Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
2 enero 2013 3 02 /01 /enero /2013 00:00

Me provoca una tremenda perplejidad cada nuevo episodio protagonizado por Mario Monti, que se supera continuamente a sí mismo en un viaje hacia ninguna parte, o más bien pudiéramos decir "hacia todas las partes". Me explicaré. Resumiendo la historia, resulta que este señor es designado (que no elegido) hace un año más o menos para dirigir la política económica (porque el resto de la Política, así con mayúsculas, no le importa, o no entiende, o no sabe, lo mismo da que da lo mismo) de su país, Italia, después de los últimos y escandalosos desaguisados cometidos por su compatriota (éste sí que elegido en las urnas) Silvio Berlusconi.

 

monti1.jpgBien, después de ejecutar a pies juntillas una política económica de corte neoliberal, a imperativo de la Troika y bajo los mandatos y consejos de Merkel, y diciendo "haber recuperado" la confianza de los mercados en Italia (clara falacia, pues los mercados están exactamente igual que hace un año, incluso peor), este señor dimite, y se convocan nuevas Elecciones para el mes de febrero de 2013. Pero no acaba aquí la cosa, pues cada día nos enteramos de nuevas decisiones, rectificaciones y contradecisiones, la última de las cuales planteaba una propuesta tremendamente curiosa, a la par que esperpéntica: resulta que Mario Monti, que no va a ser cabeza de lista (salvo que vuelva a contradecirse en los próximos días) en ninguna opción política, esto es, no va a ir en las listas de ningún partido político que se presente a dichas Elecciones, deja abierta la posibilidad, para el partido ganador, de que si sus postulados están cercanos a los suyos, y dicha coalición lo permite, sea nombrado Primer Ministro del nuevo gobierno que se forme.

  

A ver, vamos a poner un poco de orden en todo este asunto, para poder verlo en toda su auténtica dimensión:

  

monti2-copia-1.jpg1.- El señor Mario Monti es un tecnócrata, no es un político, impuesto a la sociedad italiana y designado a dedo por Instituciones, llamémosle poco democráticas, para "salvar" supuestamente a su país de la bancarrota a donde lo estaba conduciendo el anterior gobierno. El país no ha sido salvado de nada, pues simplemente lo que ha hecho es aplicar el programa neoliberal dictado por la Unión Europea. El saneamiento de las cuentas públicas, que no es tal, se realiza con un alto coste social sobre los servicios públicos que se prestan a los italianos. Salvando las distancias, lo mismo que se está haciendo en España con el gobierno del PP.

 

2.- El señor Mario Monti dimite cuando entiende "finalizada" su tarea, luego parece ser que su objetivo está mínimamente cumplido. Luego primero gobierna, sin ser elegido, y luego dimite, que no dimite, porque no se retira completamente.

 

3.- Aparece de nuevo en escena Silvio Berlusconi, que aunque pertenece a su misma familia política, entre el señor Mario Monti y el mafioso Berlusconi hay una manifiesta enemistad, o al menos, desavenencias notables.

 

4.- Entonces Mario Monti reaparece en escena, es decir, que se desdice de su dimisión, y deja entrever la posibilidad de ocupar algún cargo en el nuevo panorama político. Pero como cualquier cargo no sería suficiente para él, ni pretende quedar como segundón de nadie, lo que promete a las fuerzas políticas que se presentan a las Elecciones es que, si el programa ganador contempla semejanzas con el suyo, el señor Mario Monti se pueda configurar como el candidato a la Presidencia del Gobierno.

 

monti3.jpgEsto ha llegado al desatino más absoluto. Lo que está ocurriendo estos días en Italia es un culebrón que en nada beneficia a la democracia, sino a los intereses de la tecnocracia más descarada, que ya sabemos a los intereses que a su vez sirve. Me asquea tanta alabanza y tanto reconocimiento a Monti, que lo único que ha hecho con su país es llevarlo por la senda de la explotación y privatización de los servicios públicos, así como al desmontaje de su bienestar social, lo mismo que consigue toda política neoliberal. El Profesor Monti aplica las mismas medidas dictadas desde Alemania y desde la Troika comunitaria, y consigue, justo como en Grecia, España, Irlanda y Portugal, que su país se vaya empobreciendo cada vez más, y que los niveles de desempleo y pobreza se vayan extendiendo, a costa del beneficio de la banca, de las grandes empresas y de los más poderosos.

 

Pero por si todo ello fuera poco, lo hace desde un desprecio absoluto a la democracia. Demuestra que para esta gentuza la democracia es simplemente un estorbo, algo que hay que mantener desde el punto de vista formal, pero que hay que burlar a la hora de la verdad, para más allá de los programas electorales, que son los auténticos contratos con la ciudadanía, aplicar sus propias medidas, las que sirven a sus intereses. Señor Monti, con sus continuos juegos del me voy pero me quedo, me vuelvo a ir para venir después, no me presento pero gobierno, no me elige nadie pero ejecuto mi política, demuestra usted un absoluto desprecio por el pueblo, por la democracia, y una falta de respeto total hacia la ciudadanía de su país. Usted es sólo un cancerbero de los intereses del poder, un manijero de los poderosos, un capataz de la política que liquida los intereses de la población. Los italianos debieran despertar de su letargo social, y conseguir que sujetos de esta calaña desaparecieran definitivamente de la escena pública.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías