Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
17 febrero 2011 4 17 /02 /febrero /2011 00:00

Voy a intentar proponer a través de varios artículos explicativos, mi propuesta sobre una nueva asignatura para los actuales planes de estudios de la E.S.O. y los Bachilleratos, a la que podemos dar el nombre de Cultura Andaluza. Evidentemente, mi propuesta parte del convencimiento personal de la necesidad de que nuestros alumnos andaluces conozcan, defiendan y se identifiquen con nuestra cultura como pueblo, diferente (no mejor ni peor, sí diferente) de la otros muchos pueblos del Estado español. Uso deliberadamente la palabra pueblo, no nación, país ni ninguna otra variante, pues pienso que es la palabra exacta que mejor delimita una colectividad común de personas que comparten una historia, una cultura, una idiosincrasia y un destino comunes, que lo hacen distinto a las de otros pueblos. Me consta que no soy pionero en esta propuesta, pues ya existen muchos itinerarios formativos y propuestas de contenido, en diferentes centros de Andalucía, algunos de los cuales incluso las están llevando a cabo. Simplemente quiero aportar mis puntos de vista en dichos contenidos, y desear que dentro de no mucho tiempo la iniciativa sea puesta en práctica y valorada en todos los Institutos y Colegios andaluces. 

 

bandera_andaluza.jpgDicha asignatura, troncal a todos los planes de estudios y especialidades, es decir, de impartición común y obligatoria, debería subdividirse en tres grandes bloques a impartir en un año lectivo, aproximadamente a bloque por trimestre, y en este orden: Historia Andaluza, Folklore Andaluz, y Flamenco. Desarrollaremos en artículos siguientes cada uno de dichos bloques, pero ahora me interesaría más insistir en los fundamentos de la impartición de dicha asignatura. Dice un antiguo aforismo chino que "mientras el mono tira cocos desde la copa del árbol al león que está a sus pies dormido, el león ni se molesta en mirar hacia arriba". El aforismo no continúa, pero creo que la interpretación está clara: el león sabe que es más grande, fuerte y poderoso que el mono, por tanto ni siquiera se molesta en demostrarlo. Es una traducción un tanto libre, pero creo que viene a mostrar muy bien cómo somos los andaluces. Somos un poco leones en nuestro comportamiento, es decir, un poco dejados para nosotros mismos, poco reivindicativos en comparación con otros pueblos, pero en nuestro interior conocemos la grandeza de nuestro pueblo, y nos sentimos tan andaluces como los catalanes se puedan sentir catalanes, o los vascos se puedan sentir vascos. Sin embargo, hay una gran diferencia en nuestro comportamiento: ellos se esfuerzan continuamente en exigir y demostrar lo diferentes que son, y es completamente lícito, pero también podemos aplicar la lectura de que quien necesita estar autoreivindicándose continuamente, quien tiene que demostrar continuamente a los demás lo diferente que es, a lo mejor es porque no se lo cree ni él mismo. Los andaluces nos lo creemos, y quizá por eso no lo tenemos que exigir ni demostrar continuamente al resto de los pueblos. Mientras ellos son como el mono, nosotros somos como el león.

 

Pero dicho esto, sostengo que dicha "dejadez andaluza" no debe llegar hasta el desconocimiento, y por tanto esta propuesta de nueva asignatura intentaría dar cabida a todas las enseñanzas que mostraran e intentaran ilustrar al alumnado nuestra cultura, nuestra historia, nuestro arte, nuestro carácter y nuestra grandeza como pueblo, para que además de la base del sentimiento, existiera la base de la razón y el conocimiento. Ya lo dejó dicho José Ortega y Gasset en su Teoría de Andalucía: "Andalucía muestra con coherencia el sentido que la diferencia del resto de España, porque es un pueblo viejo, tal vez el más antiguo del Mediterráneo, y conserva su perfil milenario. Nadie puede negar que Andalucía es un pueblo que asimila con sorprendente capacidad receptora todo lo que le llega, y que en ella la integración de las culturas invasoras se hace de forma diferente".  Pues ahí quedó dicho, por uno de nuestros más grandes filósofos y escritores. Y hecha esta introducción y esta motivación de la propuesta, dejamos para posteriores artículos una exposición más pormenorizada de cada uno de los tres bloques didácticos que hemos propuesto.

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios