Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 julio 2016 1 04 /07 /julio /2016 23:00
Autor: Álex Falcó

Autor: Álex Falcó

Si General Motors se afinca en México, obtiene inmediatamente todos los derechos que corresponden a una persona nacida en México; los [mexicanos] que construyen edificios y cortan el césped en los Estados Unidos, ni siquiera llegan a la categoría de persona

Noam Chomsky

Como habíamos afirmado en los últimos artículos de esta serie, la actualidad manda sobre los temas que tratamos, y antes de poder continuar exponiendo las consecuencias y el alcance del TTIP, hemos de seguir refiriéndonos a diversos acontecimientos que han sucedido durante las últimas semanas. Bien, en el último artículo ya habíamos avanzado la estupenda filtración que Greenpeace Holanda había realizado sobre las negociaciones "secretas" del tratado, y como reseñó el diario Tercera Información en este artículo, esta ONG y la Campaña "NO al TTIP" han publicado en castellano esta información filtrada, y la han expuesto en 25 ciudades de nuestro país. Han habilitado para ello determinadas "salas de lectura" para informar a la ciudadanía, y que por fin ésta disponga de la información suficiente como para que, al menos, el asunto no sea secreto. Además de ello, puede accederse a dichos papeles en la web oficial de Greenpeace (TTIP Leaks). También se está aportando en estos puntos de información datos sobre el CETA, el Tratado de Libre Comercio entre Canadá y la Unión Europea, que ya ha sido rubricado y se encuentra pendiente de la correspondiente aprobación por el Parlamento Europeo. 

 

Como venimos comentando, el objetivo de todas estas iniciativas es hacer llegar al conjunto de la ciudadanía la auténtica dimensión de estos "tratados", donde como sabemos, el "libre comercio" sólo es una excusa para liberalizar las normativas y regulaciones de todo tipo que "estorban" y "limitan" el poder empresarial. Se pretende que, al contrario de lo sucedido hasta ahora, los ciudadanos y sus organizaciones sociales, sindicales y políticas puedan consultar todos estos documentos con total transparencia, en contraste con el secretismo de que han hecho gala hasta ahora las negociaciones por parte de la Comisión Europea. En este sentido, y como prueba del carácter antidemocrático de estas Instituciones, tenemos anécdotas muy curiosas, como la que nos cuenta que cuando los periodistas en rueda de prensa preguntaron a la Comisaria de Comercio de la Unión, Cecilia Mälstrom, por qué insistía en las negociaciones del TTIP, después del amplio rechazo que estaba suscitando en los diversos países, ella espetó lo siguiente: "Es que a mi no me han elegido los europeos". La claridad y sinceridad de la Comisaria es digna de elogio, pero desvela hasta qué punto los dirigentes de esta Unión Europea no representan al pueblo, sino a los intereses financieros y empresariales. 

 

En todas las ciudades con "salas de lectura" habilitadas al efecto, Greenpeace estará presente a través de sus grupos de acción locales (acompañados de los compañeros de "NO al TTIP" y otras organizaciones sociales) con diversos actos de divulgación de la peligrosidad de estos acuerdos, para que la ciudadanía pueda obtener una visión alternativa a la que ofrecen los medios de comunicación dominantes, que como veremos más adelante en esta misma serie, en cuanto han tenido conocimiento de estos actos, han publicado una campaña de "lavado de cara" del TTIP, ofreciéndonos sus bondades y sus ventajas. Según concreta el diario Tercera Información, los documentos filtrados y publicados por Greenpeace Holanda (ya hoy traducidos al castellano) están formados por 13 capítulos (de los 17 existentes) repartidos en 248 páginas. Estos capítulos abarcan aproximadamente la mitad del borrador de los textos existentes hasta abril de 2016, antes del inicio de la decimotercera (13ª) ronda de negociaciones. Por lo que se sabe, el documento del acuerdo final constará de entre 25 a 30 capítulos, de los cuales 17 ya han sido totalmente cerrados y consolidados (los textos consolidados son aquéllos en los que aparecen, unas al lado de otras, las posiciones de ambas delegaciones (la UE y EE.UU.) sobre los diferentes temas abordados). 

 

Y por supuesto, como hemos venido exponiendo desde los primeros artículos de esta serie, esta filtración pone de manifiesto que la Unión Europea se dirige a un escenario de mayor precariedad laboral, atacando los servicios públicos, y poniendo en peligro además la salud pública y el medio ambiente. Hasta aquí todo bien, pero aún quedaba otra maniobra de la Comisión Europea para impedir que dichos puntos de lectura y dichas filtraciones ofrecieran la auténtica imagen del TTIP. Y una semana prácticamente después de ello (a finales del pasado mes de mayo) la CE aseguraba que cerraría los puntos de información ministeriales del TTIP como "medida preventiva ante posibles filtraciones". Como se ve, a la UE no le interesa que la ciudadanía conozca las perversidades del tratado, y por ello actúa de esta forma. El acceso (ya de por sí muy limitado) a los informes periódicos sobre la marcha de las negociaciones será cortado. Esta decisión se tomó, para más inri, a instancias del representante norteamericano de política comercial. Y por supuesto, como buenos vasallos que son, la UE obedeció sin rechistar. No obstante, la llamada de atención ha surtido su efecto, y al menos, la ciudadanía parece estar un poco más concienciada sobre los efectos del tratado.

 

En este sentido, Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España, declaraba sobre la filtración: "Estos documentos reflejan la magnitud y el alcance del intento de los Estados Unidos y la Unión Europea de anteponer los beneficios empresariales a los intereses de la ciudadanía. Ya es hora de que las negociaciones se detengan y de que comience el debate. ¿Debemos actuar cuando tenemos la certeza de que nuestra salud y bienestar están en riesgo o debemos esperar a que el daño esté hecho? ¿Nuestros Gobiernos eran sinceros en la Cumbre del Clima de París cuando dijeron que harían lo necesario para proteger el planeta y mantener el ascenso de temperatura por debajo de 1,5 grados? La protección ambiental no debe verse como una barrera al comercio, sino como un salvavidas para nuestra salud y la salud de las generaciones futuras. Desde Greenpeace hacemos una llamada a la ciudadanía, políticos y empresarios para que se involucren en el debate del TTIP de manera abierta y sin miedo. Hacemos una llamada a los negociadores políticos para que hagan públicos los textos completos y faciliten la discusión. Y les pedimos que mientras no respondan a cuestiones pendientes detengan las negociaciones". En el próximo artículo de esta serie expondremos las principales conclusiones que las filtraciones han puesto de manifiesto. 

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías