Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 marzo 2017 4 30 /03 /marzo /2017 23:00
Arquitectura de la Desigualdad (31)

Hay una economía equivocada (la de la austeridad) que se ha convertido en la biblia. Y para convencer de ella hay enormes inversiones en think tanks, en libros, artículos, tribunas universitarias, jueces, instituciones religiosas…

Susan George (Presidenta de Honor de ATTAC)

Continuamos tomando como referencia las interesantísimas reflexiones y datos del documento "Acabemos con la desigualdad extrema" de la ONG Oxfam Intermón, que ya iniciáramos en el artículo anterior de esta serie. A nivel mundial, la desigualdad en términos de riqueza individual es aún más extrema. Oxfam calculó que, en 2014, las 85 personas más ricas del planeta poseían la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad (unos 3.600  millones de personas, aproximadamente). Entre marzo de 2013 y marzo de 2014, estas 85 personas incrementaron su riqueza en 668 millones de dólares ¡diarios! Por ejemplo, si Bill Gates (número uno en el ránking) quisiera utilizar toda su riqueza y se gastase un millón de dólares al día, necesitaría 218 años para acabar con su fortuna. ¿No es algo absolutamente irracional, mientras gran parte del mundo muere de hambre, frío, sed o por no poder acceder a suministros básicos? Aclaremos no obstante que aunque el magnate norteamericano así lo hiciera, en realidad nunca se quedaría sin dinero, pues incluso si obtuviese un rendimiento modesto por su riqueza, inferior al 2%, ganaría 4,2 millones de dólares al día sólo en concepto de intereses. Estos indecentes datos dan una somera idea del tipo de sociedad que hemos creado. Desde el comienzo de la crisis financiera en 2007-8, el número de milmillonarios se ha más que duplicado hasta alcanzar la cifra de 1.645 personas. 

 

Pero no crean los lectores y lectoras que los países ricos son los únicos que albergan a estos grandes magnates. Actualmente, hay 16 milmillonarios en África subsahariana que conviven con los 358 millones de personas en situación de pobreza extrema que existen en la región. Podemos afirmar que en todo el mundo, conviven unos niveles de riqueza absurdos junto con la pobreza más desesperada. Los posibles beneficios de poner freno, aunque sea ligeramente, a la riqueza desmedida, constituyen también un argumento de peso, y los cálculos siguen siendo muy ilustrativos. Oxfam también ha calculado que, si justo después del estallido de la crisis financiera, se hubiese aplicado un impuesto de sólo el 1,5% sobre la riqueza de las personas con una fortuna superior a los mil millones de dólares, se podrían haber salvado 23 millones de vidas humanas en los 49 países más pobres del mundo, proporcionándoles dinero para poder invertir en atención sanitaria y protección social. Tanto el número de milmillonarios como su riqueza conjunta se incrementaron tan rápidamente que en 2014 un impuesto a su riqueza del 1,5% podría haber subsanado el déficit anual de financiación para poder escolarizar a todos los menores y proporcionar atención sanitaria en esos países. Está demostrado que el esfuerzo es mínimo, pero la voluntad política de hacerlo, de implantar políticas igualitarias y de solidaridad social, es absolutamente nula. Gobernantes y organismos internacionales sólo velan por los intereses de estos grandes ricos.

 

Decididamente, la desigualdad extrema nos perjudica a todos, porque además impide que se erradique la pobreza a nivel mundial. Están científicamente estudiados la relación entre los porcentajes de reducción de la desigualdad, con los millones de personas que podrían rescatarse de la pobreza extrema. Asímismo, numerosas investigaciones de Oxfam y del Banco Mundial han demostrado que la desigualdad es el eslabón perdido que explica por qué una misma tasa de crecimiento puede dar lugar a distintos índices de reducción de la pobreza. Y por su parte, la desigualdad de género también es otro aspecto o faceta de la desigualdad económica. Los estudios y análisis llevados a cabo revelan que, en las sociedades con una mayor desigualdad económica, menos mujeres finalizan la educación superior, menos mujeres tienen representación en los órganos legislativos, y mayor es la brecha salarial entre hombres y mujeres. Por lo tanto, el rápido incremento de la desigualdad económica que se ha producido recientemente en la mayoría de los países supone un duro golpe para los esfuerzos por alcanzar la igualdad de género. La desigualdad económica también genera enormes diferencias en cuanto a las oportunidades de futuro: las personas más pobres lo tienen todo en contra en términos educativos y de esperanza de vida. El último Programa Nacional de Encuestas Demográficas y de Salud ha expuesto el modo en que la pobreza interactúa con la desigualdad económica y otros tipos de desigualdades, creando "trampas de desventaja" que hunden a los más pobres y excluidos, sin dejarles salir del pozo. 

 

Las tasas de homicidios son casi cuatro veces más altas en aquéllos países con una desigualdad económica extrema que en las naciones más igualitarias. América Latina (la región más desigual y peligrosa del mundo) es un claro y duro ejemplo de esta tendencia. En dicha región se encuentran 41 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo, y allí se han perpetrado un millón de asesinatos entre los años 2000 y 2010. Es peligroso vivir en un país con una desigualdad elevada. El descontento de las personas con su situación, la falta de expectativas de futuro, la decepción de grandes masas de la población, el desamparo y el sufrimiento de gran parte de ella, son el caldo de cultivo fundamental para sembrar conflictos violentos. Y aunque vivir en un país desigual es claramente perjudicial para todos los ciudadanos, son los más pobres quienes más lo sufren. Los mecanismos legales y policiales apenas les protegen, suelen vivir en barrios y viviendas vulnerables y no pueden permitirse el lujo de pagar por una protección privada. Cuando se producen conflictos violentos, o bien alguna catástrofe natural, aquéllos que carecen de riqueza y poder son los más afectados, y quienes tienen luego mayores dificultades para recuperarse de dichas situaciones. La desigualdad, por tanto, es una diabólica espiral que hay que comenzar a atajar cuanto antes, si no queremos seguir inmersos en esta peligrosa situación que perjudica por todos sus flancos. La extrema desigualdad es un polvorín a punto de estallar, derivado de una situación socialmente injusta y moralmente condenable. 

 

Algunas personas se empeñan en legitimar o explicar las desigualdades como un efecto natural de la globalización y el desarrollo tecnológico. Sin embargo, numerosos estudios y las experiencias de distintos países a lo largo de la historia ponen de manifiesto que, en realidad, son determinadas decisiones políticas y económicas deliberadas las que han generado una mayor desigualdad. El pensamiento económico de las últimas décadas ha sido dominado por un "fundamentalismo de mercado" capitalista y neoliberal que muchos autores (Joseph Stiglitz, Thomas Piketty, Vicenç Navarro, etc.) han demostrado que tiende a concentrar la riqueza en manos de una pequeña minoría, provocando el aumento de la desigualdad. Ese fundamentalismo de mercado insiste en que sólo es posible alcanzar un crecimiento económico sostenido (concepto que ya es por sí mismo una falacia, pues no es posible crecer de forma sostenida dentro del contexto de un sistema finito y limitado como nuestro planeta) reduciendo la intervención estatal, desregulando todas las actividades, y dejando que los mercados funcionen por sí mismos. Sin embargo, ha sido precisamente este equivocado y fanático enfoque el responsable del crecimiento sin control de las desigualdades. Y así, un torrente de desregulación, recortes del gasto público, privatización, liberalización financiera y comercial, generosos recortes fiscales para las empresas y los ricos y una escalada debilitadora de los derechos laborales, nos han conducido a la actual situación. Continuaremos en próximas entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías