Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 junio 2016 4 02 /06 /junio /2016 23:00
Autor: ENEKO

Autor: ENEKO

Las próximas entregas vamos a dedicarlas a los Movimientos de Migrantes, es decir, todos los movimientos sociales, plataformas y organizaciones que velan y se ocupan de todo lo relativo a las personas que, por diversas circunstancias, se ven obligadas a marchar de su país hacia otro país de acogida, o bien a las personas que llegan a nuestro país procedentes de cualquier país extranjero. Sólo abordaremos en este artículo una introducción general al fenómeno, para situarlo en su contexto, y después continuar. Y lo primero que hay que decir con respecto a este asunto, es que los procesos migratorios y de éxodos de población son fenómenos estructurales al capitalismo, que es un sistema económico diabólico y demencial, que genera movimientos de millones de trabajadores y trabajadoras hacia los países capitalistas centrales, fruto de la división internacional del trabajo en función de los intereses de diversificación de los grandes agentes del sistema. En nuestro país, concretamente, este fenómeno ha supuesto la llegada de millones de personas migrantes de los países del Sur y del Este (y de Oriente Medio, debido a los conflictos bélicos), que sufren condiciones laborales y salariales objetivamente peores que la media de la clase trabajadora autóctona. 

 

Bajo este perverso contexto, la actual Ley de Extranjería se convierte en un instrumento al servicio del capitalismo para asegurar una mano de obra extremadamente barata, precarizada y carente de derechos laborales, sociales, civiles y políticos. Y así, mientras los flujos de capitales no ofrecen ningún límite ni son frenados ante ningún control o inconveniente, los flujos de personas se ven cada vez más sometidos a estrictos controles, en aras de una supuesta "seguridad de las fronteras" para controlar las "migraciones ilegales" que cosifican a las personas y montan a su alrededor una infranqueable trama burocrática. Como siempre, los empresarios se aprovechan de esta situación, abusando de estas personas que se encuentran en situación de máxima necesidad, y que ni conocen nuestras leyes ni están en condiciones de poder exigir su cumplimiento. Con la agudización de la crisis económica actual, los procesos de precarización y exclusión social de determinados colectivos y personas migrantes se están acelerando, provocando entre otras las siguientes situaciones:

 

1.- La pérdida de puestos de trabajo y el aumento del desempleo está suponiendo que muchas personas pierdan el permiso de residencia, y con ello se vuelvan más vulnerables a sufrir procesos de exclusión social. 

 

2.- Las personas migrantes son víctimas de controles policiales permanentes, con un claro componente racista en los que son identificadas, detenidas y retenidas por el único hecho de responder a unos patrones físicos determinados. Estos actos se vienen denunciando desde hace varios años por parte de diversas ONG's, MMSS y asociaciones y colectivos, por ser una práctica arbitraria y discriminatoria, que vulnera derechos recogidos en diferentes artículos de la Constitución (como el artículo 14, que recoge el derecho a la libertad e intimidad), y en diversos acuerdos y tratados internacionales suscritos por el Estado Español (como el Dictamen del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas de 2009). 

 

3.- Sufren retenciones policiales y privación de libertad en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), a los que dedicaremos una profunda exposición, por representar, en pleno siglo XXI, auténticas cárceles encubiertas donde no se respetan los derechos humanos. Y así, encontramos aquí personas cuyos derechos se vulneran de forma sistemática, sin siquiera haber cometido delitos penales, pues sólo están recluidos debido a situaciones administrativas irregulares. Frente a esta barbarie, tenemos que reivindicar sin fisuras que ninguna persona es ilegal por el hecho de serlo. El único motivo de su internamiento en estos centros es que no poseen la documentación que la dura y excluyente Ley de Extranjería les exige para poder residir y trabajar en nuestro país. 

 

4.- Sufren con mayor virulencia la pérdida de derechos sociales. Especialmente alarmante es la modificación de la Ley de Extranjería que restringe la asistencia sanitaria a las personas sin permiso de residencia. Esta medida, además de racista, quiebra el carácter universal de los derechos sociales en nuestro país, lo que supone un grave antecedente para otras políticas discriminatorias. Pero no sólo por esta vía, ya que el R.D. Ley 16/2012, de medidas para la reforma sanitaria, ha privado de este derecho a más de 800.000 personas.  

 

Los MMSS dedicados al mundo de los migrantes han de enfrentarse también al fantasma del fascismo, denunciarlo y combatirlo, especialmente tras el surgimiento, a nivel de toda la Unión Europea, de colectivos, plataformas y coaliciones políticas de carácter abiertamente nacionalista, excluyente y fascista, que además están ganando terreno en muchos países europeos, y que incluso están presentes en los parlamentos nacionales de muchos de ellos. Al amparo de esta situación, estamos asistiendo a un auge del fascismo, del racismo y de la xenofobia que afecta a la propia clase trabajadora, y que es promovido por la propia oligarquía para evitar ser señalada como culpable, buscando que otros sectores sociales hagan el papel de chivos expiatorios, y usando el nacionalismo como elemento aglutinador frente "al enemigo extranjero". Y así, se difunden engañosos e indecentes mensajes, para favorecer determinados mantras, tales como que los extranjeros vienen a quitarnos el trabajo, o a desmontar nuestro sistema de convivencia, de valores y de libertades. Todo ello propicia un caldo de cultivo excelente para atraer a personas contra la causa migrante, y a instalar actitudes y comportamientos fascistas, incluyendo el enaltecimiento de criminales dictadores del pasado. 

 

El  sistema utiliza la estrategia de dividir a la clase trabajadora, elaborando un discurso en el que se señala a las personas migrantes como las verdaderas culpables de la crisis, y no mereceradoras de los derechos que se dejan reservados para las personas autóctonas, cuando es uno de los sectores de trabajadores/as que sufre las peores consecuencias de la crisis, sumando a los problemas que sufren los trabajadores locales, aquéllos derivados de su condición de migrantes, lo cual los vuelve muchos más vulnerables. Dentro de este escenario, los MMSS que luchan por los derechos de los migrantes tienen como misión generar espacios de trabajo con los sectores organizados de los mismos, conectando con sus necesidades y demandas sociales. Luchan por su integración efectiva, por la defensa de sus derechos, así como por la eliminación de todas las barreras que el sistema les pone en todos los frentes. Y en este sentido, sus objetivos políticos más urgentes son la eliminación del actual marco legal, y el cierre inmediato y desaparición de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Igualmente, hay que impulsar la integración social así como su independencia económica, y la puesta en marcha de políticas de respeto, inclusión y fomento de la interculturalidad. Continuaremos con estos MMSS y su problemática en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías