Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 noviembre 2017 1 13 /11 /noviembre /2017 00:00
Por la senda del Pacifismo (76)

La OTAN ha sido y continúa siendo el instrumento de dominio que garantiza la continuidad de las actuales estrategias de apropiación y depredación de riqueza y recursos naturales que realizan sus miembros en el resto del mundo

Christian Laval y Pierre Dardot

El peligro que supone la OTAN ha ido creciendo con el paso de los años. Los documentos estratégicos públicos, en sus últimas versiones, han formalizado la conversión de la Alianza desde una organización formalmente defensiva hacia una organización ofensiva y con un ámbito de actuación territorial ilimitado. De ser una organización militar que sólo puede utilizar la fuerza armada en caso de agresión a alguno de sus miembros (Artículo 5 del Tratado) y sólo si ésta se produce en alguno de los territorios de los Estados parte al norte del trópico de cáncer (Artículo 6 del Tratado), ha pasado a asumir como principio la seguridad y la estabilidad de una imprecisa región euroatlántica que abarca todo el hemisferio norte y desborda, de forma clara, los ámbitos del Tratado fundacional y las fronteras de los países miembros, tal como se indica en el documento de referencia ("30 preguntas sobre la OTAN. 30 años después del Referéndum", del Centre Dèlas). Terminada la Guerra Fría y disuelto el antiguo bloque soviético, y en una Europa en la que difícilmente se vislumbraban amenazas militares a corto plazo, la OTAN comenzó a actuar en las llamadas "Operaciones Fuera de Zona", eufemismo para llamar a las operaciones que no están bajo la cobertura del Tratado. Las primeras intervenciones "fuera de zona" fueron el bloqueo naval en el Mar Adriático en 1993 para reforzar el embargo de armas a los territorios de la antigua Yugoslavia, la utilización en 1994 de la infraestructura de la OTAN para consolidar una zona de exclusión aérea en Bosnia y Herzegovina y la guerra de Kosovo en 1999, que no contó con el aval del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y que por lo tanto se hizo al margen de la legalidad internacional, como ya destacamos en nuestra última entrega. 

 

El cambio de estrategia de la OTAN se ha hecho de espaldas a la opinión pública, sin tener en cuenta al conjunto de la ciudadanía de los Estados miembros, y sin que los respectivos Parlamentos ratificaran los importantes giros experimentados por la Alianza. Los autores del documento de referencia lo explican en los siguientes términos: "La OTAN reconoce que el riesgo de una amenaza convencional contra el territorio de la OTAN es baja, pero de acuerdo con su nuevo papel global, ve "amenazas" por todo el mundo, convirtiéndolo de esta manera en el escenario de la seguridad euro-atlántica, y consolidando así una OTAN global, capaz de actuar en cualquier lugar, lejos de las fronteras de una imprecisa zona euro-atlántica". Pero la OTAN no se cuestiona en ningún momento ni la desestabilización que han producido las diferentes intervenciones militares occidentales, ni las amenazas que nuestro mundo representa para los países del Sur, resultado de un proceso de globalización impulsado por el mundo capitalista occidental que hoy se lamenta por la falta de seguridad. No son capaces de comprender que es el propio capitalismo, la propia esencia del sistema-mundo en que vivimos, lo que desata las inseguridades, el terrorismo, la lucha despiadada por la explotación de los recursos naturales, el crecimiento desmedido del complejo militar-industrial, el agresivo comercio internacional sin barreras, y los gravísimos efectos derivados del cambio climático, entre otras causas. No son capaces de entender que las actuales amenazas, como ya hemos indicado en artículos anteriores de la serie, son las derivadas de los mismos peligros del sistema, que nos explota en nuestras propias narices, mientras continuamos defendiéndolo como la única alternativa posible. Y de forma demencial, frente a todas estas amenazas, la OTAN continúa espoleando toda su abrumadora maquinaria militar, todo su agresivo poderío, todas sus ambiciones derivadas del mando imperialista. 

 

Y así, la OTAN contaba en 2013 con más de 3 millones y medio de soldados procedentes de todos su Estados miembro, y a todos ellos les corresponde el 53% del total del gasto militar mundial. La OTAN no ha renunciado a las armas nucleares, ni siquiera a eliminarlas del suelo europeo, y sigue definiéndose como una alianza nuclear. Planifica sus fuerzas convencionales para poder actuar lejos de sus fronteras. Compromete a todos sus países aliados a mantener e incrementar el gasto militar (como hizo recientemente Donald Trump en su gira europea), y se permite el lujo de advertir que ningún país miembro suscriba un acuerdo de control de armamentos o de desarme sin consultarlo previamente. La deriva belicista de la OTAN es, pues, algo absolutamente evidente. La estrategia militar de la OTAN es ciertamente agresiva y peligrosa, desprecia la legalidad internacional, socava la democracia expresada en los foros internacionales de seguridad, y menoscaba el papel que estos organismos de seguridad colectiva deberían tener como reguladores de un orden internacional basado en la legalidad y en el derecho internacional. La OTAN representa el anti-pacifismo por excelencia, es el brazo ejecutor y la pieza activa y armada del imperialismo norteamericano y de todos sus aliados, que están contribuyendo a convertir el planeta en un polvorín a punto de estallar para siempre. ¿Dónde viene representada toda la filosofía de la OTAN? En su documento sobre Concepto Estratégico, que es un documento político aprobado por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la OTAN. Dicho documento no es una norma jurídica, sino un acuerdo político de las partes. Su versión más reciente fue aprobada en la Cumbre de la Alianza celebrada en Lisboa en noviembre de 2010. Pues bien, según este documento sobre Concepto Estratégico, la OTAN puede actuar más allá de sus fronteras frente a cualquier tipo de amenaza, y se permite incluso llevar a cabo operaciones militares ofensivas, que podrían realizarse al margen de la Carta de las Naciones Unidas, y de las decisiones de los foros internacionales sobre seguridad (tales como la OSCE, o el propio Consejo de Seguridad de NNUU).

 

¿Qué son "amenazas" para la OTAN? En principio, cualquier medida, decisión o planificación de las mismas que constituya un peligro para la globalización capitalista. Pero más concretamente, las amenazas se centran en la proliferación de armamentos modernos, entre ellos los misiles balísticos, el armamento nuclear y las armas de destrucción masiva; el terrorismo, muy especialmente el que afecta a zonas de importancia estratégica para la Alianza, la inestabilidad más allá de las fronteras de la OTAN, y todo aquéllo que pueda amenazar la seguridad de las rutas del tráfico del comercio internacional, de las que dependen el flujo energético y de materias primas hacia el Primer Mundo. La OTAN, por otra parte, tampoco es un grupo homogéneo ni cohesionado, que actúe bajo una sola voz, sino que la historia de dicha organización, y las diversas crisis que ha atravesado, han puesto de manifiesto que Estados Unidos es el líder indiscutible de la OTAN, y quien decide en última instancia la posición de la Alianza cuando surge algún conflicto. Las crisis internas también han puesto de manifiesto la poca confianza de los Estados Unidos ante unos aliados europeos divididos entre sí, que no tienen una posición común sobre cómo intervenir en conflictos exteriores. No existe unión política y de defensa común en la propia Unión Europea, ya que a pesar de lo que quieren dejar entrever, se trata de países con una historia muy amplia y con unos intrincados intereses, muchos de los cuales derivan de sus antiguas etapas imperialistas, como Francia o Reino Unido. Todo ello, como decimos, pone de relieve la difícil convivencia y armonía interna en la OTAN, una organización gigantesca que agrupa a 28 países miembro con políticas e intereses exteriores muy dispares, en la cual es muy difícil la visión uniforme sobre los conflictos, pero donde, como decimos, Estados Unidos se reserva siempre el derecho de imponer sus decisiones, así como de actuar de manera unilateral cuando le interese. 

 

Porque ni antes ni ahora, los países europeos han sido capaces de ofrecer visiones homogéneas ante los diversos conflictos mundiales. Aprovechando esto, uno de los objetivos de la política de Estados Unidos ha sido desde siempre impedir  la creación de una política de seguridad y de defensa europea autónoma, tanto en el terreno político como en el militar, que pudiera hacerle sombra o competencia. Bajo el enfoque de los "aliados", en realidad se esconde un fiel seguidismo de los países europeos hacia los dictados de la OTAN, que a su vez son decididos por Estados Unidos. La OTAN ha jugado un papel crucial para que la Unión Europea siga manteniendo una política de defensa completamente dependiente de las estructuras, decisiones y objetivos militares de la OTAN. La Unión Europea está así fuertemente vinculada a la OTAN, la cual le proporciona la infraestructura militar atlántica, con todo lo que ello implica sobre control de su actividad militar, respondiendo a una imagen de clara subordinación. La OTAN, en resumidas cuentas, es el pilar indiscutible de la defensa colectiva europea. Y el mando militar estadounidense, de vocación imperialista y de gendarmería mundial, ordena los enfoques y las estrategias que hay que adoptar en cada momento. Ni siquiera en el Parlamento Europeo son bien vistos los debates sobre la defensa europea, pues se entiende que son asuntos que se tratan en los foros especiales destinados a ello, y éstos están fuertemente influenciados por la OTAN. Teniendo en cuenta todo ello, se explica la extraña "unanimidad" en torno a ciertos asuntos, tales como la demonización de ciertos países, como Cuba, Corea del Norte o Venezuela, enemigos acérrimos de Estados Unidos, la infame "neutralidad" ante ciertos conflictos históricos (como el que enfrenta a Palestina e Israel, socio y amigo inquebrantable de USA), y el descubrimiento de la clara complicidad de los países europeos con planes y decisiones de Estados Unidos. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías