Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 enero 2011 5 21 /01 /enero /2011 00:00

Habíamos dejado nuestro artículo anterior con el tema sólo planteado, a falta de analizar los factores que intervenían en esa relación de pareja, aquéllos que van a garantizar mínimamente (nunca hay garantías totales, hablando de relaciones humanas) que la relación sea satisfactoria, estable y duradera. Pues bien, parece que los psicólogos especialistas en el tema están más o menos de acuerdo en que esos factores pueden ser tres, repartidos con igual peso, formando las tres partes de un círculo, o bien los tres lados de un triángulo. Serían los siguientes:

 

  • El factor ATRACCIÓN: representa todo lo relacionado con la atracción física y sexual, todo lo relacionado con la química, con el grado de empatía, de feeling, de conexión que exista entre las dos personas. En este factor podemos incluir todo lo que se refiera al enamoramiento entre dos personas, con todas las expresiones y la terminología que se ha venido usando para describirlo. Bien, este factor parece ser que es el que se debilita más con el paso del tiempo, incluso muchas parejas declaran que se les ha extinguido, es decir, que ya no están enamoradas de sus parejas como al principio. En mi opinión, esto ocurre porque es el factor que más se descuida de los tres, y por ello el que más pierde su efecto. Representa la pasión, y debe ser mimado y cuidado activamente, dedicando tiempo para ello, pues de lo contrario la rutina acabará por minimizar e incluso destruir este factor. CirculoPareja.jpg
  • El factor CONFIANZA: puede ser referido también como INTIMIDAD, y representa todo el caudal de complicidad y entendimiento entre las dos personas. Es decir, todo lo que tiene que ver con la comprensión, la aceptación del otro, la conexión, el feeling emocional, incluso todo el conjunto de afinidades que puedan compartir: gustos, aficiones, hobbies, etc. De todo ello depende que dos personas se lo pasen bien juntas, que disfruten de su compañía, que exista compartición, aceptación y comprensión, y que derivado de todo ello, ambas personas confíen plenamente la una en la otra, factor sin el cual no podrá darse el tercero que nos queda por estudiar.
  • El factor COMPROMISO: representa la aceptación expresa y mutua de todo el proyecto de vida en común que ambas personas se puedan plantear, y su respeto y consecución va a depender de cuál firme sea este factor. Por tanto, no se trata sólo de que haya una atracción física y una confianza y compartición de la intimidad en sus relaciones, sino también una capacidad decidida de compartir un proyecto de vida juntos, una compartición de intereses, de planes y de objetivos, y un respeto en la consecución de dichos objetivos. Este factor, por ejemplo, es el que permite que una pareja se pueda plantear decisiones tan importantes como el matrimonio, la vida en común o el tener hijos.

Pues bien, hasta aquí el estudio de dichos factores, que como hemos indicado más arriba, deben actuar complementariamente y con total equidad, para asegurar mínimamente que la pareja funciona no sólo durante una época, sino con ciertas garantías de futuro. ¿Qué ocurre en la práctica? Pues que sólo muy pocas parejas consiguen un equilibrio total entre dichos factores, sino que unos se balancean a favor o en detrimento de otros, por lo cual la relación va perdiendo fuerza, entusiasmo y energía, y va quedando relegada a esa rutina en la que muchas parejas continúan viviendo, sin la valentía suficiente para romper con esa situación. Algunas parejas mantienen firme el compromiso y la intimidad, pero pierden la atracción; otras consiguen que la atracción continúe, pero no consiguen conciliar la confianza entre ellos, o bien el compromiso; otras en cambio, flaquean en el grado de compromiso, aunque puedan estar fuertes en el grado de intimidad, confianza y enamoramiento; y así podemos seguir balanceando los factores, en tantas variantes y matices como parejas puedan existir. Lo importante es que cada pareja (o cada persona que se plantee elegir a otra como su futura pareja) consiga su análisis de la situación, y sea consciente de su capacidad para llegar o no a un equilibrio entre dichos factores.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías