Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
28 febrero 2012 2 28 /02 /febrero /2012 00:00

"Andaluces, levantáos,

pedid tierra y libertad,

sea por Andalucía libre,

España y la Humanidad"

 

Hoy es 28 de Febrero, Día de Andalucía, y antes que nada, quiero felicitar a los que se sientan andaluces y andaluzas. La verdad es que ser andaluz es algo muy grande, algo que supera el hecho biológico o circunstancial de haber nacido en esta tierra, o de tener unos padres andaluces. La verdad es que cada vez que tengo que hablar de Andalucía, se me acaban las palabras, y sólo me salen chorros de sentimiento...del sentimiento de pertenecer a este pueblo, y uso deliberadamente la palabra pueblo, no nación, ni país, ni ninguna otra variante, pues pienso que es la palabra exacta que mejor delimita una colectividad común de personas que comparten una historia, una cultura, una idiosincrasia y un destino comunes, que lo hacen distinto a los demás pueblos.

 

andalucia_1.jpgSi tuviéramos que citar nombres de andaluces ilustres, de todos los campos, nos faltaría espacio en el servidor de este Blog, pues la lista de grandes personajes de nuestra tierra es infinita: Pablo Picasso, Blas Infante, Murillo, Manuel de Falla, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Séneca, Diego de Silva y Velázquez, Luis de Góngora, Manuel Machado, Camarón  de la Isla, Antonio Mairena, Julio Romero de Torres, La Niña de los Peines, Manuel Azaña, Cánovas del Castillo, Giner de los Ríos, Mariana Pineda, Gustavo Adolfo Bécquer, Niceto Alcalá-Zamora, Joaquín Turina, Rafael Alberti, María Zambrano, Francisco Ayala, Vicente Aleixandre, Carlos Cano, Emilio Prados, Paco de Lucía...Como decimos, la lista sería interminable.

 

He tenido la oportunidad de escribir sobre nuestra tierra, sobre Andalucía, en un montón de ocasiones, con motivos sobre todo flamencos, resaltando el hecho único y diferencial de lo andaluz, nuestro distinto sentimiento, nuestra diferente estética, nuestro sentido especial de la vida y de la muerte, nuestra filosofía del ser y del sentir andaluz. Y he defendido siempre que es tal nuestra personalidad, que se puede plasmar en cualquier campo de la cultura, sin dejar de ser andaluz, llevando siempre nuestra propia forma de ser y de entender la vida.

 

Quizá la letra de nuestro Himno se comprenda mejor si revisamos nuestra Historia. Ya lo dejó dicho Ortega y Gasset en su tratado Teoría de Andalucía: "Andalucía muestra con coherencia el sentido que la diferencia del resto de España, porque es un pueblo viejo, tal vez el más antiguo del Mediterráneo, y conserva su perfil milenario. Nadie puede negar que Andalucía es un pueblo que asimila con sorprendente capacidad receptora todo lo que le llega, y que en ella la integración de las culturas invasoras se hace de forma diferente". Y nos podemos remontar tan atrás como queramos para comprobarlo, ya que un montón de factores que se dan en nuestra tierra hicieron siempre de Andalucía un foco de atracción de otras civilizaciones ya desde la Edad de los Metales.

 

Entre dichos factores, por ejemplo, podemos citar la gran extensión de nuestra superficie, la posición geoestratégica, uniendo dos continentes, las bondades de nuestra climatología, sumados a esa mixtura cultural que siempre arraigó con éxito, todo lo cual abona las teorías que hacen situar en Andalucía los primeros homínidos europeos. Y a todo ello se añaden nuestras tradiciones y costumbres, nuestro folklore, la artesanía, la gastronomía, o nuestro grandísimo Patrimonio Histórico, Arquitectónico y Cultural.

 

andalucia_2.jpgPero las primeras grandes culturas establecidas en nuestro Sur nos llevan a hablar de los Tartessos, con un claro matiz orientalizante, y posteriormente estuvimos ligados a la influencia de los pueblos fenicio y griego. Más adelante, Andalucía quedó incorporada plenamente a la civilización occidental con la conquista y romanización de las provincias Béticas. Además de grandes Emperadores como Trajano y Adriano, la Bética aportó al mundo romano innumerables nombres de grandes magistrados y senadores, los políticos de aquélla época. Después Andalucía tuvo que soportar también las invasiones germánicas de vándalos y posteriormente de visigodos, pero ninguna de dichas etapas consiguió eliminar el importante papel cultural y político de la Bética durante los siglos V y VI.

 

Y así llegamos al año 711, que representa la invasión musulmana de la Península Ibérica. El territorio andaluz fue el principal centro político de los distintos estados musulmanes de Ál-Andalus, siendo Córdoba la capital y uno de los principales centros culturales y económicos del mundo por aquél entonces. Los andaluces debemos sentirnos profundamente orgullosos de nuestra época árabe, pues mientras los pueblos más bárbaros invadían otras zonas de la Península, Ál-Andalus fue un crisol de culturas que irradió sabiduría, arte y belleza por todo el mundo. Este período de ocho siglos de florecimiento culminó con el Califato Omeya de Córdoba, donde destacaron figuras como Abderramán III.

 

Ya en el siglo X se produjo un período de grave crisis que fue aprovechado por los reinos cristianos del norte peninsular para avanzar en sus conquistas, y por los diferentes imperios norteafricanos que se fueron sucediendo (Almorávides y Almohades), que ejercieron su influencia en Ál-Andalus, estableciendo centros de poder en Granada y Sevilla. Entre estos períodos de centralización de poder, se produjo la fragmentación política del territorio peninsular, que quedó dividido sucesivamente en primeros, segundos y terceros Reinos de Taifas. Entre estos últimos, el Reino Nazarí de Granada tuvo un papel histórico y emblemático fundamental. Así se comprende mejor nuestra letra:

 

"Los andaluces queremos,

volver a ser lo que fuimos,

Hombres de luz que a los hombres,

Alma de hombres les dimos"

 

andalucia_3.jpg

 

Todo ello dio juego a que la Corona de Castilla fuese conquistando paulatinamente los territorios del sur peninsular, y Fernando III culminó la conquista de todo el Valle del Guadalquivir en el siglo XIII. El territorio andaluz quedó dividido en una parte cristiana y otra musulmana, con los diversos nombres que recibieron, hasta que en 1492 la conquista de la Península finalizó con la toma de Granada. Durante el siglo XVI es cuando Andalucía pudo explotar mejor su posición geográfica, ya que centralizó el comercio con el Nuevo Mundo, pues ya había tenido un papel fundamental en su descubrimiento y colonización. Pero el desgaste social y económico se generalizó en el siglo XVII, y las reformas borbónicas del siglo XVIII no remediaron que España en general y Andalucía en particular fueran perdiendo peso político y económico en el contexto europeo y mundial. 

 

Esta situación se agravó durante el siglo XIX, época donde aparece nuestro Arte Flamenco en los albores de su configuración, como un conjunto de formas y estilos musicales diferentes, y Andalucía fue pasando de ser una de las regiones más ricas de España (en los tiempos pasados), a una de las más pobres a finales de la revolución industrial decimonónica. Ya durante el siglo XX, con personajes como Blas Infante, se recupera la conciencia andaluza, y a finales de siglo, con el advenimiento de la democracia, se configura Andalucía como Comunidad Autónoma de pleno derecho dentro del Estado español. Así se comprende mejor nuestra letra:

 

"La bandera blanca y verde,

vuelve tras siglos de guerras,

a pedir paz y esperanza,

bajo el sol de nuestra tierra"

 

En días como hoy, quiero volver a abanderar un mensaje de paz, de esperanza, de la grandeza de nuestro pueblo, de reivindicar nuestra historia, nuestro pasado, nuestra cultura, nuestro arte y nuestra sabiduría, nuestro hecho diferencial andaluz, en la consecución del destino de nuestro pueblo.

 

Y en tiempos como los actuales, donde priman los valores materiales, el poder del dinero, los ataques a la clase trabajadora, los intentos de acabar con las conquistas sociales y los derechos ya establecidos, en esta época de retroceso, de involución y de presión para volver a escenarios ya afortunadamente superados, vuelvo a llamar a la conciencia andaluza, para que seamos capaces de iluminar al resto de los pueblos, para que volvamos a ser clara referencia y espejo donde se puedan mirar otros pueblos, para que seamos faro que guía en la oscuridad, en la falta de alternativas, en el más de lo mismo, en la asfixia del poder sobre el pueblo. Seremos más Andalucía.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Mascotas 03/07/2012 17:37

Me voy a guardar tu blog en mis favoritos porque es de lo mejorcito que he leido en mucho tiempo.

Rafael Silva 03/07/2012 18:01



Pues muchas gracias, Mascotas, siempre se agradecen comentarios de ánimo como el tuyo, que le empujan a uno a continuar con la labor...Rafael.



Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías