Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 septiembre 2017 7 17 /09 /septiembre /2017 23:00
Por la senda del Pacifismo (68)

El terrorismo es la faz oscura de la globalización

Richard Labévière (Escritor y periodista franco-suizo)

En la entrega anterior nos quedamos (siguiendo como fuente este estupendo artículo del Colectivo de Militares Demócratas ANEMOI) haciendo una enumeración de los principales rasgos que caracterizan a nuestras Fuerzas Armadas, que vamos a continuar a partir de aquí:

 

11.- Perdura el sentido patrimonialista de las castas familiares procedentes del franquismo, que consideran a las FAS como de su entera y exclusiva responsabilidad. 

 

12.- El sentido de casta ha dificultado enormemente el progreso en la carrera militar de sus miembros procedentes de tropa, blindando a la jerarquía de influencias externas a sus propios valores. Esta casta militar se ha sentido entonces segura de actuar con plena libertad e impunidad sobre sus actos. 

 

13.- También ha determinado en gran medida la promoción y el ascenso de los oficiales y la distribución de poder interno dentro de sus Cuerpos y Armas. 

 

14.- Alimenta un sentimiento nacionalista extremo (nacional-españolista, podríamos añadir nosotros) y excluyente de las diferencias que, además, favorece la propagación de ideologías de extrema derecha en su seno.

 

15.- La mentalidad machista tiene gran arraigo en el seno de las FAS, aunque se haya aceptado la incorporación de las mujeres como impuesta por los patrones sociológicos de los Ejércitos aliados. Ello no obsta para que la mujer en muchos casos dentro de las FAS sea objeto de trato machista, discriminatorio y vejatorio. 

 

16.- El respeto a la identidad afectivo-sexual de sus componentes ha sido despreciado de manera sistemática, y nominalmente aceptado como imposición de "los políticos". Pero al igual que la mujer, los militares LGTBI son en muchos casos objeto de trato indigno por parte de sus compañeros y superiores. 

 

17.- El sentimiento xenófobo está también muy extendido en el seno de las FAS, aceptando a los extranjeros únicamente como recurso en una época de reclutamiento insuficiente. Para éstos, su promoción profesional está extraordinariamente restringida, a pesar de facilitarles, nominalmente, el acceso a la nacionalidad. 

 

18.- Los límites a la obediencia debida (ya exponíamos en el anterior artículo el debate en torno a la disciplina militar) no han sido asumidos en todas sus consecuencias. Aunque formalmente introducidos en la reglamentación militar, no se han habilitado cauces de denuncia para garantizar su respeto. 

 

19.- No existen sistemas independientes de vigilancia de las actuaciones ilegales, indebidas o abusivas de los militares. Debido a ello, algunos casos han saltado a la palestra pública porque sus valientes protagonistas lo han denunciado, tales como los ex militares Zaida Cantera o Luis Gonzalo Segura. 

 

20.- La jurisdicción militar es todavía independiente de la jurisdicción ordinaria, contradiciendo el principio democrático de jurisdicción única. Además, la modificación prevista del Código de Justicia Militar parece más bien orientada a aumentar los delitos considerados como militares, así como el propio ámbito de la jurisdicción militar. En este sentido, la posible inclusión de un delito de rebelión aplicado a civiles, marcaría un hito en la militarización de la represión. 

 

21.- Persiste una gran opacidad alrededor de los asuntos militares, de manera que evidentes delitos, tales como las torturas practicadas durante la invasión de Irak, son sustraídos del conocimiento del Parlamento y de la opinión pública, y se difiere o no se aplica la justicia debida. Esta opacidad se aplica también a los Planes de Armamento (tanto de adquisición como de exportación de armas), que son normalmente invisibilizados (o minimizados) en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), porque llevan otras vías paralelas de concesión no dadas a conocer a la opinión pública. 

 

22.- La Ley de Secretos Oficiales ha sido utilizada sistemáticamente para hurtar del escrutinio público actuaciones irregulares, bajo el pretexto de la protección de la seguridad nacional. Este es en efecto un cajón de sastre que frecuentemente se utiliza como excusa para invisibilizar determinada información. En aras de la "debida discrecionalidad" y del "secreto de Estado" se perpetran actuaciones que en algunos casos no son del todo regulares. 

 

23.- Las FAS, en su conjunto, presentan algunos rasgos de Ejército mercenario, ya que se movilizan al servicio de los intereses estratégicos de los Estados Unidos y sus aliados y bajo el mando supremo de Washington, reclutan tropa con falsas llamadas al aspecto "humanitario" de las operaciones en el exterior, o se han llegado a incorporar unidades enteras de países con un pobre historial de respeto a los Derechos Humanos. 

 

24.- Los gastos militares en su conjunto están orientados a un equipamiento al servicio de las guerras imperialistas y no a las verdaderas amenazas militares (y mucho menos a las amenazas de otra índole, que son las que más nos interesan, como ya hemos analizado en entregas anteriores). Todo ello favorece a la gran industria militar, fundamentalmente de capital transnacional. 

 

25.- Existe una excesiva relación entre el mundo industrial-armamentístico y los altos mandos militares, que se prolonga a veces tras el pase al retiro o a la reserva de aquéllos. Esto ha facilitado la creación de un complejo militar-industrial autónomo y antidemocrático que define la política de defensa en función de sus intereses, y dificulta la moderación en los gastos militares, además de servir de pasto para todo tipo de corruptelas. A ello pudiéramos añadir también los flagrantes casos de clara "puerta giratoria" entre directivos del sector de la industria del armamento, y los algos cargos del Ministerio de Defensa, cuyo caso más paradigmático fuese el ex Ministro Pedro Morenés, que procedía de empresas de dicho sector armamentístico privado. 

 

Bien, una vez finalizada la exposición de los principales rasgos que caracterizan las estructuras y el funcionamiento de nuestras Fuerzas Armadas, continuaremos en siguientes entregas proponiendo las principales modificaciones que abría que abordar para nuestros Ejércitos. 

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías