Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 octubre 2016 1 17 /10 /octubre /2016 23:00
Yo estaba en COU

Cuando se le ha preguntado a Pablo Casado, Vicesecretario de Comunicación del PP, por una noticia publicada en el diario El Mundo, sobre la aparición de un archivo en formato Powerpoint confeccionado en el año 1999 que contenía diversas instrucciones para alcaldes y concejales del partido sobre las posibles acciones para poner en práctica una financiación ilegal del mismo sin que se pudiera descubrir por parte del Tribunal de Cuentas, su reacción ha sido la siguiente: "En el 99 yo estaba en COU, creo", además de añadir que no le constaba la existencia ni la distribución formal de dicho archivo, y de que a lo mejor, su contenido no estaba orientado a la financiación ilegal, sino a todo lo contrario, a exponer los mecanismos legales de financiación. Obviando esta última parte de la respuesta (que nos parece del todo punto desvergonzadamente insostenible), y centrándonos en la primera parte, aquélla que dice que Casado en el 99 aún estaba en su época de estudiante, es curioso resaltar hasta qué punto este tipo de argumento se ha convertido en argumento frecuente para desviar la atención, cuando no se quiere hacer frente a la gravedad de los hechos. 

 

En efecto, mensajes del tipo "Yo no estaba", "Esta persona ya no está en el partido", poco menos que echando balones fuera sobre la cuestión, son muy recurrentes en la actual clase política, sobre todo cuando se ven envueltos en mierda hasta el cuello, como está sucediendo últimamente en nuestro país. Siguiendo con el mismo razonamiento, si le llegan a preguntar por qué su partido no condena sin fisuras el régimen franquista, también nos podría haber contestado: "No sé, yo en el 75 aún  no había nacido", y quedarse tan fresco. Claro, es posible que Pablo Casado no habría nacido cuando murió el dictador, pero no puede obviar que existió en España una dictadura sangrienta y represiva de casi cuarenta años, y que lejos de condenarla, el partido del que Pablo Casado es un alto dirigente la disculpa, la justifica e incluso la añora. Por tanto, no vale todo para justificar e intentar escapar de las cuestiones sustanciales de cualquier organización, aludiendo simplemente a nuestra trayectoria vital en tal o cual época. Hay que dar explicaciones y asumir responsabilidades aquí y ahora. O renunciar cuando uno comprueba hastá qué punto es parte de una organización mafiosa y criminal, como el PP.

 

¿Es ésta una manera adecuada de responder? ¿Qué tipo de dirigente político tan mezquino puede responder de esta forma? Por supuesto que no podremos nunca exigirle responsabilidades de la elaboración de aquél fichero PPT a Pablo Casado, quien aún era un "chavea" (como decimos en Málaga) cuando los dirigentes de entonces lo elaboraron, pero ningún dirigente que pertenezca a una organización, del tipo que sea, puede lavarse las manos de forma tan soez y escandalosa como esa. No nos interesa, señor Casado, si usted estaba en COU, en un año sabático, si era mejor o peor estudiante, si tenía novia o si aún vivía con sus padres. De hecho, no nos interesa nada de su pasado personal. Lo que nos interesan son las explicaciones que ha de dar su partido. Y si usted no puede darlas, simplemente porque en esas fechas usted no era nadie en su partido, ahora sí lo es, y tiene la obligación de investigar, documentarse y responder, o en última instancia, remitirnos a los adecuados personajes que puedan responder. No escurrir el bulto de esa forma tan chulesca. Porque sólo le faltó espetar a los periodistas: "Déjenme de historias pasadas, que ni sé ni me importa". 

 

En el fondo el debate que subyace es el de la representación de una memoria histórica de las organizaciones (incluso de los países) por personas que están fuera del contexto donde tuvieron lugar tales o cuales hechos. Es como si un asociado al Ku Klux Klan dice que no quiere saber nada de lo que dicha organización hizo en 1960 contra los negros, porque él no había nacido todavía. Entonces no, pero ahora es usted un dirigente de esta organización, y no puede pasar de puntillas. No puede esquivar la obligación de representar no sólo el presente, sino también la memoria y el registro histórico de esa organización, su trayectoria, de la cual, aunque usted no sea directamente responsable, ahora sí lo es. Barack Obama tampoco había nacido cuando Washington ordenó descargar las dos terribles bombas atómicas sobre Iroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial, pero muchos pensamos, que como máximo dirigente actual del país que protagonizó tan aberrante acontecimiento, debió pedir disculpas en su reciente visita a ambas ciudades japonesas, víctimas de tanta devastación, horror y desolación. Pablo Casado pertenece hoy al mismo partido político que está siendo juzgado por las mismas prácticas que ya el citado archivo PPT difundía, y debería sentir la misma vergüenza que si el archivo se refiriera al mes pasado, en vez de al año 1999, cuando Casado cursaba el COU.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías