Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
28 enero 2011 5 28 /01 /enero /2011 00:00

Retomo de nuevo este tema, porque últimamente se han producido determinadas declaraciones, y hemos asistido a determinados debates completamente sacados de contexto, aunque hay que reconocer que cierto trasfondo han dejado relucir, en el sentido de un debilitamiento del Estado actual de las Autonomías.

 

Aunque es un debate que venía suscitándose desde hace algún tiempo, sobre todo desde el recrudecimiento de la crisis económica, la caja de los truenos la destapó el ex-presidente Aznar (al que parece ser que no le basta su actual cargo en Endesa, que debe dejarle mucho tiempo libre, y decide seguir ilustrándonos con sus escatológicos mítines) cuando llegó a afirmar textualmente que el actual Estado de las Autonomías era "políticamente no viable, y económicamente, rotundamente inviable". Pues bien, todavía hay quien ha querido que no viéramos detrás de dichas palabras ningún cuestionamiento del estado autonómico, que ya son ganas de hacer comulgar con ruedas de molino. Según el señor Aznar, las 17 Autonomías son "17 Instituciones que hacen lo mismo, que sirven para lo mismo, y que por tanto, no tiene sentido mantenerlas". Menos mal que algunos dirigentes de su partido vinieron algunos días después a enmendarle la plana, a suavizar dichos comentarios, y a dejarnos claro que no tenían ninguna intención de recentralizar el Estado, de devolver competencias ya transferidas, o de disminuir el grado de autogobierno de algunas autonomías. Pero el daño ya estaba hecho, y como decíamos, surgió el debate en todos los medios de comunicación, dejando una estela de comentarios por parte de dirigentes de todas las fuerzas políticas, con opiniones y matices para todos los gustos.

 

Ha coincidido también con la fecha a partir de la cual se ha puesto en marcha la posibilidad de emplear, sólo en los debates plenarios del Senado, todas las demás lenguas españolas reconocidas como co-oficiales, tales el Catalán (también con su variante valenciana), el Euskera y el Gallego. La polémica estaba de nuevo servida, con partidarios a favor y en contra de la medida, y como digo, ambos debates han propiciado algunos puntos de contacto, llegándose en algún momento a afirmar por alguna periodista en algún medio de comunicación que "¿para qué queremos el Senado? Es una cámara que no sirve para nada". Así las cosas, creo conveniente aclarar algunos puntos, para que dejemos sentadas definitivamente una serie de premisas, y a ver si es posible que no volvamos a tocarlas, pues parece ser que con el tan manido tema de la crisis económica, ésta se utiliza como pretexto y bandera para arremeter contra algunas bases de la propia Organización del Estado, reconocida y declarada en la Constitución, lo cual me parece muy grave, pues a este paso terminaremos por cuestionar todas las bases de nuestra convivencia democrática:

 

autonomias-copia-1.jpg1.- Hay que reforzar el actual Estado de las Automías. Es decir, lejos de debilitarlo, de adelgazarlo o de torpedearlo, la Administración Central del Estado debe seguir potenciando el Estado Autonómico, dotando cada vez de mayores competencias a las autonomías, propiciando mayor coordinación entre ellas y limando todas las asperezas que pudieran existir actualmente. Desde la izquierda llegamos todavía a más, pues defendemos la idea de que hay que caminar hacia un Estado Federal, con todo lo que ello implica, de reconocimiento de la pluralidad de los pueblos que integran el Estado Español, de respeto a sus diferencias y de alcanzar mayores cotas de autogobierno. Eso no significa que no estemos de acuerdo en que hay que ejercer un mayor control sobre el gasto público, ser más austeros, y eliminar algunos aspectos que pudieran resultar incongruentes, inconsistentes o contradictorios.

 

2.- Hay que convertir al Senado en la auténtica Cámara de Representación Territorial del Estado, tal y como lo prevé la Constitución. Esto es, el Senado tiene que ser fiel reflejo de todos los pueblos, regiones y autonomías del Estado Español, según su grado de población. Y además, al ser la Cámara Territorial, debe desplegar todos los mecanismos que visualicen la realidad territorial del Estado, y nuestra pluralidad lingüística es uno de dichos aspectos. Por tanto, no valen aquí tretas ni argumentos fáciles apoyados en supuestas necesidades nacionales, ni tampoco vale ridiculizar la implementación y puesta en práctica de estas realidades.

 

El problema se reduce a creer verdaderamente en la realidad del Estado Autonómico, en lo que significa, en lo que implica para los ciudadanos y para las Instituciones, o no creérselo, que es lo que parece que pasa con algunos, cuando salen a la palestra comentarios de esta índole. No caigamos por tanto en torpes opiniones populistas, o en trampas de la derecha más conservadora de este país, a remolque siempre de la realidad social del mismo.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías