspectiva ecosistémica, fomento del alquiler frente a la construcción de nuevas viviendas, disminución del espacio público en las ciudades para los vehículos privados, en beneficio del transporte público, la bicicleta y el peatón, medidas de reconexión entre los mundos rural y urbano, leyes de protección del territorio encaminadas a frenar el extractivismo y la degradación ambiental, impedir el fracking, potenciar las industrias verdes, priorizando además en los concursos y compras públicas a las empresas respetuosas con el medio ambiente. Por otra parte, las Administraciones Locales también pueden sumarse a las iniciativas que desarrollan las energías renovables a pequeña escala, y de forma cooperativa. Hay que aprovecharse de los circuitos cortos, propios del municipio y de la comunidad autónoma, que son favorables a la economía local, ecológica y solidaria. Potenciar a las pequeñas y medidas empresas de proximidad al territorio, frente a las grandes transnacionales, o a empresas de ámbito estatal. 

 

También se pueden impulsar desde los Ayuntamientos la creación y uso de monedas locales y virtuales, como una vía paralela al uso de las monedas oficiales, propias del capitalismo al uso. Fomentar igualmente la economía colaborativa, fomentado la capacidad de compartición y el consumo privado de tipo colaborativo. Recomendamos al respecto este sitio web, administrado por Albert Cañigueral, un experto en estos temas, y que posee un texto de libre descarga desde la propia página. En el ámbito local también se pueden y se deben organizar auditorías populares de la deuda pública, para abolir las partes ilegítimas u odiosas de las mismas, ya que la deuda es uno de los principales motores del crecimiento. Hay que fomentar la agricultura ecológica, así como las políticas de restauración, reequipamiento y readaptación de lo que ya existe a los nuevos enfoques y criterios (por ejemplo, en el ámbito de la construcción residencial). También contribuyen en positivo todas las medidas encaminadas al reparto del trabajo productivo, a la disminución de la jornada laboral, y a la conciliación de la vida laboral y familiar, así como las políticas de puesta en valor de los trabajos de cuidados. En sentido general, hemos de conseguir poner la visión ecológica (así como la de género) en todas las políticas de ámbito local y autonómico, para que dichos criterios se tengan en cuenta de forma transversal.

 

Y así, los temas relativos a los ecosistemas, a la tierra, al agua, a los animales o al aire no pueden subordinarse a que la economía "vaya bien", desde un punto de vista absolutamente miope. El compromiso ecológico debe ser absoluto, haciendo pivotar sobre dicho eje todo el conjunto de las medidas de caráter social, político y económico que se adopten. En consecuencia con todo esto, es imprescindible crear en el próximo Gobierno que se forme una Vicepresidencia de Sostenibilidad, que vele por incluir los temas medioambientales desde diversas perspectivas, en relación con la agricultura, la pesca, y los recursos naturales, así como también independizar el Ministerio de Medio Ambiente (hoy ligado al de Agricultura), para dotarlo de la importancia y las competencias oportunas. Son dos de las principales reivindicaciones que las principales ONG's han hecho públicas, según nos cuenta Martín Cúneo en el medio Diagonal. Estas organizaciones consideran que la mayor expresión de corrupción es el expolio continuado de nuestros recursos naturales, así como la contaminación del medio ambiente como causa de nuestras obsesiones capitalistas, ya que no sólo estamos subordinando todo ello a la obtención de un beneficio cortoplacista, sino que además estamos hipotecando a las próximas generaciones. En este sentido, una reivindicación principal consiste en que las Administraciones Públicas deben garantizar que los delitos ecológicos no quedan impunes. 

 

Otra de las exigencias es la aprobación urgente de una Ley de Cambio Climático, que haga frente a las terribles consecuencias, en todos los órdenes, debidas al calentamiento global. En todos los foros y cumbres internacionales que se han celebrado al respecto (incluyendo la última COP21 de París) los objetivos se han quedado cortos, y hay que incorporar medidas mucho más ambiciosas para 2030, sobre todo una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del 45%, y un porcentaje de generación energética mediante renovables superior al 45%. Asímismo, como ya hemos insistido en entregas anteriores, hay que luchar activamente por frenar y rechazar el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), pues de aprobarse, dejaría absolutamente desmontada toda la legislación medioambiental. También el modelo de transporte necesita una seria remodelación, siendo necesaria una Ley de Movilidad Sostenible, que abandone la construcción de infraestructuras que no se correspondan con las demandas sociales, pues constituyen los mayores proyectos de destrucción del medio ambiente. E igualmente, hay que desarrollar un ambicioso Plan de Mejora de la Calidad del Aire, que comprometa al conjunto de las Administraciones Públicas a que en el plazo de 5 años ningún ciudadano/a respire aire contaminado. Hay que recordar que, actualmente, según los límites fijados por la propia UE, el 33% de la población está expuesta a respirar aire nocivo. Esperemos que todas estas medidas, como ha ocurrido hasta ahora, no queden en saco roto, o en la despensa de las promesas olvidadas (o recortadas). 

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías