Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 mayo 2014 7 04 /05 /mayo /2014 23:00

"El consumo se ha convertido en una nueva forma de explotación; el sistema necesita para su supervivencia que la clase trabajadora consuma el excedente de la sobreproducción de todo tipo de productos con arreglo a su poder adquisitivo o a sus posibilidades de endeudamiento"

(Antonio José Gil Padilla)

 

 

 

 

En tanto que en el siglo XIX el ahorro era una virtud, en el siglo XX y en lo que transcurre del XXI incrementar el consumo mejora el estatus social y forma parte del ideal buscado por las personas, tener el dinero suficiente para adquirir las últimas novedades es un objetivo importante, si además podemos tener un poco más que nuestro vecino, mucho mejor. Acá debemos introducir una aclaración de importancia, en lo que se refiere a este impulso irrefrenable por incrementar el consumo, que se da fundamentalmente en los países líderes del capitalismo internacional, en particular Estados Unidos y Europa. Pero con la globalización de dicho sistema, los parámetros del consumismo también se internacionalizan, sucumbiendo incluso los países "socialistas", donde sus clases altas y medias buscan imitar los estándares de consumo de aquéllos países. Obviamente somos conscientes de que la gran mayoría de la población de los países del Tercer Mundo están excluídos de poder consumir lo indispensable para su subsistencia, precisamente lo que necesitan estos grupos sociales es poder consumir más, lo que le es sistemáticamente negado por sistemas políticos y relaciones económicas que son radicalmente injustos. Y nos estamos refiriendo al consumo de productos de primera necesidad, como alimentación o medicinas.

 

sociedad_consumo41.jpgEn los países de América Latina se produce un doloroso contraste entre la fiesta consumista de las clases altas y cierta parte de las clases medias, con la pobreza imperante en amplios sectores, y no deja de ser escandaloso el nivel de consumo y riqueza al que han llegado ciertas minorías que con total descaro exponen en revistas y en la televisión. En algunos casos las clases medias participan en las migajas del festín a cambio de su adhesión incondicional al sistema imperante, o simplemente porque se les compra su silencio. Creemos además que no ha sido investigado seriamente el impacto negativo que provoca la propaganda que nos dice que debemos tener tal o cual producto para triunfar en la vida, con la recepción de ese mensaje por parte de millones de personas que nunca podrán acceder a ese producto. Algunas personas que viven en países industrialmente atrasados creen que serían felices si tuvieran los bienes materiales con que cuentan, por ejemplo, los norteamericanos, pero a pesar de dicho supuesto "confort" no son más felices, y por lo general adoptan una actitud pasiva que los convierte en fácil presa de la manipulación política y económica.

 

sociedad_consumo42.jpgLa actual sociedad capitalista necesita que sus integrantes estén predispuestos a consumir más y más, con gustos estandarizados y que pueden ser fácilmente influenciados. Deben aceptar ser mandados y estar dispuestos a hacer lo que está previsto, esta sociedad ha producido autómatas, es decir, hombres enajenados (estamos dedicando a ello, como saben los lectores, una serie de artículos bajo el título "Retrato de una sociedad alienante"). Durante el siglo XIX los principales problemas se focalizaban en la explotación de los trabajadores, el autoritarismo y la desigualdad, otra característica estaba dada por la mezquindad de la clase media, inclinada a la avaricia y a atesorar bienes. Cuando mencionamos el tema de la desigualdad no nos referimos exclusivamente a la cuestión de clases, razas y sexos, sino que también entre las naciones está clara la distinción entre quienes mandan y quienes deben obedecer o atenerse a las consecuencias.

 

sociedad_consumo43.jpgEl vicio por atesorar que era característico del siglo XIX dejó de serlo porque ahora la sociedad necesita que las personas consuman, que aquéllos que tienen dinero lo gasten, la publicidad tiene la finalidad de impulsarnos a gastar y no a guardar. De esta forma es como ciertas clases sociales dedican buena parte de su vida al consumo incesante. Por esto es que podemos hablar en la actualidad del capitalismo del "Homo Consumens" que es aquél cuyo objetivo es consumir cada vez más y ese es el camino elegido para tratar de ocultar su vacuidad y ansiedad. En una sociedad como la nuestra, con grandes empresas y enormes burocracias, el individuo carece de control sobre las circunstancias de su trabajo, y ésto le provoca un sentimiento de impotencia, aburrimiento y angustia. Por eso es que este "Homo Consumens" debe sumergirse en la ilusión de felicidad que le provoca el consumo en tanto inconscientemente padece del hastío y se empantana en la pasividad. La necesidad de las empresas de obtener rentabilidad las hacen recurrir a la publicidad para convertir al Hombre en un ser voraz, en un proceso donde se deben crear necesidades artificialmente y manipular los gustos y los deseos sociales.

 

sociedad_consumo44.jpgY es en los momentos de ocio donde somos presa fácil de esta manipulación que nos transforma en consumidores perfectos, que son aquéllos a los que les gusta lo que le dicen que le debe agradar, pero que mantienen la ilusión de que la elección responde a una decisión propia y libre, ahí está la habilidad de los publicistas, "nos dejan la pelota picando para que hagamos el gol sin esfuerzo" (E. Fromm). Este circuito se completa cuando somos adultos, pero comenzó cuando siendo pequeños se desalentaban las convicciones propias, el pensamiento crítico y se fomentaba el conformismo. La idea del consumo ilimitado contribuye a fomentar la pasividad, y en este sentido, Eric Fromm, gran filósofo y pensador, al que estamos citando mucho durante esta serie de artículos, nos decía que si se pretendía transformar la sociedad, necesariamente se debían cambiar las pautas de consumo y consecuentemente los patrones de producción para que no dependan de la voluntad de una burocracia o del deseo de lucro de las empresas, sino que debían surgir de investigaciones serias y rigurosas, y de las auténticas necesidades sociales de la población. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías