Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 octubre 2017 2 24 /10 /octubre /2017 23:00
Hacia la superación del franquismo (46)

Sólo hay algo que de más asco que el franquismo y la Transición y es la gente que se sigue creyendo sus mitos

Gonzalo Herrera

Venimos contando durante estas últimas entregas las posiciones, comentarios y actitudes franquistas de algunos miembros de las cúpulas militares, o representantes de nuestros Ejércitos, para llamar la atención sobre la necesidad de remozar nuestras Fuerzas Armadas, y conseguir inculcar la debida democratización en su seno, a través de todas las reformas necesarias y oportunas. Este artículo del ex Teniente Luis Gonzalo Segura nos ilustra sobre algunos detalles al respecto. Gonzalo Segura afirma (desde su profundo conocimiento de la materia) que durante los últimos tiempos han sido numerosas las manifestaciones ultraconservadoras de algunos altos mandos militares. Y algunos otros detalles también llaman la atención: por ejemplo, la página web del propio Ejército de Tierra tiene bloqueado el acceso al diputado Alberto Garzón (Coordinador Federal de Izquierda Unida, y miembro de Unidos Podemos) en otro bochornoso e inconcebible episodio en cualquier otro país de nuestro entorno. No sabemos si a día de hoy se habrá restablecido esta situación. Son ejemplos de la predominancia de un imaginario, un pensamiento y unas actitudes franquistas que se exhiben con tanto vigor como hace 80 años. Episodios que demuestran una realidad que muchos se niegan a ver, de forma ingenua, interesada o intencionada, y es que las estructuras franquistas gozan de una espléndida salud tanto en nuestra sociedad en general, como en nuestras Fuerzas Armadas en particular. Existen muchos mitos aún por desterrar, procedentes de la dictadura nacionalcatólica franquista, y de esa estúpida exaltación de la "patria" y de la "nación española". De hecho, en nuestra historia reciente la inmensa mayoría de los militares aparecían dispuestos a "derramar hasta la última gota de su sangre por Dios y por España".

 

Todo este fanatismo debe desaparecer. Y también, si queremos migrar hacia un Estado laico, deben ir desapareciendo las estampas de ligazón nacionalcatólicas con las prácticas militares. Estampas típicas como el Ministro o Ministra de Defensa de turno junto a altos cargos de la Armada vestidos de gala, rindiendo honores a su patrona, la Virgen del Carmen, nos parecen absolutamente anacrónicas. En este artículo para el medio Rebelion, Juan Antonio Aguilera Mochón nos recuerda que lo mismo ocurre con otros estamentos militares, que veneran como patronos a San Juan Bosco, San Hermenegildo, Nuestra Señora del Buen Consejo, San Juan Nepomuceno, San Fernando, Nuestra Señora de los Ángeles, San Juan Bautista, el Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, San Cristóbal, Santiago Apóstol, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora del Pilar, Santa Teresa, Santa Cecilia, Santa Bárbara, la Inmaculada Concepción o Nuestra Señora de Loreto, entre otros/as. Algunas Vírgenes portan incluso fajines militares, o han sido nombradas Capitanas Generalas. Los orígenes de todos estos dislates se encuentran, en palabras de Aguilera Mochón, en "un Estado teocrático cuya Iglesia fue cómplice (martirizador) de los cientos de miles de asesinatos ejecutados por ese bando en la guerra y en la posguerra, y que lejos de mostrar arrepentimiento, sigue exhibiendo, beatificaciones mediante, su simpatía por los santos bandidos que lideraron la facinerosa Cruzada". Necesitamos eliminar toda esta parafernalia religiosa de nuestras Fuerzas Armadas, necesitamos unos Ejércitos estrictamente laicos, necesitamos una absoluta separación entre la Iglesia y el Estado, y las Fuerzas Armadas se deben exclusivamente al pueblo, y no a ciertas creencias religiosas amparadas y provenientes de un nacionalcatolicismo a ultranza que demuestran el apego a unas tradiciones que caracterizaban a unas FAS represoras y criminales, como eran las franquistas. 

 

Y aún tenemos más ejemplos que muestran el carácter de nuestras FAS. En este artículo de Carlos del Castillo para el medio Publico se cuenta que la Asociación de Militares Españoles (AME), que representa a los militares retirados en el Consejo de Personal, edita una revista en la que la apología del franquismo, el machismo y los ataques a la Ley de Memoria Histórica son frecuentes. En efecto, la AME es conocida en los ambientes castrenses por su franquismo. Formada en su mayoría por altos mandos retirados y sus familiares, la AME no esconde su enaltecimiento del Golpe de Estado de 1936 o su defensa a ultranza de los conceptos de "patria" y "valores" impuestos por la dictadura. De hecho, de entre los miembros de esta asociación han salido muchos de los llamamientos a ocupar militarmente Cataluña debido al proceso soberanista. Esta asociación integra desde 2016 el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas). Este órgano oficial del Ministerio de Defensa reúne a las asociaciones de militares (la figura más cercana al sindicato disponible para ellos, pero con numerosos derechos recortados, según nos explica Carlos del Castillo) con los Generales encargados de la Dirección de Personal. En concreto, la AME forma parte del Coperfas en representación de los militares ya retirados. No obstante, también hay que señalar que el resto de asociaciones militares (sobre todo las que representan a los soldados en activo) están enfrentadas con la AME. Y como hemos dicho más arriba, la AME edita la revista mensual de 50 páginas titulada "Militares", donde expone y vuelca toda su ideología ultra. En numerosos artículos, por ejemplo, se ataca la revisión democrática del franquismo. Según el ex Teniente Luis Gonzalo Segura, la AME posee más de 3.000 asociados, y añade que teniendo en cuenta que en activo hay 19.000 oficiales, se puede ver que estos pensamientos no son ni mucho menos minoritarios en la cúpula militar. 

 

Los vestigios del franquismo sociológico son, por tanto, muy numerosos, y se encuentran en gran parte de los sectores de la sociedad actual. Ya hemos citado unos cuantos ejemplos durante estos últimos artículos de la serie, pero aún podríamos aportar muchos más. La superación del franquismo supone alcanzar un estadío donde todos los sectores (las Fuerzas Armadas incluidas) entiendan de forma natural los límites del enaltecimiento del fascismo, en cualquiera de sus formas, y lo entiendan como una absoluta aberración política y social. Si hoy día aún existen personas en nuestra sociedad que piensen como pensaban los generales golpistas, es que no hemos avanzado nada en más de 80 años. Y es que, como recoge Olivia Carballar en este artículo para el medio La Marea, hay un sector (lo explica el antropólogo Ángel del Río) que no tiene ningún problema en identificarse con el franquismo: "Queda perfectamente representado por Jaime Mayor Oreja, cuando se negaba a condenarlo diciendo que, incluso, supuso un período de extraordinaria placidez". Y cita más ejemplos: "Cuando el Gobierno de Zapatero decide retirar la estatua de Franco de Nuevos Ministerios en Madrid, en 2005, se hace a escondidas, de madrugada, tapado, como si no se quisiera molestar a una parte de la sociedad franquista, obviando que su presencia durante tantas décadas había molestado a otra demócrata". Según el genial escritor Gabriel García Márquez: "El franquismo tuvo una amplia base sociológica de apoyo, y fueron muchos, muchos, los que vivieron mejor con Franco. Una masa de funcionarios, militares, patronos, etc., estómagos agradecidos que hubieran seguido toda su vida bajo ese paraguas y sin preocuparse lo más mínimo por las libertades políticas". Todo ello ha contribuido, durante generaciones, a la apatía, al miedo, al silencio, al adocenamiento y a la despolitización. Y así, en pleno siglo XXI, a finales de 2017, nos encontramos con este perfil social absolutamente rancio y anacrónico. 

 

Ello explica también otras muchas cosas, como que el PP continúe siendo, a pesar de todos los pesares, la primera fuerza política en nuestro país, así como que el bipartidismo continúe aún con la sartén por el mango. Todos los factores se alían con esta situación: el pensamiento dominante, el imaginario colectivo, el sistema educativo, los privilegios de la Iglesia Católica, una sociedad adocenada, una ley electoral favorecedora del bipartidismo, unos medios de comunicación aliados con el gran capital, y un largo etcétera. Mientras no consigamos doblegar todos estos factores, la superación plena del franquismo no será posible. Todo ello explica que los familiares de las víctimas hayan tenido que acudir a la justicia argentina para denunciar los crímenes del franquismo, en vez de poder hacerlo y que se investigue en su propio país. Y por supuesto, en la cúpula de todo ello, los grandes poderes económicos, el poderío de las empresas del IBEX-35, de los grandes bancos, de los grandes empresarios. Empresas que durante la dictadura usaron mano de obra esclava forman parte hoy del IBEX-35. Las dirigen los herederos de aquéllos que las dirigían entonces. Ya entonces, la dictadura franquista se fundamentaba en un sistema clientelar y corrupto, sistema que se vuelve a reproducir bajo esta etapa "democrática" desde la Transición hasta nuestros días, cada vez con mayor impunidad, con mayores niveles de corrupción, con mayores cotas de complicidad y connivencia de los poderes públicos. Todo ello explica, por ejemplo, que cuando Manuela Carmena, Alcadesa de Madrid, intenta retirar la placa dedicada al General Millán-Astray, se le echen encima el PP y los legionarios que el General fundara en su día. Vivir para ver. El franquismo sociológico es aún fuerte y poderoso. Es difícil enfrentarse a él. Pero debemos hacerlo si pretendemos alcanzar algún día una sociedad plenamente democrática, y que se libere de sus lastres del pasado. Ese será el verdadero acto de pasar página. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías