Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 abril 2017 3 19 /04 /abril /2017 23:00
La transmisión del pensamiento dominante (59)

El poder sabe que las religiones distorsionan la realidad a su favor y pueden ser vehículos fundamentales para socializar la historia y la actualidad de un modo falso, controlando las conciencias de los individuos a través de edictos o proclamas morales ancladas en creencias basadas en la fe

Armando B. Ginés

El poder de la Iglesia Católica en nuestro país llega a ser realmente impresionante, pues poseen cientos de edificios de su propiedad (por los que no pagan impuestos), reciben de los Presupuestos Generales del Estado grandes cantidades para su financiación, y están presentes, directamente o mediante sus instituciones allegadas, en gran parte de las actividades públicas y privadas que se organizan diariamente. No es momento ni lugar, ni por otra parte podemos hacerlo, para debatir a fondo, analizar y presentar una postura crítica ante el fenómeno de la religión. Para los lectores y lectoras interesadas, les recomiendo nuestra breve serie de dos artículos titulada "Dios, la Moral y la Religión desde una óptica marxista". Allí dimos un enfoque de la religión más profundo, pero aquí no se trata de esto, sino de exponer la presencia de la Iglesia como elemento fundamental y modulador del pensamiento dominante. Nuestra tarea en esta serie de artículos ha pretendido únicamente denunciar aquéllos esquemas difundidos por el pensamiento dominante, sus métodos de transmisión y de control, y cómo podemos actuar contra ellos, para combatir la alienación que nos provocan. Luego por tanto, y volviendo al tema que nos ocupa, no podemos ni debemos cuestionar las creencias religiosas por sí mismas (aunque como marxistas tengamos lógicamente nuestro propio planteamiento). 

 

Sólo debemos poner de manifiesto el aberrante poder de la Iglesia Católica como institución en nuestro país, e intentar hacer ver a nuestros lectores/as la necesidad de que dicha institución y todo lo que ella representa, desaparezca de la vida pública, de todas sus manifestaciones, y queden relegadas a su presencia únicamente en el ámbito privado. Los fines sociales han de responder a principios de justicia y solidaridad, no a la caridad individual. Y a una política de Gobierno, que no puede depender de la discrecionalidad de la casilla que se marque en un impreso. Además, el 40% de lo que se obtiene por "fines sociales" también va a organizaciones que dependen de la Iglesia Católica. Simplemente, no deberían existir estas casillas en el impreso de declaración del IRPF. De hecho, la organización Europa Laica insta a la ciudadanía a no marcar ninguna de estas casillas. La política fiscal no tiene por qué depender de las decisiones particulares de cada ciudadano. La tiene que establecer el Estado. Denunciamos por tanto no a la Religión, en mayúsculas, por sí misma, como fenómeno social y humano, como manifestación antropológica, histórica y cultural de masas, sino a la influencia de la religión en la vida pública, porque entendemos que la vida pública debe funcionar bajo el imperio de la política, y no bajo el imperio de la fe. La fe de cada persona es algo íntimo, privado, propio de cada cual (o la ausencia de dicha fe), pero la vida pública es la vida colectiva, es la vida de todos, y se tiene que regir por otros parámetros. 

 

Se tiene que regir por parámetros sociales consensuados por todos, democráticamente, se tiene que regir por la Ley, por la razón, por procesos y métodos racionales, fiables, contrastables, medibles y cuantificables, se tiene que regir por la política, que es la ciencia que nos dibuja el mundo al que queremos dirigirnos. La política no puede ser guiada por la religión, porque simplemente tendríamos un conflicto de intereses, porque política y religión se mueven en dimensiones distintas. Por ello debemos defender, propugnar y luchar por un Estado Laico, que es aquélla configuración del Estado, que, siendo profundamente respetuosa con todas las religiones, prohíbe expresamente vincular cualquier actividad, símbolo o manifestación religiosa con la vida pública e institucional. Pero debemos cambiar nuestros esquemas mentales también en otros muchos ámbitos. Por ejemplo, debemos abrirnos al ámbito científico. Es un hecho contrastable y demostrado que el cambio climático es una realidad, o que las energías renovables deben tomar el control y el protagonismo sobre las anteriores energías contaminantes, sucias y peligrosas. Si no estamos abiertos al hecho científico, a la evolución de la ciencia que nos muestra cada vez más y mejor determinados aspectos de nuestra realidad, la vida pública, la política y la sociedad continuarán anclados en el pasado, sin posibilidad de renovación. Es la ciencia la que a lo largo de toda la Historia de la Humanidad ha mostrado al hombre la realidad en la que vive, y le ha ayudado a entender los fenómenos que no comprendía. Sólo la fe intolerante y ciega ha cortado el camino a la ciencia en muchas ocasiones, y esto es algo que no puede volver a ocurrir. 

 

Pero además de todo ello, también habíamos hablado de esa revolución individual, de ese cambio de actitud personal, de esos cambios en nuestras escalas de valores. Ejemplos como someterse lo menos posible en el trabajo, recuperar la conciencia colectiva de los bienes públicos, reivindicar nuestras ideas en la intimidad y en público, ayudar a concienciar a los demás, con el mismo espíritu crítico que empleamos con nosotros mismos, trabajar para vivir y no al revés, deshacernos de los dogmas capitalistas, desprendernos del culto al dinero, a las posesiones materiales, tener siempre presente la lucha de clases, tener muy claro que la empresa y los empresarios son enemigos de la clase trabajadora, por mucho que disfracen esta lucha de clases bajo una aparente "amistad". Aprovechar nuestro tiempo libre intentando someternos lo menos posible a los paradigmas alienantes del sistema, a los dogmas cerrados, que también son difundidos por el pensamiento dominante. Recordar la famosa pregunta: "¿Por qué?". Consumir menos, lo realmente necesario para una vida digna, para un consumo responsable, endeudarnos lo menos posible. Renunciar a la posesión de bienes, productos o servicios que no necesitemos, renunciar a todo culto al lujo, al lucro personal, a los ingresos innecesarios, al trabajo obsesivo. La emancipación o liberación intelectual ha de ser completa, teórica y práctica, no debemos conformarnos con una huida interior, con un "yo no me lo creo", o un "todos son iguales", o un "a mi no me engañan". Con ello estaremos practicando una rebeldía de andar por casa, una rebeldía inofensiva para el sistema. 

 

Debemos también usar el derecho al voto de forma inteligente, coherente, sin perder de vista que otro sistema, otro mundo y otro pensamiento son necesarios y posibles. No son utopías. Es nuestro deber y nuestra responsabilidad luchar por ellos, pues, entre otras cosas, es el legado que vamos a dejarle a las generaciones venideras. Debemos votar a los partidos que apuesten por cambios profundos, radicales, del sistema, que defiendan el desarrollo pleno e integral de la democracia y de los derechos humanos, de los animales y del planeta. Que concedan derechos a las personas, pero también a los pueblos y a la naturaleza. Y si no los encontramos, o éstos también nos traicionan, debemos seguir siendo críticos, practicando la abstención o el voto en blanco, como forma de boicot, de sabotaje al sistema. Huir de los lacayos del sistema, de los serviles a los poderosos, de los bufones de los mismos, de sus vasallos, vengan de donde vengan, y estén donde estén. Practicar en todo momento, lugar y actividad la rebeldía, el inconformismo, la inteligencia, la crítica, la independencia, la razón, la conciencia, el activismo, la reflexión, el análisis profundo, la ética personal y profesional, los principios y convicciones, la coherencia, la valentía, la mente abierta, el pensamiento libre, la determinación, la fuerza de voluntad, la dignidad, la libertad. Sólo así nos convertiremos en piezas peligrosas para el sistema, en firmes cuestionadores del pensamiento dominante, y en embajadores del pensamiento alternativo, que podrá expandirse por toda la sociedad. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías