Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 diciembre 2011 2 27 /12 /diciembre /2011 00:00

Hace pocos días nos volvía a deleitar el Sr. Rosell (Presidente de CEOE) con sus patéticas declaraciones en otro de sus desayunos informativos, volviendo a recordar y a apostillar que "no hay alternativa, no hay plan B" para los recortes, siendo éstos la única posibilidad a implementar para poder hacer frente al actual panorama social y laboral, así como a la situación de nuestras cuentas públicas, según el presidente de los empresarios.

 

sector_publico.jpgComo ya hemos indicado en otros artículos de este Blog, siempre dicen lo mismo, juegan a esa famosa estrategia de repetición (y del miedo), mediante la cual, a fuerza de repetirlos, parece que sus argumentos llegan a tener peso. Nada más lejos de la realidad. Ellos mantienen estas posturas porque les son favorables a su sector, al sector privado, para que éste crezca, reciba más ayudas y pueda meterse en ámbitos donde no existe actualmente, o simplemente mejorar (ampliar) los que ya tiene. Pero, tal y como nos dicen los autores del texto "Hay Alternativas", "Los autores de este libro, como otros muchos científicos, sabemos que los argumentos que los políticos y los economistas neoliberales dan para justificar lo que proponen son falsos. Sabemos que hay alternativas, que se pueden hacer otras cosas distintas a las que proponen la patronal, los banqueros, los directivos de los bancos centrales y los políticos que comparten con ellos la ideología neoliberal".

 

Por tanto, desde la izquierda estamos convencidos de que sólo con la inyección y la estimulación desde el sector público se dará un auténtico empuje a la economía productiva, y podremos salir del actual círculo vicioso, que consiste en que las empresas despiden a los trabajadores/as porque no venden (porque no hay consumo), que a su vez se van al paro, por tanto disminuyen sus ingresos y su capacidad adquisitiva, por tanto dejan de consumir, por tanto inciden en que sucesivas empresas vuelvan a actuar de la misma forma. Diabólica espiral que nos ha conducido a esta situación, y para la cual la receta neoliberal es únicamente sanear las cuentas públicas y estimular a los empresarios con ayudas, para rebajarles los impuestos, y que puedan contratar a más personas.

 

sector_publico_2.jpgNo se dan cuenta de que no es un problema de balance de cuentas, sino de estimulación de la economía productiva, para favorecer el consumo, aumentar el poder adquisitivo de la ciudadanía, y conseguir que dicha cadena caótica se rompa y volvamos a tener crecimiento económico. Y eso solo se puede conseguir desde la iniciativa pública, creando empleo público y de calidad, y cultivando nichos de empleo donde hay mucha cantera, y que además van a contribuir a reforzar nuestro cada vez más debilitado Estado del Bienestar.

 

Se puede demostrar, con datos encima de la mesa, que nuestro número de funcionarios, así como el porcentaje de personas que trabajan para el Estado del Bienestar es más bajo que la media de la Unión Europea, y que incluso si lo comparamos con Suecia (el país más evolucionado en este aspecto), y llegáramos a equipararnos con este país en lo que se refiere al porcentaje de personas adultas trabajando para el Estado del Bienestar que ellos tienen, simplemente no habría desempleo en España. Tenemos aquí una cantera de creación de empleo fantástica: Formación a desempleados, profesorado para los ciclos de educación infantil de 0 a 3 años, especialidades sanitarias no incluidas actualmente en la Seguridad Social, profesionales del sector de atención a las personas con dependencia, etc. Un mayor detalle de propuestas de este tipo lo tienen los lectores en los artículos donde fue publicado "El Plan de Empleo desde la izquierda", en este mismo Blog.

 

Pero para ello, es necesario un cambio de mentalidad total, apostar decididamente por el sector público, cosa que no quieren nuestros recién elegidos gobernantes, que prefieren consultar a los banqueros el diseño de la política económica, porque simplemente no creen en las políticas públicas. Es necesario que el Estado del Bienestar se vea no como un gasto, sino como una inversión fundamental destinada a favorecer y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, así como la eficiencia económica del país. En caso contrario, simplemente no saldremos de esta situación, sino que nos hundiremos todavía más en ella.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías