Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 diciembre 2016 1 19 /12 /diciembre /2016 00:00
Viñeta: Anne Derenne

Viñeta: Anne Derenne

El wahabismo cohabita perfectamente con el anarco-capitalismo. El aparente puritanismo salafista pretende sustituir el islam tradicional y para ello es justificable la represión, la exclusión y el asesinato de todo aquel que no se someta integralmente a una misma e inexorable interpretación de la Sharia…exactamente igual que la democracia universal y supuestamente humanitaria que Estados Unidos pretende imponer por la fuerza de las armas en los cuatro puntos cardinales del planeta. La gran América ve su destino manifiesto como un derecho ilimitado a matar a todos los que se muestran reticentes a entrar por voluntad propia en la matriz democrático judeo-protestante made in América

Jean Michel Vernochet

Y un cuarto actor en discordia, al hablar de Arabia Saudí, Estados Unidos e Israel, es Irán. Pablo Jofré Leal lo ha explicado en los siguientes términos en este artículo para el medio Hispan TV: "Indudablemente, la entidad sionista tiene en Irán un adversario de temer, tanto como la Monarquía saudí, que considera a Irán su principal enemigo en la zona, desde el momento mismo del triunfo de la revolución iraní en el año 1979. Antagonismo que cuenta con el concurso de dos socios principales: Estados Unidos e Israel. Esto pues, la Casa al Saud ha creado a lo largo de los últimos años con la entidad sionista y Washington una estrecha alianza político-militar destinada a impedir el desarrollo de una política de influencias de Irán o cualquier otra potencia, que no vaya de acuerdo a los objetivos hegemónicos de la triada Washington-Tel Aviv-Riad, que es hablar de capitalismo-wahabismo y sionismo". Como tantas veces hemos explicado, desde la ignorancia como acervo político, la idiosincrasia estadounidense desprecia todas las culturas que no sean la suya, y contribuye únicamente a calentar más la animadversión hacia países y gobiernos que no siguen sus designios a pies juntillas. Desde sus atávicos temores, Washington intenta interponerse en todos los intentos (procedan o no del mundo musulmán) de instaurar gobiernos laicos y democráticos, al servicio de los pueblos. De ahí que Irán se convirtiera en acérrimo enemigo desde la revolución de los Ayatoláh. Y Arabia Saudí e Israel también juegan su partida en esta peligrosa triada. 

 

Arabia Saudí para apoyar el surgimiento, desarrollo y acción de los numerosos movimientos yihadistas (fundamentalistas), hecho importantísimo para mostrar ante el mundo una cara del Islam que no es el que profesan 1.600 millones de fieles, como es la doctrina wahabita. E Israel, en su cruzada para demonizar al mundo árabe en general, y a los palestinos en particular, con el tremendo e incondicional apoyo de Estados Unidos, y la complicidad de todo Occidente. El peligroso sionismo, en aras de dividir y fragmentar al Islam, genera turbias relaciones con la Casa al Saud y apoya toda causa que implique perjudicar a la Umma (comunidad de creyentes del Islam). La profunda y descarada hipocresía vuelve a relucir, puesto que la alianza Washintgton-Riad es tan estrecha, las deudas monetarias, políticas y los hechos de complicidad criminal tan profundos, que incluso el nuevo Presidente electo, Donald Trump, con todo el odio profesado y manifestado al mundo musulmán, no podrá intervenir en un eventual rompimiento de relaciones con el wahabismo. Se les ve el plumero por todas partes. Y es un plumero muy grande. De cara a la galería hablarán de no permitir la entrada de musulmanes, de expulsar a los indocumentados, de cerrar las mezquitas, pero en el fondo, cuando estén en juego sus intereses económicos y geopolíticos, les dará igual que sus interlocutores sean los defensores del Islam más brutal, cruel y criminal del planeta. ¿Podemos creerles pues cuando nos hablan de terrorismo internacional? ¿Pueden tener legitimidad las palabras de estos ignorantes e interesados dirigentes? ¿Podemos confiar en ellos para derivar hacia un mundo en paz? Saquen, como siempre, queridos lectores y lectoras, sus propias conclusiones. 

 

Por su parte, y dentro del contexto de una charla impartida hace justo un año en una mesa redonda bajo el tema "¿Libertades amenazadas?", el Profesor de la UCM Pedro López nos recuerda lo siguiente en un reciente artículo: "...el Grupo de Alto Nivel de Acciones de las Naciones Unidas Contra el Terrorismo dice: "El terrorismo florece en situaciones de desesperanza, humillación, pobreza, opresión política, extremismo y violaciones de los derechos humanos; también florece en el contexto de los conflictos regionales y la ocupación extranjera, y se aprovecha de la capacidad insuficiente de los Estados de mantener el orden público". Esto lo sabe cualquiera que analice a un nivel medio de profundidad el fenómeno del terrorismo. Y, naturalmente, lo saben perfectamente los grupos y Estados que deciden bombardear países. Pero esta es la política antiterrorista que se ha seguido desde el 11-S: Irak, Afganistán, Libia y ahora Siria han sido bombardeados, ocupados y destrozados conscientemente, por supuesto, sabiendo que estos actos iban a provocar más guerras internas y más terrorismo". Y más adelante, apostilla: "Algunos sectores pretenden que caigamos en la paranoia de la seguridad, aquélla seguridad que conciben los militares que tienen que ver con el mantenimiento de un orden establecido. Un orden que asegura una desigualdad en el mundo que no puede ya mantenerse. Si queremos seguridad lo que hay que atacar de raíz es la vulneración grave de los derechos humanos en la mayor parte del planeta. El hambre, la falta de medicamentos, la injusta distribución de los recursos...todo esto es lo que hace inseguro el planeta, el terrorismo no es más que un fenómeno superficial y sintomático, no es el problema más grave que tiene el planeta". 

 

Nosotros también lo hemos defendido muchas veces. Frente a las lecturas simplistas, frente a las falaces clasificaciones en bandos de buenos y de malos, frente a las interesadas interpretaciones de los conflictos, lo que hay que hacer es no mirar el dedo, sino la luna. Atender a sus verdaderas y profundas causas, investigar los auténticos detonantes, y enfrentarse a ellos de forma decidida, con todas sus consecuencias. Y continúa: "Cuando el hambre está como principal factor entre las causas de la muerte de más de dos millones de niños menores de cinco años al año en el mundo, cuando miles de mujeres son asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, nos quieren hacer creer que el terrorismo es el problema más grave que tenemos que combatir. Sabemos que se destinan cantidades astronómicas a gastos militares, gran parte de los cuales se nos presentan como parte de la lucha contra el terrorismo. Por el contrario, las cantidades destinadas a la lucha contra el hambre son ridículas, igual que las destinadas a la lucha contra la violencia machista". Es decir, volvemos a lo mismo: los fondos, recursos y esfuerzos no se pueden destinar a resolver las consecuencias, sino las causas de los problemas. Si el hambre es la causa de muchos conflictos, ¿atajamos los conflictos por la fuerza y nos olvidamos de solucionar el hambre? Y también añade el Profesor de la Universidad Complutense: "Para combatir el fanatismo religioso es imprescindible la lucha por la laicidad del Estado, con un sistema educativo que excluya el adoctrinamiento religioso y que eduque a los niños y jóvenes en valores de ciudadanía, democracia, paz y derechos humanos". Pero no, de nuevo es más fácil seguir promoviendo las creencias religiosas en las escuelas, y después preocuparse de erradicar el fanatismo que despliegan mediante brutales bombardeos. Es justo lo que llevamos haciendo durante décadas, quizá durante siglos. 

 

Continuamos exponiendo las interesantes ideas vertidas en dicho seminario. Se hace evidente, según el Profesor de la UCM, la acelerada involución europea hacia regímenes cada vez más autoritarios. La propia Francia, otrora espacio de conquista de libertades y derechos, ha devenido en laboratorio de un nuevo modelo militarista y represivo. "¡Estamos en guerra!", declaró con total solemnidad el Presidente Hollande, cuando es una afirmación absolutamente falsa, deshonesta e indecente. Son ellos, los dirigentes políticos, los que nos conducen por estos derroteros. En respuesta a los atentados de Charlie Hebdó el primer despliegue del gobierno (¡socialdemócrata!) fue la activación del sistema Vigipirate, diseñado en 1978, cuyo último perfeccionamiento data de 2015. Los atentados del 13 de noviembre de 2015, en la Sala Bataclán, de los que se cumplieron un año recientemente, llevaron a Hollande a afirmar que se trataba de "un acto de guerra del Estado Islámico", aunque --como es público-- los terroristas hayan nacido en Bélgica y en París. La clasificación de amenaza por parte de un Estado exterior beligerante conlleva implícitamente una intencionalidad en la respuesta. Y así fue: en el plano exterior Francia actuó con violencia bombardeando Raqqa (Siria), donde el Estado Islámico tendría sus bases, escamoteando las críticas sobre haber causado bajas civiles. Y así, apagar el fuego con gasolina parece haber sido la consigna del gobierno Hollande, que se ha convertido en un presidente absolutamente desprestigiado. De hecho, es el presidente con más baja valoración popular. No sólo por estas decisiones a las que nos estamos refiriendo, sino también por su política fuerte de hostigamiento a los sectores obreros franceses, con una reforma laboral fuertemente contestada en las calles por sindicatos y movimientos sociales. En el plano interno, el gobierno francés respondió con el Estado de Emergencia, que se tradujo en cierre de escuelas, colegios y Universidades, la suspensión general de derechos y garantías constitucionales, el despliegue del Ejército en las calles y severos controles fronterizos. Toda esta situación acaba de ser prorrogada hasta julio de 2017. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías