Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
18 agosto 2020 2 18 /08 /agosto /2020 23:00
Viñeta: Osval

Viñeta: Osval

He sido testigo del bloqueo de EEUU a Cuba. Estoy orgulloso de ser amigo del país prohibido que aún sigue siendo un paradigma de dignidad nacional para otros porque ostenta ese peligroso ejemplo de la solidaridad

Eduardo Galeano

El pasado año 2019 la Revolución Cubana cumplió 60 años de permanencia, quizá la más longeva de nuestra historia reciente, teniendo en cuenta las limitaciones a las que se ha visto sometida. No podemos compararla con otro tipo de revoluciones del siglo XX, tales como la de China o Corea del Norte, pues éstas han derivado hacia claros ejemplos de capitalismo de Estado. Tampoco es comparable, evidentemente, con la Revolución Rusa de 1917, pues aquél modelo inicialmente socialista derivó hacia una brutal burocracia de Estado, que a su vez decayó en un modelo social brutal y autoritario por parte de Stalin. Ninguna gran Revolución ha sido comparable a la cubana. Nuestros amigos caribeños de esa pequeña isla han conseguido acercarse, como decimos dentro de las limitaciones impuestas, al mejor modelo revolucionario al que podemos aspirar. Pero por supuesto, los Estados Unidos no estaban dispuestos a permitirlo, ni aún hoy lo están. Sigo a Frei Betto en este artículo, donde analiza un poco la historia de estos 60 años de Revolución Cubana. Para la soberbia de los servicios de inteligencia estadounidenses, tan acostumbrados a controlar lo que pasaba en el resto del mundo, la osadía de los barbudos cubanos al sustraer a la pequeña isla del radio de acción del Tío Sam era una osadía que no podía ser permitida. La CIA movilizó y entrenó durante años a miles de mercenarios, que fueron vergonzosamente derrotados por un pueblo digno. Fracasados aquéllos intentos, los Estados Unidos transformaron a los cubanos exiliados en Miami en terroristas que derribaron aviones, hicieron explotar bombas, y promovieron sabotajes. USA invirtió una fortuna para alcanzar el más deseado objetivo: eliminar a Fidel. Fueron más de 600 atentados. Todos fracasados. El Comandante y líder supremo de la Revolución falleció en su cama, el 25 de noviembre de 2016, poco antes de que la Revolución cumpliera 58 años. Castro ha sido uno de los dirigentes más lúcidos y valientes de la historia reciente, y que además ha sido capaz de dirigir a su pueblo de forma ejemplar en la causa revolucionaria. 

 

El gran líder Fidel Castro había sobrevivido a 10 perversos ocupantes de la Casa Blanca, que autorizaron acciones terroristas contra Cuba y contra él personalmente: Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton y Bush hijo. Ningún líder mundial acometió semejante reto. Jamás pudieron doblegarlo, la firmeza y valentía de Fidel, apoyado siempre por su pueblo, permaneció intacta, constituyendo el mejor ejemplo de resistencia mundial contra el imperialismo. Posteriores a él, tan solo el ex Presidente Barack Obama realizó algún gesto de amistad y acercamiento a Cuba. Todos los demás han seguido a pies juntillas la política agresiva y autoritaria de Estados Unidos, chantajista con todos los que no cumplen sus designios. Fracasado el intento de invasión de Playa Girón (1961), se impuso el criminal bloqueo a la isla, que continúa en nuestros días, para vergüenza de la ONU, que no ha sido capaz de plantar cara a la decadente política estadounidense. Aunque las mayorías contrarias al bloqueo han sido cada vez más aplastantes en la Asamblea General de la ONU, USA ha hecho caso omiso, y junto a su criminal amigo Israel, ha continuado con su hostil política hacia Cuba. Tras la caída del Muro de Berlín (1989) y la desaparición de la antigua Unión Soviética (URSS, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), los profetas de la desgracia anunciaron el fin del socialismo cubano. Se equivocaron de cabo a rabo. Cuba, de nuevo, resistió. Frei Betto explica: "¿Por qué Cuba les molesta a tantos que asocian indebidamente el capitalismo con la democracia? Porque Cuba convence a las personas intelectualmente honestas que no se dejan llevar por la propaganda anticomunista basada en prejuicios y no en hechos como que a pesar de la campaña mundial contra la Revolución, en la isla nadie muere de hambre, anda descalzo, es analfabeto después de los 6 años de edad, necesita tener dinero para ingresar en la escuela o cuidar de su salud, trátese de una gripe o de una compleja cirugía del corazón o del cerebro. En la lista del Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la ONU, que incluye 189 países, Cuba ocupa un mejor lugar (el 68) que la mayoría de los países de América Latina, incluido Brasil (lugar 79)". 

 

Mientras, el pueblo cubano ha sido aleccionado en los valores culturales de la Revolución, lógicamente enfrentados a los valores capitalistas e imperialistas, hegemónicos en el resto del mundo. El principal de todos ellos: mientras que el capitalismo enfatiza la competitividad como un valor, la Revolución difunde en el pueblo cubano la solidaridad. Gracias a ello, Cuba es hoy día el mejor referente de internacionalismo solidario. Durante las décadas de 1960 y 1970 Cuba envió tropas para ayudar a naciones africanas a liberarse del colonialismo europeo del que dependían, y poder así emanciparse y conquistar su independencia. Raúl Castro fue el único Jefe de Estado extranjero a quien se le concedió el derecho a pronunciar un discurso en los funerales celebrados en honor a la figura de Nelson Mandela, porque el Gobierno de Sudáfrica reconoce la importancia de la solidaridad cubana para el fin del apartheid. Y gracias a la solidaridad practicada y difundida por el régimen cubano a lo largo y ancho de todo el mundo, maestros y médicos cubanos han trabajado en las áreas más pobres y remotas de más de 100 países. Pero la solidaridad también es un valor practicado interiormente, de tal forma que gracias a los principios éticos de la Revolución, en Cuba no se ven familias debajo de los puentes, niños en las calles, mendigos tirados a la vía, mafias de drogas o zonas dedicadas a su tráfico y consumo. Aún siendo Cuba un país pobre, dicha pobreza no contrasta, como en otras zonas del mundo, con la exorbitante riqueza de sus élites ni de sus dirigentes políticos, sino que todo el conjunto de la población participa de lo que hay, se reparte y se practica la ayuda mutua, la solidaridad y la cooperación. Pero Frei Betto aclara: "¿El pueblo cubano ya conquistó el paraíso? Lejos de eso. Cuba es una nación pobre, pero decente. A pesar del bloqueo y de todos los problemas que conlleva, su pueblo es feliz". Y es una felicidad compartida por todos, asumida como el resultado de un largo y penoso proceso de enfrentamiento con el imperialismo más brutal y salvaje de nuestro mundo, pero cuyo resultado no puede ser mejor: 60 años de permanencia lo avalan. 

 

No obstante, se da un debate social tramposo, por parte de los detractores de la Revolución Cubana, que tiene que ver con las personas que salen del país. Y preguntan: si en Cuba se vive tan bien...¿Por qué muchos se van de aquél país? Como decimos, es un argumento que tiene trampa, porque lo cierto es que muchos se van de cualquier país que tenga que enfrentar dificultades. Y así, muchas personas se han ido (y se van) de España, de Grecia, de Turquía, de Brasil, de Venezuela, de Argentina, de Guatemala, de Ecuador, de Honduras...La lista sería interminable, porque podemos afirmar sin temor a equívoco que no existe ningún país del mundo que no tenga emigrantes. Pero una mejor pregunta podría ser: ¿Quiénes se van? Concretamente, de Cuba se van las personas contaminadas por la vomitiva y tóxica propaganda del consumismo capitalista y del tan manido como falso eslogan del "sueño americano", creyendo que El Dorado queda al norte del Río Grande. Se equivocan. Pero los mismos que se regocijan por la emigración de una pequeña parte del pueblo cubano jamás se preguntan por qué nunca ha habido en Cuba una manifestación popular contraria al gobierno, como ha ocurrido recientemente en Francia (los chalecos amarillos), o en Bielorrusia (denunciando corrupción en las elecciones), o las que tuvieron lugar durante la llamada "Primavera Árabe" en Túnez (2011), Egipto (2011), Turquía (2016), incluso Argelia (2019). Nadie puede argumentar que en Cuba no se den manifestaciones por la represión que ejercen las Fuerzas de Seguridad...¿Hay en Cuba soldados o policías en cada esquina? ¿Alguien conoce algún episodio donde estos agentes hayan maltratado al pueblo en manifestación? Seguro que no. El Papa Juan Pablo II declaró que le había llamado la atención el hecho de no ver vehículos militares en las calles de la La Habana durante su visita a la isla, como viera en tantos otros países. No existe más que una conclusión a todo ello: la mayor arma de la resistencia cubana es la conciencia de la población. Es el pueblo el sujeto revolucionario, es el pueblo el que ha conseguido unirse en torno a la figura de la Revolución, y permanecer en apoyo sin fisuras a sus líderes. Y sólo esta circunstancia es la garante de que cualquier proceso revolucionario tenga éxito. 

 

No existe otro secreto. El pueblo cubano, al igual que aquélla pequeña aldea gala que resistía y siempre al invasor, se erige en sujeto revolucionario por la inteligencia y capacidad de sus líderes, y por la capacidad y valentía del pueblo cubano. Y dicha comunión es la mayor garantía de éxito. Por eso la pequeña isla caribeña representa para el mundo un gran bastión moral. De hecho, varios sondeos de opinión independientes, sobre todo de la consultora internacional Gallup, así como una nota del propio Pentágono estadounidense, señalan que más de las tres cuartas partes de la población cubana se identifica plenamente con su sistema político, y solo un exiguo 5% preferiría otro sistema. Las cifras son claras y elocuentes. Y no se trata de ninguna manipulación popular, sino que existe un pueblo, quizá el único actualmente sobre el planeta, que ha sido firmemente consciente y responsable de que el camino de la Revolución era el mejor para su país. Y así lo han llevado a cabo, para gloria y referente de la humanidad. El sistema educativo cubano, del que hablaremos en posteriores entregas, también ha tenido mucho que ver en ello. Los cubanos son educados desde pequeños en los valores de la Revolución, al igual que, tristemente, nosotros somos educados en los valores del capitalismo. Cada sistema educativo educa en los valores que creen. Es así de simple. Y como afirma Frei Betto: "Y cuando los cubanos celebran, no miran solo al pasado de tantas gloriosas conquistas en medio de muchos desafíos y dificultades. Inspirados en Martí, el Che, Fidel y Raúl, los cubanos saben que la Revolución es todavía un proyecto de futuro. No solo para Cuba, sino para toda la humanidad, cuando las diferencias (de idioma, cultura, sexo, religión, color de la piel, etc.) ya no sean motivo de divergencias, y la desigualdad social figure en los archivos de los investigadores como una abominable referencia histórica, como sucede hoy con la esclavitud". Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías