Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 agosto 2016 7 21 /08 /agosto /2016 23:00
Viñeta: Josetxo Ezcurra

Viñeta: Josetxo Ezcurra

El mal llamado fundamentalismo islámico, despojado de su farsa argumentación religiosa, posee la misma raíz ideológica del fascismo y trabajan para los mismos intereses geopolíticos. De hecho, son alimentados por los mismos poderes económicos que persiguen imponer eso que llaman "El nuevo orden mundial". El terrorismo alimenta al fascismo en Europa y viceversa. El terror justifica convertir al viejo continente en un "Estado Policial", con leyes represivas semejantes a las de Estados Unidos, mientras la sociedad europea se "nazifica". También el terror justifica incrementar los gastos militares de la OTAN, y su actuación extra-continental

Laila Tajeldine y Basem Tajeldine

Hemos analizado en los últimos artículos de la serie el fenómeno del fundamentalismo islámico, y hemos intentado exponer sus orígenes y motivaciones, y los diversos intereses en juego que se colocan detrás de él, y que justifican tanta barbarie. Hay que añadir también a todo ello un dato curioso, y es que, casualmente, este fenómeno fundamentalista se da, mire usted por dónde...¡en países donde hay petróleo y gas! ¿Quizás una asombrosa coincidencia? No lo creemos. Un nuevo punto de vista se añade a todos los anteriores, que es la motivación de la guerra y la destrucción en territorios que albergan gran cantidad de recursos naturales, justamente para que las guerras, el caos y el terrorismo sean canales que permitan, en el fondo, una continuación del negocio capitalista que les conducirá a apropiarse de dichos recursos, y a explotarlos en función de sus necesidades y las de sus empresas. Ciertamente, es una motivación nada desdeñable. Pero no abandonamos aún lo relativo al fundamentalismo islámico, del cual mucho por hablar todavía. Bien, hemos establecido la noción de fundamentalismo, la hemos aplicado al contexto que nos ocupa, y hemos intentado establecer las razones históricas (de tipo geopolítico, fundamentalmente) que lo hacen aparecer, y los diversos intereses implicados. 

 

Vamos a continuar basándonos en un magnífico artículo de Roberto Mérida, para exponer las diversas corrientes que van confluyendo en este fundamentalismo islámico, y las diversas influencias que se ejercen. Estas diversas corrientes surgen, posteriormente a la muerte de Mahoma, a lo largo del tiempo, como escuelas de jurisprudencia islámica, para interpretar algunas contradicciones que se registan en el Corán, y las principales, dentro del Islam sunní (el más ortodoxo, mayoritario en el mundo árabe y musulmán), son las siguientes:

 

1.- El Hanafismo, la corriente más abierta, considerada más "liberal", aunque tradicionalista, permite el consenso y el raciocinio, por este orden, después del Corán y los "dichos" del profeta. Entre otras cosas, no castiga la blasfemia, permite la consumición de alcohol en cantidades moderadas, permite rezar en idioma no árabe, permite a las mujeres ser jueces, etc. Es la mayor de las escuelas, y es seguida por el 45% de la población musulmana en el mundo, siendo conocidos sus seguidores como "hanafíes". Es la mayoritaria en Turquía, bajo Egipto, Líbano, Siria, Palestina, Jordania, Asia Central, el Cáucaso y el centro-oeste de Irak, entre otros lugares. 

 

2.- El Malikismo, más restrictiva al intentar seguir a rajatabla las consideradas práticas de los musulmanes de Medina, está por ello fuertemente basada en los clásicos "dichos" del profeta, algunos particularmente conservadores. Es la corriente mayoritaria en la mayor parte del Norte de África (excepto Egipto), y de África Occidental (Magreb y África negra musulmana), Kuwait y Dubay. 

 

3.- La Hanbalí, que se opone de manera radical a cualquier forma de intromisión de la razón humana en la interpretación del Corán y de los dichos del profeta. Es sin duda la más restrictiva y reaccionaria, y ha llegado a ser la corriente mayoritaria en Arabia Saudí, Qatar y parte de los Emiratos Árabes Unidos. 

 

4.- La Shafí, que está considerada la corriente más flexible, ya que admite el razonamiento analógico y el consenso como fuentes del Derecho, y se caracteriza por una metodología sistemática y una aproximación rigurosa al texto, bastante más racional dentro de los límites que impone la religión. La mayoría de los eruditos islámicos son firmes partidarios de esta escuela, la cual sólo es mayoritaria en algunas partes de Yemen, sureste de Egipto, el cuerno de África, Indonesia y el sur de Irak. 

 

Bien, a nosotros nos interesa fundamentalmente, en relación al integrismo y al fundamentalismo islámico, una variante muy concreta de la escuela hanbalí, que surge a finales del siglo XVIII, y que se ha denominado wahhabismo. Esta corriente supone la interpretación más extremista del Islam, es oficial en Arabia Saudí, y ha sido durante muchos años hasta hoy día financiado y difundido por los famosos jeques saudíes del petróleo (de la Casa Al-Saud) en los países vecinos y comunidades musulmanas de Europa. De esta corriente es de donde emana el integrismo yihadista. Arabia Saudí es el principal aliado en el Golfo Pérsico de Estados Unidos e Israel (los lectores ya estarán comenzando a colocar algunas piezas en el puzzle). Hasta hace poco financiaba al grupo integrista yihadista Frente al-Nusra, vinculado al Estado Islámico (ISIS). En la actualidad apoya públicamente, junto a Qatar, a diversos grupos de ideología integrista salafista, y a las facciones más reaccionarias del Ejército Libre Sirio. Como decimos, el wahhabismo surge históricamente como una corriente todavía más estricta que trata de interpretar el Corán y los dichos del profeta de forma absolutamente literal, al pie de la letra, fue introducido en Arabia Saudí por Abd al-Wahhab (de ahí su nombre) y adoptada como oficial por la Monarquía de los Saud, que es la que gobierna hoy en ese país, así como por el emirato de Qatar. 

 

Estos países, desde que tienen dinero gracias al petróleo y sobre todo desde la segunda mitad del siglo XX, se han dedicado a financiar y difundir esta doctrina radical por todo el mundo árabe, y en particular por los países vecinos, así como, posteriormente, en las comunidades musulmanas en el exilio. La consecuencia ha sido, lógicamente, un incremento paulatino de las interpretaciones rigoristas del Islam, que sirve de base social y teológica al integrismo. Se abre camino así el wahhabismo, como un corpus ideológico-político-religioso ultrarreaccionario, aumentando su base de apoyo en buena parte de los países musulmanes, a pesar de que no es aceptada por la mayoría de los mismos. Y así, por ejemplo, cuando se abre una mezquita en Europa con capital saudí, casi con total seguridad el imán que será enviado a predicar en ella pertenecerá a esta escuela wahhabí. Otro importante foco histórico de irradiación de las doctrinas integristas es el norte de Pakistán, feudo en la actualidad de los talibanes, que irrumpieran en Kabul y gobernaran con mano de hierro, bajo su brutal dictadura teocrática. E igualmente en Afganistán, sobre todo a raíz del desmantelamiento de la URSS y del bloque prosoviético a comienzos de los años 90. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías