Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 abril 2016 7 17 /04 /abril /2016 23:00

¿Por qué decir hoy, entrado el siglo XXI y con experiencias socialistas que se han revertido, que el marxismo sigue siendo vigente? Porque los motivos que lo generan siguen estando presentes

Marcelo Colussi

Bien, una vez revisados todos los aspectos (opiniones de estudiosos e investigadores incluidos) del Socialismo del siglo XXI como alternativa clara (y única) a la actual sociedad capitalista, vamos a entrar en la recta final de esta ya extensa serie de artículos, con la exposición del último gran apartado del mismo incluido en su título, esto es, el Marxismo, o si se quiere, el Comunismo. Y tomando como referencia la cita de entradilla del gran Marcelo Colussi, lo primero que vamos a hacer es rebatir otra típica falacia que los defensores del capitalismo argumentan, que es afirmar que nuestras ideas son viejas, caducas, fracasadas, trasnochadas, inviables, utópicas, y que cuando se han intentando llevar a la práctica, sólo han traído pobreza, corrupción y miseria generalizadas (como si el capitalismo no estuviera trayendo todo eso desde hace siglos). Tomando como referencia el documento "PODEMOS por el Socialismo", una aportación del círculo temático marxista de la formación morada, afirmamos lo siguiente: "La derecha y la "izquierda" del régimen suelen reprocharnos a los marxistas que defendemos ideas viejas. A esto respondemos: si defendemos las "viejas" ideas del Marxismo es porque continúan en nuestra sociedad los viejos problemas del capitalismo (la explotación, las injusticias, la pobreza, la miseria, las guerras, y la desigualdad creciente entre ricos y pobres). La validez de las ideas no tiene que ver con su antigüedad, sino con su utilidad. La rueda fue inventada hace 7.500 años y nadie duda de su enorme utilidad en la sociedad moderna; sigue teniendo forma circular y girando alrededor de un eje". 

 

Y continúa: "Pero tendrían serios problemas quienes, con la pretensión de inventar una rueda "nueva", le dieran una forma cuadrada o rectangular, convirtiéndola en algo inútil para el propósito que se precisa. El Marxismo no es una ideología de tipo moral, ni tampoco una simple denuncia de los males, excesos o defectos del capitalismo. De hecho, no hace falta ser marxistas para darse cuenta de las injusticias, señalarlas y denunciarlas. El Marxismo parte del principio de que para transformar la realidad injusta que nos rodea, primero debemos conocerla, explorando sus engranajes y conexiones internas que hacen posible su existencia y desarrollo, y que permiten anticipar su evolución y desenvolvimiento. Este conocimiento es lo que nos provee de las claves para influir sobre la realidad y transformarla. Es por ello que, en la lucha por la transformación de la sociedad, para terminar con las injusticias y la opresión y alcanzar un mundo auténticamente humano y feliz, una visión inexacta o falsa de la realidad nos proveerá de análisis y herramientas falsos para cambiarla. El estudio científico de la sociedad no es, por tanto, una cuestión académica o de conocimiento abstracto, sino algo vital para la acción práctica". 

 

Así es, en efecto. Carlos Marx (1818-1883) no sólo fue uno de los mejores científicos sociales de la Historia, sino el primero en aportar una teoría científica para el estudio de las relaciones sociales, para a partir de ahí, diseñar todo un nuevo sistema económico y social (el Marxismo) capaz de superarlo y transformar la sociedad hacia un nuevo sistema de relaciones humanas. En el escalafón de los grandes genios de la Historia, Karl Marx ocupa un puesto de primer orden.  Junto a Friedrich Engels (1820-1895), es el padre del Socialismo científico, del Marxismo y del materialismo histórico. Sus obras más conocidas son el "Manifiesto Comunista" (en coautoría con Engels) y "El Capital", obra inacabada y de la cual muy pocos investigadores han hecho un estudio serio, profundo y completo. Para los lectores interesados, en este enlace pueden encontrar una referencia completa y acceso en castellano a la mayoría de las obras publicadas por ambos autores, tanto en solitario como en colaboración. Marx fue uno de los precursores de la ciencia social moderna, al introducir el método empírico en ella. Es incuestionablemente una de las figuras más influyentes de la Historia de la Humanidad, hasta el punto de que en 1999 una encuesta de la BBC lo eligió como "el mayor pensador del milenio" por personas de todo el mundo. Las teorías de Marx sobre la sociedad, la economía y la política, todo lo cual engloba el Marxismo, sostienen que todas las sociedades humanas avanzan a través de la dialéctica de la lucha de clases. No obstante, y como ya hemos venido comentando a lo largo de esta serie de artículos, no podemos quedarnos con la totalidad del Marxismo, esto es, del legado científico de Marx, como si fuera un corpus ideológico cerrado, completo e inviolable, es decir, como si fuera un dogma. 

 

Precisamente, la mayoría de los que nos consideramos marxistas hoy día entendemos que algunos de sus postulados han sido claramente superados, lo cual no invalida para nada la esencia misma del Marxismo, o si se quiere del Comunismo, pues no sólo el método científico empleado, sino el profundo estudio sobre las relaciones de producción y de la lucha de clases a través de la Historia, junto con las alternativas propuestas, hacen que la esencia marxista continúe hoy día absolutamente vigente. Pero como decimos, algunos de sus postulados han sido mayoritariamente abandonados. Pondremos siquiera algunos ejemplos: Marx sostuvo que la sociedad, bajo el Socialismo, sería regida por la clase obrera en lo que denominó como la "dictadura del proletariado", el "Estado obrero" o la "democracia obrera". Y creía que el Socialismo sería, a su vez, finalmente reemplazado por una sociedad sin Estado y sin clases, lo que podría ser el comunismo puro. El Marxismo actual ha entendido que Marx se equivocó en estas tesis, desestimando la idea de "dictadura del proletariado", así como la ausencia del Estado. En vez de la dictadura del proletariado se propone actualmente la democracia plena y la propiedad social, y se entiende que el Estado es necesario, aunque por supuesto bajo una óptica y arquitectura muy diferentes a las actuales.

 

No obstante, por la tremenda importancia de estos asuntos, dedicaremos a ellos series de artículos separadas, en su momento, donde lo expondremos todo con más calma. Porque de momento no queremos desviarnos de la concepción del Marxismo actual, del siglo XXI, que es el que nos interesa. Tampoco queremos hacer caso aquí (lo dejaremos también para series de artículos independientes que iremos publicando) a la implementación concreta y mayoritariamente fallida que durante el pasado siglo XX han tenido las ideas marxistas. Lenin fue el primero que intentó desarrollar el pensamiento de Marx en la práctica. Los llamados "gobiernos revolucionarios socialistas" tomaron el poder en una variedad de países durante el siglo XX, llevando a experiencias como la de la Unión Soviética en 1922 y la de la República Popular China en 1949, con diversas variantes teóricas desarrolladas, tales como el leninismo y el maoísmo. Pero volviendo a Marx, reivindicó durante toda su obra la profunda alienación del hombre bajo el capitalismo (algo en lo cual insistieron también otros muchos autores, como Erich Fromm), y la necesidad de superar éste bajo un nuevo modelo de sociedad socialista. El Marxismo del siglo XXI, por tanto, mantiene la esencia del Marxismo clásico y original, parte de su mismo análisis y diagnóstico de la realidad histórica y social, abandona algunos de sus postulados más críticos (que se han considerado obsoletos), y lo enriquece con aportaciones de corrientes nuevas de pensamiento que se van incorporando, formando un Marxismo actualizado, la alternativa real a la sociedad capitalista de hoy día. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías