Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
31 mayo 2017 3 31 /05 /mayo /2017 23:00
Viñeta: Malagón

Viñeta: Malagón

La cacareada libertad de prensa es la libertad de sus dueños en los medios privados y de los partidos gobernantes en los medios públicos que los instrumentalizan. Son todos ellos instrumentos al servicio del poder, y todos ellos comparten su hostilidad hacia las fuerzas políticas que consideran amenazantes para el poder que sostienen

Vicenç Navarro

Finalizando ya en esta última entrega esta serie de artículos, que espero haya sido de utilidad práctica a mis lectores y lectoras para identificar las herramientas que el pensamiento dominante utiliza para su masiva difusión, hemos de hacerlo más o menos como lo hacíamos al comienzo de la misma: detallando pequeñas pistas que puedan pasar desapercibidas, pero que representan claros testigos de la alienación a la que el pensamiento dominante nos conduce. Porque cuando el Presidente del Gobierno declara que el único periódico que lee es el Marca, tenemos un problema. Cuando la formación política más corrupta de toda Europa continúa siendo según las encuestas la más votada en nuestro país, tenemos un problema. Cuando el fútbol (al que hemos dedicado de nuevo nuestra imagen de entradilla) llega a acaparar la atención de tantas masas de personas, tenemos un problema. Cuando los focos de conflicto repartidos por todo el mundo no representan una preocupación para nosotros según la encuesta del CIS, tenemos un problema. Cuando después de cuarenta años de la muerte de un dictador genocida no hemos removido aún todos los resquicios del régimen franquista, tenemos un problema. Cuando nos volvemos insensibles ante tanta guerra, tanto sufrimiento, tanta muerte, tanta frialdad social, tanta indiferencia de los poderes públicos, tenemos un problema. Cuando recibimos como buena noticia la creación de unos pocos miles de empleos precarios, así como el aumento de los beneficios de nuestros milmillonarios, tenemos un problema. Y podríamos continuar. Tenemos un problema cuando tenemos una sociedad movida por los intereses individualistas, privados, egoístas y materialistas que representa el capitalismo. Tenemos un problema cuando, en una palabra, el pensamiento dominante ha conseguido moldear y uniformizar el pensamiento de tantos millones de personas. 

 

Armando B. Ginés, uno de los mejores críticos a mi juicio de nuestra realidad social, lo ha expresado en los siguientes términos: "Ante ese mundo heterogéneo de pobreza permanente y sufrimiento sin solución, las clases trabajadoras occidentales, muy dañadas por el neoliberalismo de rapiña de los últimos años, no son capaces de inventarse una alternativa coherente que enfrente las causas que han creado la realidad que hoy padecemos. Lo que intentan las élites por todos los medios a su alcance es que nadie tome conciencia de la verdadera situación sociopolítica, desviando las miradas hacia culpables imaginarios: los otros, los que viven en harapos, los que huyen de las bombas, las mujeres feministas, los radicales izquierdistas, los sindicalistas reivindicativos, los de distinta sexualidad, los no blancos y los no cristianos. Este fundamentalismo de las élites permite a los banqueros, a los políticos profesionales y a los directivos de los principales emporios multinacionales que dominan el mercado continuar en sus poltronas y seguir amasando beneficios astronómicos sin que la culpabilidad manifiesta de sus nocivas conductas roce siquiera un ápice su moral personal o corporativa. Mantener activo el nacionalismo, la xenofobia, el racismo y el machismo dentro de unos conductos ideológicos controlables a discreción, permite que la feroz lucha social por sobrevivir no produzca estallidos de relevancia que pongan en cuestión el orden establecido". Y así, el pensamiento dominante controla sus recursos, que a su vez controlan nuestras mentes, lo que pensamos, lo que sentimos, cómo actuamos. Controla incluso nuestros gustos, nuestras aficiones, nuestros hobbies, nuestras pasiones. Controla nuestras aspiraciones y nuestros deseos. Estamos fabricados a imagen y semejanza del pensamiento dominante. 

 

Y en este artículo del mismo autor, Ginés se refiere claramente a las válvulas de escape que el pensamiento dominante nos prepara como chivos expiatorios: "Y en este combate sordo de todos contra todos, las clases pudientes quedan fuera de las iras de la masa. Es más fácil y accesible directamente, sin intermediarios ni excesivas elucubraciones racionales, matar a una mujer, lanzar diatribas contra una musulmana por llevar burka o hiyab, escupir a un inmigrante, patear a un marginado, partirle la cara a un gay o una lesbiana o un transgénero o insultar a un árbitro de fútbol y liarse a puñetazos contra los hooligans del equipo adversario, que hacer frente a la realidad laboral y política in situ contra el enemigo común: el capitalismo y su egoísmo empresarial, la derecha recalcitrante y su corrupción inveterada o la izquierdita nominal que rinde vil vasallaje a los mercados bursátiles". En efecto, son los chivos expiatorios de turno, son las válvulas de escape de una sociedad decadente, son los recursos a los cuales nos dirige el pensamiento dominante para canalizar nuestras frustraciones. El pensamiento dominante nos desarma ante el enemigo común, incluso nos alía con él, nos hace que seamos comprensibles con él, para que no nos enfrentemos a las verdaderas causas que han diseñado un sistema político y económico tan cruel y despiadado. Y ello porque, como hemos podido ir comprobando a lo largo de toda esta ya extensa serie de artículos, desde que nacimos hemos sido manipulados, preparados y educados para aceptar los dogmas que rigen la sociedad. Esos dogmas pertenecen a múltiples variantes: ideologías políticas, religiones inútiles, historia oficial manipulada: todo ello con la participación de gobiernos aliados e implicados en el sistema, cómplices con él. 

 

La construcción de esquemas mentales alternativos, de pensamientos diferentes, que cuestionen ampliamente, desde la base, las propias reglas del mundo en que vivimos, es ciertamente complicado, y requiere dosis elevadas de toma de conciencia, de análisis y de aprendizaje. No obstante, si adoptamos una mente abierta, inquieta, crítica, que huya de sectarismos, que se libere de prejuicios, de dogmatismos, de simplismos, si juzgamos a las ideas por sí mismas, si somos insistentes en la difícil búsqueda de la verdad...poco a poco las puertas de la verdad se nos van abriendo, vamos comprendiendo realmente el mundo en el que vivimos, vamos asimilando sus peligrosas reglas y normas, vamos desvelando sus trampas, y por tanto vamos viendo de manera concreta cómo puede irse transformando. Es un reto gigantesto, quizá el mayor reto que tiene planteado la humanidad en estos momentos, pues el pensamiento dominante se ha globalizado de forma universal. Pero si perseveramos, en última instancia podremos conseguir que el pensamiento dominante nos haga el menor daño posible, ejerza en nosotros cada vez menos influencia, consiga cada vez alienarnos menos. Hemos de liberarnos de su dogal, hemos de salir de la enajenación a la que nos somete. Y hemos de hacerlo a nivel individual, pero también a nivel colectivo, esto es, como sociedad. Pero ese camino ha de ser recorrido con mucho cuidado, porque las fuerzas que mueven el pensamiento dominante nos pondrán todo tipo de obstáculos en el camino. Dichas fuerzas quieren impedir nuestra liberación sobre él, y son fuerzas muy poderosas. 

 

Hemos de estar alerta, porque los agentes que transmiten y apoyan la difusión del pensamiento dominante no se dejarán vencer fácilmente, y pondrán en marcha todas aquéllas medidas que intenten anular en lo posible la proliferación de pensamientos alternativos, de planteamientos críticos con el sistema. Las visiones diferentes realmente radicales serán acalladas, ignoradas, boicoteadas, chantajeadas, silenciadas. Las posibilidades van desde la condena al ostracismo profesional a ciertas personas consideradas non-gratas por el sistema (fundamentalmente periodistas, investigadores, politólogos, sociólogos, psicólogos...véase el caso concreto vivido por Ignacio Ramonet, que él mismo relata en este artículo a propósito de su amistad con Fidel Castro), hasta las más sibilinas técnicas de propaganda mediática para desvirtuar opciones, pensamientos y actitudes. Y esto, incluso y llegado el caso y el momento, de una manera feroz, trágica y violenta, porque de ejemplos de todo ello está plagada la Historia. En fin, aquí finalizamos esta serie de artículos, esperando haber cubierto el objetivo que nos habíamos marcado al principio de la misma, y que todas estas reflexiones hayan sido útiles para los lectores y lectoras. Si hemos contribuido humildemente a formar mentes más críticas y más abiertas, objetivo cumplido. Al menos, habremos contribuido con nuestro granito de arena a un mundo mejor, más libre y más humano. Continuaremos próximamente publicando artículos y series en esta sección de Psicología del Blog, lógicamente en lo que tenga que ver con los asuntos que nos atañen cotidianamente. Muchas gracias a mis lectores/as por su fidelidad. 

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías