Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 agosto 2013 2 06 /08 /agosto /2013 23:00

¿Qué hacemos con la prostitución? Desde la izquierda, y así lo hemos manifestado en multitud de ocasiones, defendemos una postura abolicionista de la misma, porque entendemos que representa quizá la mayor expresión de violencia de sexo ejercida contra la mujer. En efecto, en el fenómeno de la prostitución, en su manifestación actual, se conjugan un montón de factores, que expondremos a continuación, que recogen todo el rosario de ataques contra los derechos de la mujer por el hecho de serlo, y resulta que estamos hablando no sólo de uno de los negocios internacionales de mayor envergadura, más globalizado y que ofrece más beneficios, sino en el que están detrás todas las grandes mafias de trata de seres humanos.

 

La prostitución es la punta del iceberg de un gravísimo problema, porque no sólo posee esta dimensión delincuencial de la que hablamos, sino que representa, como hemos dicho, la expresión más brutal del ataque a los derechos de las mujeres. En España, hoy en día, el tema de la prostitución y el enfrentamiento que con ella tienen los poderes públicos, va un poquito por libre, y en función de zonas geográficas. Así, mientras existen ciudades muy permisivas con este fenómeno, otras zonas han puesto en marcha blindajes legales muy agresivos. Pero nosotros no pensamos que estas sean las mejores soluciones para erradicar el problema, sino que hay que enfocarlo desde otras perspectivas. Hoy en día, la prostitución se manifiesta como un fenómeno social complejo e intrincado, unido a una serie de facetas que lo multidimensionan, y hacen más difícil su análisis y su combate.

 

Nos referiremos, por ejemplo, a la reciente ordenanza publicada por el Ayuntamiento de Valencia (en su misma línea están otros bandos anteriores, por ejemplo algunas ciudades catalanas, en la vanguardia de esta tendencia) en el sentido de significar una legislación fundamentalmente represiva contra la prostitución, sobre todo callejera. Parten de la óptica criminalizadora a las mujeres que practican la prostitución, sin detenerse a analizar otros factores que causan este fenómeno. Dicha Ordenanza sobre el Ejercicio de la Prostitución en la Vía Pública prevé medidas únicamente punitivas, de sanción y criminalización, en vez de medidas para la inserción social de las mujeres explotadas, medidas de tipo sanitario, o de prevención, además (aspecto principal) de partidas presupuestarias al efecto.

 

La prostitución no puede entenderse únicamente como un fenómeno ligado a la inseguridad vecinal, o al deterioro de la imagen pública de nuestras ciudades, sino como un fenómeno más amplio, donde en el centro siempre se encuentran las mujeres explotadas, que constituyen la materia prima para el desarrollo y la implantación del mismo. Las mujeres son las auténticas víctimas de la prostitución. La norma citada como ejemplo prohíbe expresamente el hecho de "ofrecer servicios sexuales retribuidos en el espacio público (por parte de las prostitutas), no sólo solicitar, negociar y/o aceptar los mismos (por parte de los usuarios)". Y establece que los Agentes de la Policía Local "requerirán a los presuntos infractores (clientes y prostitutas) para que cesen en su conducta, advirtiéndoles de que las mismas están prohibidas y de que, de persistir en su actitud, además de denunciar su conducta, podrían incurrir en la infracción de desobediencia a los Agentes de la Autoridad".

 

Como vemos, la norma se centra únicamente en cuestiones de orden público. de imagen y de seguridad, sin entrar a fondo a combatir los demás flancos. Por ejemplo, no aborda las posibles alternativas sociolaborales que se les puedan ofrecer a las mujeres que ejercen la prostitución, ni el control sobre los locales de alterne, ni la persecución del delito de proxenetismo, ni de banda criminal organizada, que normalmente están detrás de la explotación de estas mujeres. Sólo un endurecimiento de las sanciones y multas a imponer, que aumentan su cuantía, y la prohibición de promocionar servicios sexuales en los espacios publicitarios por cualquier medio. De entrada, este tipo de problemas de índole social tan acusada se han de abordar consultando con las organizaciones civiles que representan a estos colectivos.

 

No aborda tampoco la situación de protección para las mujeres sometidas a trata en pisos tutelados a cargo de ONG's, así como cambios en la legislación actual para que sea posible que la sociedad civil o la propia Administración de Justicia, de oficio, puedan formular las acusaciones y denuncias contra las mafias. En resumen, pensamos que enfoques como el de la Ordenanza Municipal que estamos comentando no resuelven el problema, pues sólo se centran en la criminalización del colectivo afectado, y se invisibiliza aún más una realidad social que continuará presente, de una u otra forma. Sólo la apuesta por medidas preventivas y reparadoras, destinadas a mejorar la situación de las personas afectadas, así como una lucha implacable contra las mafias dedicadas a la explotación sexual de las mujeres, podrá erradicar esta lacra y esta cruel manifestación de la violencia de género en nuestros tiempos.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías