Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 abril 2016 1 04 /04 /abril /2016 23:00

A diferencia de la democracia mexicana, en Cuba estudiar magisterio y ejercerlo no cuesta la vida; ni el periodismo, como en Honduras, provoca la muerte; ni el sindicalismo mata como en Colombia. En Cuba no se muere de colesterol ni de hambre. En Cuba las artes, la danza, la pintura, no son malas palabras y el teatro tampoco un acertijo

Koldo Campos

Continuando desde el anterior artículo, diremos que el propio sistema electoral también es diferente en Cuba. Existen Elecciones Generales, donde se eligen 612 diputados, cuyo sufragio se organiza por municipios, donde existe un sólo candidato por escaño, pero dicho candidato necesita, al menos, el 50% del voto popular. Después de la celebración de los sufragios populares, la nueva legislatura electa se reúne para escoger los líderes entre los diputados, mediante voto secreto. Y así se eligen también los altos representantes del Estado. Pero volvamos al origen del problema: a Estados Unidos (y sus fieles aliados occidentales) no les importa en absoluto dicho sistema de elección, porque en otros países latinoamericanos también existe un sistema presidencial, más parecido al de USA, como Venezuela, Bolivia o Ecuador, y sin embargo, sus líderes (que ganan limpiamente las elecciones) tampoco son reconocidos como tales por la obsesión fanática de Estados Unidos de atacar por cualquier pretexto a todo país que no obedezca sus designios. De hecho y cada vez que puede, derroca por la fuerza a los sistemas políticos legítimos de muchos países, como ha ocurrido históricamente en el Chile de 1973 (Salvador Allende) o en la Honduras de 2009 (Manuel Zelaya), por citar sólo dos casos de una extensa lista. También se argumenta de forma torticera y falsa que la sociedad civil cubana no es independiente. Pero esconden que para ellos, si la sociedad civil actúa en defensa y en armonía con el proceso político cubano, entonces eso significa que "no es independiente". Sin embargo, le conceden toda la legitimidad y toda la "independencia" a las asociaciones de disidentes y opositores políticos a la Revolución. 

 

En una palabra, no respetan y atacan a todo lo que representa el sistema político cubano, la Revolución Socialista de Cuba, sus valores, sus líderes, su ideario y sus procesos internos, mientras que apoyan y legitiman todo aquéllo que se enfrenta a dicho proceso, aunque dicho enfrentamiento sea mediante métodos violentos. ¿No es esto aplicar un doble rasero, inmoral e hipócrita, por usar suaves calificativos? Pero cuando además estas mentiras, falacias y manipulaciones son vertidas principalmente por la mayor potencia hegemónica mundial, paladín del capitalismo y responsable (esta vez sí) de las mayores violaciones contra los Derechos Humanos, dentro y fuera de su país, la cosa ya es más grave. Sí, porque Estados Unidos no sólo es el responsable de mantener el criminal bloqueo económico contra el país caribeño desde hace medio siglo (consultar este artículo para una exposición más extensa sobre el mismo y sus gravísimas consecuencias), sino que además es autor de perversas prácticas de violencia policial, ataque a las minorías étnicas, discriminación de inmigrantes, prácticas de torturas a presos en cárceles secretas sin las mínimas garantías (la mayor de ellas en la Bahía cubana de Guantánamo), persecución de las personas que desvelan sus prácticas de espionaje por doquier, sin mencionar que es el responsable último de la práctica totalidad de las guerras que en la actualidad (y durante los últimos siglos) se suceden en los diversos escenarios mundiales en conflicto. 

 

Y mientras todo ello ocurre en USA, en Cuba, la Revolución Socialista ha permitido, dentro del contexto socioeconómico de un país pobre, ir alcanzando altas cotas de bienestar social y de protección de la ciudadanía ante los derechos humanos. Y así, mientras en Estados Unidos (y en muchos países de la UE) millones de personas no tienen acceso a la sanidad, a la educación, a la vivienda o a la alimentación, en Cuba se han alcanzado cotas de acceso prácticamente universales a estos derechos...¿No son estos derechos humanos los que interesan a Estados Unidos? Y a pesar de las enormes limitaciones que el criminal bloqueo económico ha impuesto a la isla, el pueblo cubano, apoyando su Revolución, ha logrado avances y conquistas sociales sólo imaginables en una sociedad auténticamente avanzada. Un pueblo que ha puesto la solidaridad como su propia bandera, una solidaridad que ha sido interna, pero que también ha practicado con cuantos países han necesitado de ella, suponiendo un referente vivo y un ejemplo a seguir por toda la comunidad internacional. Y qué duda cabe que si el bloqueo económico no hubiera sido impuesto, el desarrollo en vivienda, producción de alimentos, transporte, o avances científicos y tecnológicos hubieran conseguido mayores desarrollos. Pero aún con sus limitaciones e imperfecciones, Cuba representa el mejor referente vivo del Socialismo, donde la extensión beneficiosa de avances sociales, la erradicación de la pobreza y del analfabetismo, la preservación medioambiental, y la fortaleza de la cultura socialista impregna a todos los amantes de otro mundo posible y necesario.

 

En el terreno educativo, sólo Cuba alcanzó los objetivos globales del proyecto "Educación para Todos" en el período 2000-2015 en toda América Latina, hecho que consiguieron sólo un tercio de los países del mundo. En un Informe de la UNESCO, se mencionan los 6 objetivos alcanzables que son (1) extender y mejorar la atención y educación de la primera infancia, (2) lograr la universalización de la enseñanza primaria, especialmente en lo que respecta a niñas y niños pertenecientes a minorías étnicas o marginadas, (3) garantizar que los jóvenes y adultos tengan iguales oportunidades de acceso al aprendizaje y la adquisición de competencias para la vida diaria, (4) lograr en 2015 una reducción del 50% de los niveles de analfabetismo de la población adulta, (5) suprimir la disparidad entre los sexos y lograr la igualdad entre ellos en la educación, y (6) mejorar la calidad de la educación para todos y obtener resultados de aprendizaje mensurables. Ello debería despertar la admiración de todos esos países occidentales "avanzados", que son los que se dedican a criticar a Cuba por su falta de democracia y de respeto a los derechos humanos. Por tanto, y según los datos de que disponemos, avalados por las más altas Instituciones y Organismos internacionales (nada sospechosos de ser nidos de perversos marxistas), la República de Cuba ha demostrado que es posible alcanzar un alto grado de desarrollo humano manteniendo la sostenibilidad del sistema económico. Otras grandes potencias deberían aprender del pequeño país caribeño. 

 

Y es que también en el terreno del cuidado y el respeto medioambiental, Cuba es punto y aparte. Casi todos los países más desarrollados del mundo consiguen sus buenos resultados a costa de despilfarrar los escasos recursos naturales del planeta, provocando la destrucción de los ecosistemas y del equilibrio ambiental. No es el caso de Cuba, que ha conseguido colocarse entre los países con un alto índice de desarrollo humano, manteniéndose dentro de los parámetros de sostenibilidad ecológica necesarios, para no representar un lastre para el planeta. Rescato las sabias palabras de Koldo Campos cuando afirmaba: "Nadie en este manicomio en que han convertido al mundo quienes dictan su destino, disfruta de la cordura de Cuba, de su sensatez y de su juicio, de su capacidad de lucha, de su vergüenza". En resumidas cuentas, Cuba ha sabido, gracias a la valentía de su pueblo y a la indiscutible inteligencia de sus dirigentes, conducirse por el camino de la Revolución Socialista, y ello a pesar de que ha tenido que atravesar (y aún continúa haciéndolo) por una serie interminable de escollos, que han podido salvar mediante un arrojo, una firmeza y una determinación como pocas veces se ha dado en la Historia de la Humanidad. Hoy esa pequeña isla del Caribe, pese a la hostilidad norteamericana y el cerco mediático mundial, es un espacio decoroso, un lugar apacible y en armonía, un sitio donde puede vivirse con dignidad. Cuba es un referente, un símbolo de resistencia, quizá el pueblo más entregado y valiente de la Historia de la Humanidad. Finalizamos con las bellas palabras dedicadas por Miguel Manzanera Salavert, que afirmaba: "Sólo conozco un Oasis posible, que es la República de Cuba". 

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías