Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 agosto 2013 2 13 /08 /agosto /2013 23:00

¿Educamos actualmente a nuestros estudiantes en la sostenibilidad medioambiental? Decididamente no, y la prueba fundamental de ello está en la poca conciencia que tenemos en nuestra población adulta en lo que representan los problemas derivados del medio ambiente. Por poner un ejemplo, toda la política conservadora que se despliega bajo este Gobierno (y los anteriores) tienen muy poca dosis de conciencia social en los aspectos de conservación de nuestro entorno natural, de respeto a nuestros ríos, a nuestros mares, a nuestras costas, a nuestros humedales, a nuestra flora y fauna, a nuestro aire, o a nuestra energía, por citar los sectores más típicos. Nuestros gobernantes, de este modo, no son conscientes del rumbo suicida que llevan sus políticas.

 

sostenibilidad1.jpg¿A qué se debe tanta despreocupación entre nuestros gobernantes hacia los problemas ambientales? A que lógicamente no están educados en ello. La educación en este tema, como en otros muchos, es fundamental para poseer en la edad adulta un cierto nivel de compromiso y de respeto para con nuestro medio ambiente. ¿Qué se puede hacer? Pues lógicamente, abordar estos aspectos de una u otra forma, con mayor o menor intensidad, en los niveles educativos, pues es la única forma de que nuestros futuros gobernantes sientan la profunda necesidad, motivada y razonada, de ejecutar políticas medioambientales correctas, y que además éstas sean transversales a todas las demás. Mientras no entendamos que el Hombre no puede considerarse aisladamente, sino siempre en relación con su medio ambiente, y no se extrapole esta visión a todas las actividades humanas, no habremos resuelto el problema.

 

sostenibilidad2.jpgDesde hace muchísimos años que las Convenciones Internacionales que se celebran con respecto a estos temas se limitan a declarar un conjunto de buenas intenciones, pero a la hora de la verdad, se anteponen muchos otros aspectos de las políticas nacionales, incluso supranacionales, a las políticas de respeto y conservación hacia nuestro entorno natural, hacia nuestro planeta en última instancia. Primer factor donde hay que educar: los recursos naturales son limitados. No son infinitos. Y buena parte de ellos se han destruido ya irremisiblemente. Por tanto, si no somos capaces de frenar esta escalada destructiva de los mismos, llegará un momento donde habremos traspasado una definitiva frontera en la capacidad del Hombre de explotar la naturaleza, y de obtener de ella los recursos necesarios para poder satisfacer sus necesidades.

 

sostenibilidad3.jpgRecomiendo a mis lectores, antes de continuar, un fabuloso artículo escrito por la ONG Ecologistas en Acción, donde desarrollan con más calma todos los aspectos que según ellos, deberíamos desarrollar en una escuela concienciada con este tipo de problemas. Si tuviéramos que resumir, diríamos que se ha de enseñar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes nuevos modos de habitar nuestro planeta, de producir nuestros bienes y servicios, de consumir nuestros alimentos y nuestros atuendos, de distribuir y ejercer el poder económico y político, y sobre todo, de comprender la necesidad de corregir los tremendos desequilibrios de la población mundial, en cuanto al acceso a los recursos se refiere. Como eje rector de todas estas políticas, la necesidad de colocar en el centro al Hombre, pero no de modo egoísta y egocéntrico, sino en la auténtica dimensión de satisfacción de sus necesidades, no más, pero tampoco menos.

 

sostenibilidad4.jpgNos hemos de presentar y hemos de entendernos como seres vivos antes que como consumidores o clientes, incluso devoradores implacables, de los recursos naturales que nos rodean. Hay que concienciar de multitud de aspectos de nuestra vida cotidiana a los cuales concedemos poca o nula importancia: la capacidad del sol, el despilfarro de energía, las políticas extractivistas, la fuerza del viento, la la importancia del agua, la contaminación del aire que respiramos, las consecuencias de trabajar la tierra, y de obtener y vivir de sus alimentos, etc. La necesidad de respetar el mundo animal, de entender los ciclos naturales de los ecosistemas, estudiar la evolución del cambio climático, hacer visibles los residuos y su toxicidad, o conocer nuestra huella ecológica, son asímismo aspectos que se pueden y deben estudiar.

 

sostenibilidad5.jpgUn aspecto fundamental a tratar en toda esta dimensión educativa es la importancia de trabajar, explotar y cultivar nuestro territorio próximo, estudiando las capacidades de la microeconomía, de los microcréditos, y de los microcultivos. Una economía que se relaciona sobre todo con lo cercano, que intenta abastecerse de productos obtenidos en proximidad geográfica y cultural. Hemos de partir y recuperar la idea del trabajo de las grandes culturas que habitaron nuestro planeta mucho antes que nosotros: sus modos de trabajo, de explotación, de consumo. Aspecto importante también es alentar la diversidad, comprenderla y aceptarla, como norma de nuestro mundo. Respetar y aprender de otras culturas, en todo lo que ofrezca una dimensión humana fundamental. Empoderar pequeñas comunidades, para organizar experiencias de proximidad responsable, tales como presupuestos participativos, comedores colectivos, cooperativas de compra, mercadillos de trueque vecinal, medios de comunicación de elaboración local, en última instancia se fomentan los movimientos sociales, la participación ciudadana, la democracia cercana.

 

Como indican desde Ecologistas en Acción: "Se trata de desarrollar una cultura de la suficiencia, ajustada a un mundo de recursos limitados (...) La escuela puede convertirse en una bolsa de resistencia y denuncia, y proporcionar así una esperanza de cambio". De esta forma, estaremos sentando las bases no sólo para una conciencia de respeto hacia nuestros recursos naturales, sino también el pleno convencimiento de que nuestra sociedad necesita imperiosamente guiarse por otro modelo productivo, con otros criterios económicos diferentes a los hoy imperantes. Hay que explicar conceptos como globalización económica, deuda ecológica, ética empresarial, cultura patriarcal, privatización vs. colectivización, desigualdades, desobediencia social, etc. Conseguiremos objetivos como desincentivar el culto obsesivo a las marcas comerciales, a la televisión basura, al consumo desmedido, y a otros patrones de conducta actuales, que nos llevan en su dimensión adulta al desaforado deterioro de nuestro medio ambiente, y a la par, a unas condiciones de vida cada vez más inhumanas. Este es el auténtico sentido de la austeridad: vivir de forma más armoniosa con nuestro medio. Aumentaremos la equidad en todo el planeta, y contribuiremos a la felicidad humana.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías