Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 octubre 2016 4 20 /10 /octubre /2016 23:00
Viñeta: ENEKO

Viñeta: ENEKO

Van unidos,
siempre hasta el morir,
sin la fatiga y la miseria de un pobre,
no podrá un rico vivir

Francisco Moreno Galván

BLOQUE I. LOS RICOS Y SU PODER

 

En efecto, ya lo dejó escrito el pintor y poeta sevillano, y además lo dejó cantado el recientemente fallecido José Menese por tientos. Es una verdad absoluta y contrastable. En un mismo programa informativo nos pueden dar a la vez la noticia de que uno de nuestros empresarios consigue estar entre las mayores fortunas del mundo, y la noticia de que cada vez son más las personas que asisten a los comedores sociales, que no pueden mantener su casa caliente en invierno, o que acuden a los Bancos de Alimentos. Y en principio podríamos pensar que son dos noticias desconectadas, independientes entre sí, pero nada más alejado de la verdad. Son dos noticias, como otras miles que podemos poner como ejemplos, total y absolutamente complementarias. Son dos noticias interdependientes, que se necesitan la una a la otra. Son dos hechos que se retroalimentan. Es decir, es el mismo tipo de sociedad el que provoca que mientras poseemos las más grandes fortunas mundiales, también poseamos el mayor número de gente necesitada, precaria, o en exclusión social. Ambas noticias, por tanto, se autodeterminan, están en estrecha conexión. No pueden desvincularse la una de la otra. 

 

En una palabra, para que haya ricos tiene que haber pobres, y viceversa: para que haya pobres, tiene que haber ricos. Sólo puede producir ricos una sociedad que a su vez produce pobres. La pobreza de muchos está en función de la riqueza de unos pocos. ¿Es posible por tanto considerar que una noticia es buena y la otra es mala? No es posible, o son buenas las dos (puesto que las dos son las dos caras de una misma moneda, su anverso y su reverso) o son ambas malas. La conclusión es bien sencilla: son malas las dos noticias (en realidad, es mala la única noticia que se cuenta, que es que poseemos ese tipo de sociedad). Pero sin embargo, esa misma perversa sociedad nos cuenta con tristeza el crecimiento del número de pobres, mientras nos exalta y presenta como una "buena noticia" el hecho de que tengamos en nuestro país personajes catalogados como los más ricos del mundo. Como si ambos hechos estuvieran desligados entre sí, y no tuvieran nada que ver lo uno con lo otro. No nos dejemos engañar. Miremos más allá de los hechos en sí mismos. Pongamos las luches largas, y seamos capaces de analizar la arquitectura de una sociedad que produce pobres, si es que también quiere producir ricos. Por tanto, la respuesta definitiva a la pregunta: ¿Por qué hay pobres? no tiene ningún secreto, ni ofrece ninguna dificultad: ¡Porque hay ricos! Los capitalistas querrán convencernos de que una cosa es independiente de la otra, y de que pueden existir ricos en una sociedad con justicia social. Es mentira. Eso, simplemente, no es posible. Ambos hechos son antagónicos. 

 

Por tanto, desde todos los puntos de vista desde los que podamos analizar la pregunta, y estudiar sus posibles respuestas, siempre llegaremos a la misma conclusión, lo cual a su vez nos conduce a otra conclusión: si no hubiera ricos (nos estamos refiriendo a los muy ricos) no habría pobres. Esto no quiere decir que todas las personas tendrían en esa hipotética sociedad el mismo nivel de riqueza (la justicia social no es uniformidad, como muchos también pretenden hacer creer), los mismos ingresos, igual patrimonio o el mismo nivel de actividad, sólo quiere decir que en esa hipotética sociedad, a la que muchos aspiramos, las tremendas (insistimos, tremendas) desigualdades actuales, simplemente, dejarían de existir. En este primer gran bloque temático, por tanto, hablaremos de los ricos: ¿Quiénes son? ¿De dónde proceden sus fortunas? ¿Cuáles son sus actividades? ¿Qué poder tienen realmente? ¿Hastá qué punto está la sociedad a su servicio? ¿Hasta qué punto se legitima su modelo, se venera lo que ellos representan, se toman como un referente social? Vamos a poner, por ejemplo, un prototipo de rico de ficción. En el segundo libro del gran best seller "Hombre Rico, Hombre Pobre", de Irwin Shaw, que fue llevado también a serie televisiva (después del éxito cosechado por la primera), aparecía el prototipo de rico perfecto. Su nombre era Charles Step. Un hombre de una fortuna incalculable, de unos cuarenta y tantos años, de un inmenso poder, y de unos recursos prácticamente ilimitados. 

 

Step era arrogante, vanidoso, había cosechado su fortuna bajo absoluto secretismo (en realidad era una fortuna manchada de sangre, como muchas en la vida real), y poseía un holding empresarial llamado "The TriCorp". Este holding era uno de los más poderosos de Estados Unidos, y del mundo entero. Poseía empresas de todo tipo, y conexiones internacionales por todos los continentes. Charles Step estaba acostumbrado a hacer y deshacer a su antojo, con todas las personas que estaban bajo su cargo, fueran quiénes fuesen, y tuvieran el cargo que tuvieran. Tenía comprados a grandes personas de la vida social norteamericana, políticos, empresarios, y se jactaba de ello. Era un hombre con un extraordinario poder, que movía en la sombra los hilos de todo lo que se movía en su ambiente en particular, y en su país en general. Charles Step era un hombre multimillonario, y una persona muy peligrosa. No estaba acostumbrado a recibir enfrentamientos ni negativas a sus decisiones, y por ello, cuando el senador Rudy Jordache (el protagonista principal de la historia, interpretado magníficamente por Peter Strauss) se le enfrentó, destapando el juego sucio de sus negocios, la tremenda red de influencias ilíticas que poseía, y su extraordinario poder, sacando a la luz pública su turbio pasado, y llevándolo ante una Comisión de Investigación del senado estadounidense, Charles Step no vaciló un instante en destruir a Jordache, cosa que le costó bastante trabajo, pero que al final consiguió valiéndose de otro enemigo del senador, Anthony Falconetti, el asesino del hermano (pobre) de Jordache. Step fue finalmente detenido, encausado y condenado, pero el senador Jordache se dejó la vida en ello. Bien, este es, como hemos dicho, un prototipo de rico en la ficción, pero que no dista mucho de los prototipos de la realidad. 

 

¿Significa eso que todos los ricos son como el Charles Step de "Hombre rico, Hombre pobre"? Evidentemente no, generalizar sería un absurdo e injusto ejercicio. Pero el rico Step de la ficción nos proporciona, nadie puede negarlo, un patrón muy bien definido del perfil genérico de los muy ricos, no sólo en Estados Unidos, sino en todas partes del mundo. Enseguida se nos echarán encima los adscritos al pensamiento dominante, acusándonos de que estamos haciendo una criminalización de los ricos. No es cierto. Estamos simplemente describiendo una realidad social, un tipo humano surgido del más brutal y despiadado capitalismo que los engendra. Los demagogos nos acusarán de establecer ese rasero de los tipos humanos, adscribiendo "los buenos" a los pobres y "los malos" a los ricos. Y es cierto, pero no desde un punto de vista antropológicamente determinista (es decir, el rico es genéticamente malo por definición, o "estaba determinado a ser malo por ser rico"), sino desde un punto de vista únicamente generado por la implantación de un sistema económico (el capitalismo) que "fabrica" (y es el responsable de que existan) esos tipos humanos. Por supuesto, habrá personas muy ricas que aún funcionando dentro de la dinámica del capitalismo escapen al perfil descrito, pero serán una estricta minoría. Los muy ricos pertenecen, normalmente, a ese perfil sociológico, como decimos, determinado por el propio capitalismo. ¿De dónde les vienen sus fortunas a los ricos? Pues parece que podemos distinguir varias fuentes (herencias, imperios empresariales, etc.), pero la razón más palpable que ha coadyuvado a que se ahonden las tremendas diferencias entre ricos y pobres han sido las rebajas de impuestos a los ya ricos (que contribuyen a hacerlos aún más ricos), así como los recortes del gasto público social (lo cual viene a confirmar lo que sosteníamos al principio: es la misma sociedad la que fabrica pobres y ricos). Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

asesoria fiscal 03/22/2017 10:14

Me gustó mucho el artículo y las similitudes con el caso que planteas, enhorabuena por todo el trabajo y por subir tan buenos textos

Rafael Silva 03/22/2017 16:10

Pues muchas gracias...A ver si poco a poco vamos introduciendo la semilla del pensamiento libre y crítico, y nos vamos desembarazando de tanto pensamiento único.

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías