Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
6 noviembre 2020 5 06 /11 /noviembre /2020 00:00
Viñeta: Iñaky y Frenchy

Viñeta: Iñaky y Frenchy

Comentábamos en la última entrega las características del currículo escolar según la Reforma propuesta, haciendo referencia en concreto a la laicidad del mismo, y a que debía ser un currículo enfocado hacia la vida, no solo como un conjunto de conocimientos instrumentales, sino contemplando también saberes de otras disciplinas (artes, humanidades...), así como conocimientos cotidianos y ancestrales. Otra característica que ha de cumplir es la pluriculturalidad, es decir, un currículo donde se plasme el especial respeto a la diversidad cultural, desde un enfoque intercultural e inclusivo, potenciando también el reconocimiento de los idiomas y de la cultura del alumnado proveniente de familias migrantes y de minorías en los centros escolares. También se debe contemplar el currículo desde las perspectivas de género, ecológica, y garante de la diversidad afectivo-sexual. Otra característica a la que debería responder el currículo escolar es la integralidad, es decir, que desde nuestro punto de vista, el diseño del currículo y su desarrollo no se debe formular en términos de listados de contenidos "mínimos" con un atiborrado compendio de competencias, sino de forma global, integrada y compleja en términos de resolución de problemas, situaciones sociales, ambientales y éticas relevantes. Hay que conceder igualmente suficiente relevancia al lenguaje musical, al movimiento corporal y a la expresión artística. Otro aspecto importante al que el currículo debe responder es al que se refiere a potenciar el conocimiento libre, abierto y compartido: en este sentido, debe ser un currículo que tenga en cuenta los nuevos usos sociales de las TIC, el importante papel de las redes sociales y de las comunidades de software libre (el centro educativo debería ser el primero en usarlas e implementarlas en el aula), para promover así la cultura de la colaboración y el conocimiento abierto, libre y gratuito. Entendemos así mismo que se debe cuestionar la hegemonía del clásico libro de texto, y favorecer la creación de bancos de recursos didácticos y digitales, con ayudas a la implementación de proyectos curriculares y materiales alternativos en soportes diversos.

 

El diseño curricular, a nuestro juicio, no debe ser competitivo, ni debe estar enfocado hacia la rivalidad contra otros centros educativos y sus resultados académicos. No se realizarán pruebas externas que tengan como objetivo la homogeneización del aprendizaje (de cara a posteriores evaluaciones externas, nacionales o internacionales), ni la posible elaboración de ránkings, que conduzcan a la jerarquización de centros. No creemos en la selección del alumnado, ni en la elitización de la enseñanza, por lo cual todos estos enfoques competitivos deberán ser rechazados. Otro enfoque multidisciplinar debe ser el ecológico, aplicado a varios niveles. En primer lugar, al propio currículo (que debe estar anclado al territorio, con actividades ligadas al entorno próximo y contenidos ligados a la sostenibilidad, al mantenimiento de la vida y a la ética ecosocial. Para una información más extensa sobre estos temas, remito a mis lectores y lectoras a las entregas anteriores, donde hemos expuesto un profundo recorrido por los cambios a los contenidos de las principales asignaturas). En segundo lugar, la visión ecológica debe aplicarse también a los propios centros educativos (construir y adaptar los recintos educativos reduciendo la huella ecológica y evitando derroches energéticos, creando espacios verdes educativos dentro de los centros, incluyendo huertos escolares, bosques "comestibles" y zonas arboladas no cementadas). Y en tercer lugar, la visión ecológica debe también aplicarse al transporte y los menús escolares (organizar sistemas de transporte sostenibles a los centros educativos a pie y en bicicleta, y promover el consumo de alimentos ecológicos, locales y de temporada en los comedores escolares). Otro aspecto a destacar de la Reforma que proponemos, y que también hemos citado en anteriores entregas, es el referente al profesorado, que debe estar comprometido con su labor docente, pero también socialmente reconocido. Nosotros apostamos por el desarrollo de un Estatuto del Profesorado acordado con los sindicatos que establezca el marco de las condiciones de trabajo de los docentes, elimine la precarización laboral fijando las obligaciones del desempeño de tareas que desbordan la jornada lectiva, y que dé estabilidad suficiente para conformar equipos de trabajo estables en torno a proyectos educativos ligados al propio centro. También hay que reducir al mínimo imprescindible la interinidad como sistema de provisión de puestos docentes. 

 

Así mismo, es muy importante reconocer y apoyar la autonomía pedagógica y la participación de todos los sectores de la comunidad educativa en la organización y funcionamiento de los centros. A todo ello lo podríamos calificar como Democracia Educativa, la cual ha sido brutalmente eliminada en la LOMCE. Tenemos, en primer lugar, la autonomía de los propios centros educativos. Nos referimos a su organización interna, pedagógica y de uso de los recursos para ajustarse a la demanda, características y necesidades de su alumnado y su entorno, a través de las competencias de los Consejos Escolares, haciendo que vuelva a ser el verdadero órgano de gobierno de los centros, en un marco de equidad que garantice la no discriminación de unos centros con respecto a otros. En segundo lugar, nos referimos también a la autonomía pedagógica del profesorado y del equipo directivo del centro, para desarrollar un proyecto educativo consensuado en el seno de la comunidad educativa (padres, alumnos y profesores), facilitándoles la regulación de los aspectos de gestión económica que respondan a sus necesidades y proyectos. Para conseguir todo ello es vital promover el asociacionismo y la participación democrática de estudiantes y AMPAS. Se deben articular mecanismos de participación entre el profesorado y las familias en el aula, con una comunicación bidireccional, en atención al interés superior del alumnado. La Dirección de los centros debe volver a ser representativa y colegiada, voluntaria y renovable, con una limitación en el desempeño del cargo, y siempre representantes de la comunidad educativa. No creemos en el Director o Directora elegido por la Administración, como representante de la misma ante el centro. La Dirección debe, por el contrario, ser elegida democráticamente por la comunidad educativa del propio centro, autónoma respecto a la Administración y sometida a rendición de cuentas ante la comunidad educativa. Ésta promoverá la participación, el debate pedagógico, el trabajo en equipo y la cooperación dentro y fuera del centro, frente a un modelo competitivo. Así mismo, se debe fomentar la integración de las organizaciones sociales de los barrios en la vida de los centros, y promover los movimientos asociativos de AMPAS y estudiantes. 

 

Todo ello, como no podía ser de otra manera, necesita de una financiación pública suficiente, blindada y garantizada constitucionalmente. Pensamos que la educación es un derecho humano fundamental que debe estar garantizado mediante una financiación presupuestaria de al menos el 7% del PIB. Esta cifra debe elevarse a la Carta Magna, quedando recogido como suelo de la inversión pública en educación. Dicha inversión pública educativa, la mejor que cualquier nación puede realizar, será dedicada de forma finalista a financiar los recursos que necesiten los diversos centros, la gratuidad de todos los servicios educativos, y a velar por una política constante de adecuación de los recursos materiales y humanos que el sistema público educativo demande en cada ejercicio. Es necesario en este sentido revertir todos los recortes que en materia educativa se han venido practicando durante los últimos años, dotando a los centros de plantillas suficientes de profesorado (incluyendo la Educación Infantil), para poder alcanzar los ratios educativos adecuados, así como para dotar a los centros de todo el material pedagógico necesario para implementar su proyecto educativo. No debe confundirse tampoco el derecho a la educación con el derecho a la escolarización, pues educar no es lo mismo que escolarizar. De hecho, el disponer de un puesto escolar no garantiza que todos eduquen por igual. La escolarización universal no garantiza la igualdad, ni el derecho a la educación interpretado en un sentido exigente. Necesitamos un sistema educativo potente y flexible con capacidad para incluir, atender las necesidades y asegurar los derechos de todo el alumnado, dotado de los suficientes recursos (humanos, materiales, didácticos...) que garanticen el derecho de todos y todas a recibir una educación óptima. Esto significa que el sistema educativo debe garantizar una oportunidad real de aprendizaje y desarrollo a cualquier alumno o alumna, procurando el éxito personal y escolar de todos, con la suficiente inversión de recursos y con refuerzos susceptibles de ser utilizados en el momento en que sean necesarios. Frente a la repetición de curso, que solo sirve para aumentar las tasas de abandono escolar, se propone la prevención y la compensación. 

 

Bien, finalizamos aquí esta ya extensa serie. Esperemos haber ilustrado lo suficientemente nuestra propuesta desde todos los puntos de vista, abordando los temas con la profundidad debida y los razonamientos adecuados. Siempre se nos quedarán asuntos en el tintero, pero creo que hemos expuesto de forma integral la totalidad de la propuesta educativa por la que apostamos. Hace 54 artículos atrás comenzamos preguntándonos para qué enseñar, expusimos las motivaciones últimas de una educación pública, e insistimos en la necesidad de formar a personas críticas con el sistema, que intenten comprenderlo para cambiarlo o mejorarlo, y para ello es necesario aprender a pensar, sembrar la semilla de la duda, de la pregunta, cuestionarse todo y por todo. Después, durante los siguientes artículos, insistimos en la necesidad de una escuela pública de carácter laico, intentando presentar todas las aristas de un profundo debate que en nuestro país es especialmente crudo, pues la presencia y poder de la Iglesia Católica en el ámbito educativo (en general en todos los ámbitos) de nuestra sociedad lleva pervirtiendo la educación desde hace décadas (incluso siglos). Después nos dedicamos a exponer todo lo relativo al cambio en los contenidos, en las propuestas educativas, en el currículo escolar, intentando presentar una visión crítica de estos contenidos en las principales asignaturas, denunciando sus visiones sumisas con el sistema capitalista y de pensamiento hegemónico, y presentando las alternativas que creemos necesarias para que lleguen a los alumnos otros contenidos, otros valores, otras reflexiones, otras propuestas, otros análisis, otras conclusiones. Sobre todo, hemos planteado la necesidad de llevar a cabo propuestas ecológicas, y analizar algunos aspectos de determinadas asignaturas desde esta visión crítica. También propusimos la creación de algunas asignaturas nuevas en el currículo, que entendemos imprescindibles para formar a los futuros adultos en determinados conocimientos, actitudes, comportamientos y valores. Por fin, en la recta final de los últimos artículos de la serie hemos recopilado todo y presentado en un gran paquete educativo, en una Reforma integral que contemple una visión reforzada de la educación pública, desde un derecho humano fundamental a la educación, con una inversión suficiente, con un profesorado autónomo y reconocido, con una vuelta a la democracia interna de la comunidad educativa, y con un refuerzo de los centros educativos en cuanto a medios y recursos. Todo ello inspirado en los valores, que hemos recalcado hasta la saciedad, de una educación pública, universal, gratuita, laica, inclusiva, democrática y participativa. Como siempre, agradezco a todos los autores y profesionales que me han inspirado para exponer los contenidos de esta serie, sin cuyas aportaciones no hubiera sido posible. Muchas gracias a todos ellos y ellas, y por supuesto a mis lectores y lectoras, a los que insto a promover los valores de esta propuesta de Reforma Educativa.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías