Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 octubre 2016 2 25 /10 /octubre /2016 23:00
Viñeta: Tomas

Viñeta: Tomas

La banalidad y las mezquindades que afloran en los debates presidenciales entre los candidatos Donald Trump y Hillary Clinton, de cara a las cercanas elecciones en Estados Unidos, constituyen verdaderos insultos a la inteligencia humana

Patricio Montesinos

Produce auténtico estupor y vergüenza ajena, el contemplar las vaguedades, las banalidades y los grotescos razonamientos de los dos candidatos a la Presidencia del país más poderoso del mundo. Sin duda alguna, se trata de un fiel reflejo de la decadencia cultural a la que hemos llegado como especie. Si la propia política estadounidense y las Convenciones Demócrata y Republicana ya eran de por sí un lamentable espectáculo, con los actuales candidato y candidata a la Casa Blanca el espectáculo se acrecienta, porque el espectáculo son ellos mismos, y lo demuestran en cada debate o aparición pública que protagonizan. De entrada, ambos son fieles a la misma creencia semirreligiosa que define a USA como un país "imprescindible" para el planeta, poco menos que el sitio elegido por Dios para guiar al mundo y hacer justicia. El día que tengamos un candidato o candidata a la Casa Blanca, que emita un juicio racional sobre el papel de su país en el mundo, habremos avanzado bastante. Y frente a los magnates que avalan y financian la candidatura de Clinton, el grosero de Trump no los necesita, porque se la financia a sí mismo. Y en los debates televisados que han ofrecido hasta el momento, brillan por su ausencia la exposición de posturas, ideas y programas, pues lo usual es que evadan los graves problemas que sufre la sociedad norteamericana, para abordar asuntos personales y triviales que nada aportan al futuro de su país. Para acceder a la Casa Blanca, parece que lo único en lo que hay ser campeón es en cinismo y mediocridad. 

 

De un lado, Hillary Clinton, la que probablemente sea la próxima y primera Presidenta (mujer) de la historia de USA, pero que al igual que Obama con los de su raza, hará bien poco por las personas de su sexo. Para ella, igual que para el primer Presidente negro, sólo valen las clases (sociales, se entiende). Y ella, como auténtica representante de la suya, de esa clase poderosa que se autoconciencia de que su tenebroso país es el mejor del planeta, es una consumada guerrerista con experiencia, no sólo en grado de cónyugue (por su marido, el ex Presidente Bill Clinton), sino por haber desempeñado el cargo de Secretaria de Estado durante la primera etapa de Obama. Una mujer con tremendas conexiones con Wall Street, por lo cual su tratamiento hacia las clases trabajadoras es absolutamente previsible: serán aún peor tratadas. Aumentarán las desigualdades, el paro, la pobreza y la precariedad, mientras Washington aumenta sus presupuestos militares año tras año en una diabólica y perversa escalada armamentista. Clinton promete ayudar todavía más a Israel en contra de los palestinos, y está igualmente comprometida con Arabia Saudí, el actor más peligroso de Oriente Medio, responsable de la difusión de las versiones más fundamentalistas, retrógradas y violentas del Islam. Igualmente, defiende una política beligerante hacia Rusia con respecto a Ucrania, así como la continuación del hostigamiento de la OTAN hacia el gigante soviético. En conclusión, esta señora puede conducirnos sin rodeos hacia la Tercera Guerra Mundial. En resumen, de este lado tenemos a una hipócrita, una mentirosa, una belicista y un instrumento al servicio de Wall Street.

 

Y del otro lado, tenemos a Donald Trump. Este personaje, simplemente atendiendo a su currículum vital, debería haber sido, en un país que se llama "democrático", inhabilitado no sólo para ser Presidente del país, sino para ostentar cualquier cargo público. Un personaje que sólo sabe proferir insultos cada vez que habla, de profunda incultura e incapacidad políticas, de constantes comentarios obscenos y simplistas, y de una agresividad notoria hacia multitud de colectivos: mujeres, discapacitados, inmigrantes, etc...¿Puede un personaje de esta calaña convertirse en Presidente de USA? No debería dirigir ni siquiera una simple comunidad de vecinos. Jactancias, gritos, mentiras descaradas y comentarios soeces jalonan los argumentarios de este indeseable personaje. Hasta ahora sólo sabemos que quiere hacer "América Grande de nuevo" (tal es su lema), y que quiere construir un muro en la frontera con México (pagado por este país) para impedir la llegada, según él, de los violadores y delincuentes latinos. Sus modos fascistas y chulescos, su charlatanería y sus constantes ocurrencias le incapacitan, siquiera, para haber sido aspirante en la carrera republicana, a la que por cierto, cualquier imbécil con dinero se puede presentar. Trump suele afirmar que "Estados Unidos está en decadencia", y en efecto lo está, lo que no dice es que él mismo es producto típico y harto ilustrativo de esa decadencia. 

 

Si ya era difícil superar la larga lista de peligrosos y estrambóticos personajes de la galería republicana estadounidense, todos ellos se han visto superados con creces por Donald Trump. Un magnate que continuamente hace gala de su supina ignorancia, y de una ridícula arrogancia ante un enfervorecido auditorio, fiel reflejo de la decadente sociedad norteamericana. Un personaje que miente y descalifica más que habla, capaz de presentarse como un defraudador de impuestos, y que sólo sabe pergeñar un mensaje de odio, racismo y violencia. Por supuesto, es un fiel defensor de la posesión de armas, así como del negacionismo climático muy típico de los más acérrimos conservadores norteamericanos. Un personaje, en resumidas cuentas, que en cualquier otro país del mundo mínimamente civilizado estaría absolutamente inhabilitado para poder presentarse a cualquier cargo público. Pero ya sabemos que USA es diferente. Las más abominables y estúpidas modas provienen de allí, y siendo uno de los países más modernos históricamente hablando, es quizá el más rancio y salvaje de todos. Por tanto, Donald Trump, como decíamos al comienzo, quizá sea un típico producto de consumo estadounidense, un engendro que por ser poseedor de un gran imperio empresarial, cree que también puede tomarse el mundo por montera. Y en los debates, como afirmábamos anteriormente, predominan la vulgaridad y la chabacanería, convirtiendo la campaña en un lamentable show mediático, y ofreciendo un ridículo y bochornoso espectáculo internacional. 

 

Con la cantidad de temas interesantes de los que se podría y se debería hablar en dichos debates: desde el final de la guerra en Siria, pasando por las medidas a implementar para cumplir con los objetivos mundiales para atajar el cambio climático, hasta los intentos de las multinacionales para implantar su perverso sistema de dominación en forma de "acuerdos comerciales". También podrían hablar de la escalada de tensión racial propiciada por una policía racista que asesina impunemente a sus ciudadanos/as afroamericanos/as, o de sus posibles respuestas ante las estrategias políticas de los llamados BRICS. En clave interna, también podrían hablar de Guantánamo, de la creciente desigualdad social, de las reformas migratorias y sanitaria, y un largo etcétera...¿Se habla de todo ello en los debates entre la candidata demócrata y el aspirante republicano? Más bien no. ¿De qué se habla, entonces? Pues, entre otras irrelevancias, de las mujeres agredidas por Donald Trump, de los correos indecentes de Hillary Clinton, y de los vergonzantes argumentos de cada uno por desprestigiar a su oponente. No existe debate político. No existe confrontación de argumentos, razonamientos, planes o ideas. No existen salidas ni alternativas. Sólo existen aberrantes discusiones de salón entre dos personas, que sólo atendiendo a su edad, sin más criterios, deberían comportarse de forma más responsable. Sólo de pensar que uno de estos dos peligrosos personajes va a dirigir la política del país más poderoso de la Tierra durante los próximos cuatro años, me dan auténticos escalofríos.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías