Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 octubre 2016 1 24 /10 /octubre /2016 23:00
Fuente viñeta: http://www.loquesomos.org/

Fuente viñeta: http://www.loquesomos.org/

Nos hacemos eco a continuación del artículo recientemente publicado en el sitio web http://www.loquesomos.org/, dedicado a exponer los documentos que prueban los delitos de ecocidio y lesa humanidad perpetrados por la empresa Monsanto en Argentina, dentro del contexto de la constitución de un Tribunal de los Pueblos por la Soberanía Alimentaria hacia La Haya, en 2016. Este artículo cobra una especial importancia, no sólo por la cantidad de información concreta que difunde (que aquí, por su extensión, no vamos a reproducir), sino porque aparece a los pocos días de confirmarse la compra de Monsanto por parte de la multinacional farmacéutica Bayer, constituyendo un peligroso tándem para la seguridad sanito-alimentaria. Desde la fuente original, solicitan la difusión y adhesión de todas las personas posibles a la dirección de correo tribunaldelospueblos@gmail.com. Como decimos, hemos obviado la parte más extensa de testimonios concretos documentados sobre los delitos que se relacionan en el documento original, al cual remitimos a todos los lectores y lectoras interesadas. El texto en su parte inicial, introductoria, se recoge a continuación:

 

El Tribunal de los Pueblos por la Soberanía Alimentaria hacia la Haya 2016, decide en conjunto redactar este documento de DENUNCIA sobre los efectos que padecen los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país a causa del modelo productivo, agrobiotecnológico basado en el uso de semillas transgénicas y agrotóxicos en especial, el que implica a los alimentos.

 

Se trata de un proceso agroindustrial contaminante y extractivista, promocionado y llevado a cabo por la industria de las transnacionales del agronegocio como Monsanto, Bayer, Dow Chemicals, BASF, Syngenta, Dreyfus, entre otras, productoras de agrotóxicos y OGM (organismos genéticamente modificados); junto con sus cómplices nacionales tanto del sector privado como del Estado Nacional son RESPONSABLES de impulsar un sistema de producción que genera dependencia, exclusión social, pérdida de biodiversidad, apropiación de los bienes naturales, desalojo de campesinos/as y pueblos originarios. También responsable de catástrofes climáticas, desertificación, deforestación, contaminación del suelo, el aire y el agua, concentración económica y productiva transnacionalizada a lo largo de la cadena alimentaria provocando, a su vez, el aumento de enfermedades crónicas, oncológicas y demás patologías así como el crecimiento de la morbimortalidad por dichas causas.

 

Desde los pueblos fumigados, las organizaciones socioambientales, las universidades públicas, los vecinos autoconvocados, las asambleas, los gremios, los periodistas y, particularmente, las víctimas del modelo, elaboran este documento para dar TESTIMONIO de unas realidades que el Estado y los grandes medios de comunicación invisibilizan sin escrúpulos, para que sea presentando ante este Tribunal con el objeto de que se les declaren culpables por cometer ecocidio, delitos éticos y de lesa humanidad, es decir delitos contra la naturaleza, la humanidad y la vida toda.

 

I. INTRODUCCIÓN

 

Históricamente, Argentina se ha caracterizado por la comercialización y producción de productos agropecuarios. En las últimas décadas esas transacciones han crecido a partir de una economía agroexportadora, sumando nuestro país al vertiginoso mercado internacional. Este nuevo mundo globalizado y dinámico ha provocado profundos cambios en la forma de vida de las poblaciones; el ámbito agropecuario no es ajeno a ellos. Los adelantos tecnológicos también invaden el campo dado que el modelo productivo del monocultivo se basa en la siembra directa de OGM con tolerancia a los agrotóxicos que intervienen en los paquetes tecnológicos utilizados en ese tipo de siembra, en especial el glifosato, y de resistencia a los componentes biológicos de cada uno de los biomas, que la agroindustria designa como plagas. Sin embargo, por tratarse de productos químicos, de síntesis, y organismos alterados genéticamente, presentan graves perjuicios para la salud de las personas, los animales y el ambiente en general.

 

Cada vez son más los estudios que demuestran los efectos nocivos de los agrotóxicos asociando directamente la exposición a estos productos y el daño en la salud de los seres vivos y el ambiente. La Revolución Verde y sus nuevas variantes son el medio a través del cual las empresas transnacionales logran implantar y difundir el “nuevo” modo de producción, concentrando etapas industriales entre el origen, la producción y el consumo. De esta forma, pueden controlar más fácilmente todos y cada uno de los eslabones de la cadena agroalimentaria. “La estrategia final de las empresas transnacionales está orientada a lograr el control de una Granja Mundial, para satisfacer a un supermercado mundial” .

 

De esta manera y como parte de las políticas económicas neoliberales, Argentina (1976-2016) cuenta en la actualidad con un mercado monopolizado de producción de semillas transgénicas, como también la reproducción de un sistema de producción basado en la siembra directa de organismos genéticamente modificados (OGM) y los agrotóxicos que están en manos de las empresas, mayoritariamente trasnacionales, químicas, farmacéuticas y semilleras, a los que debemos sumar su transporte y comercialización (gasto en flete y la “especulación financiera” que aumenta los precios) Esta realidad ha llegado a generar externalidades de gran importancia tanto económicas como socioambientales y sanitarias. En ese derrotero del cual somos víctimas, empresas como Monsanto, además están pretendiendo el reconocimiento de derechos de patente de las semillas modificadas genéticamente, en lo que representa un abierto acto de biopiratería. Es decir además de contaminar el ambiente, nuestros alimentos y provocar y afectar gravemente la biodiversidad a través de la erosión genética, buscan también apropiarse de la naturaleza y cercenar el uso propio y libre intercambio de las semillas de los agricultores, con el fin de coartar la libre actividad agrícola y criminalizar prácticas milenarias de la agricultura.

 

II. EFECTOS EN LA SALUD

 

Nosotros, las víctimas actuales y futuras, los enfermos con malformaciones, enfermedades oncológicas y de diversas patologías causadas por el uso de agrotóxicos y semillas transgénicas, los que vivimos en los pueblos fumigados y en las urbes, consumiendo alimentos contaminados, los perdedores del modelo, los más débiles, los silenciados, los sacrificados en el nombre del progreso, los que queremos trabajar la tierra sin envenenarla, los que nos enfermamos muy gravemente, los que padecemos afecciones crónicas significativas y enfermedades graves, los que hemos perdido familiares, nos presentamos por nosotros mismos y en representación de nuestros hijos, de los niños de las escuelas rurales fumigadas, de los niños que consumen a diario alimentos con derivados de OGM, de los expulsados del campo y de las generaciones futuras, patrocinados por los abogados de la República Argentina.

 

A partir de la liberación, autorizada por el Estado Nacional en 1996, de semillas transgénicas resistentes y/o tolerantes al herbicida glifosato, y a diferentes agrotóxicos producidos por Monsanto junto con otras transnacionales químicas y semilleras, se rocían en los campos argentinos 340 millones de litros de agrotóxicos al año, lo cual, ha aumentado exponencialmente los índices de enfermedades crónicas y agudas en la población, como enfermedades oncológicas, leucemias, malformaciones, esterilidad, abortos espontáneos, alergias, dermatitis, etc., ya sea por la exposición directa o indirecta a ellos –registrándose, además, graves daños al ambiente en sus diversos componentes: aguas (superficiales, subterráneas); tierra, atmósfera, flora, fauna.

 

Es una perversa falacia asegurar que la fumigación de sustancias tóxicas, biocidas y OGM son controlables y pueden resultar inocuas para la salud y los diversos componentes del ambiente. Dicha falacia se fundamenta en el conocimiento científico gestionado maliciosamente por Monsanto, que financia las investigaciones que evalúan sesgadamente su agrotóxico principal – el glifosato – así como a los organismos genéticamente modificados (OGM) que libera, a fin de ocultar los verdaderos efectos devastadores que producen en la salud humana y el ambiente. En contraposición con estos dictámenes, la ciencia digna ha verificado los resultados que intentan tergiversar. Simultáneamente, Monsanto ha desplegado un abanico de actos difamatorios y descalificantes hacia los investigadores independientes que han cumplido con la labor de informar objetivamente las conclusiones de sus trabajos.

 

A tal efecto, ofrecemos pruebas científicas y testimonios de víctimas que demuestran lo que aquí se expone. En base a la evidencia aportada afirmamos y acreditamos que la fumigación de agrotóxicos “es incontrolable” como son incontrolables los factores físico-químicos (volatilización, gasificación) y ambientales (temperatura, humedad, viento, reversión térmica) que inciden y escapan a cualquier posibilidad de conocer el destino de estos venenos una vez que han sido liberados en el ambiente.

 

Esta actividad tal como se encuentra planteada, daña la calidad de los alimentos – que contienen plaguicidas y OGM– violando el derecho a la alimentación adecuada. También es violado el derecho a la libertad del trabajo porque el uso masivo de agrotóxicos y de semillas transgénicas impide que los agricultores vecinos que eligen desarrollar una agricultura libre de agrotóxicos con el fin de producir alimentos sanos puedan hacerlo. Asimismo, otras actividades como la apicultura está siendo gravemente dañada por el modelo productivo de transgénicos y agrotóxicos, además de poner en riesgo cierto la supervivencia de las propias abejas, principales polinizadoras.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías