Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 marzo 2013 4 21 /03 /marzo /2013 00:00

Vamos a exponer, a nuestro entender, cómo el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha dejado de serlo en lo referente a sus cuatro siglas, quedando en una especie de híbrido representante de la socialdemocracia española, despojado de toda credibilidad, después de tantos años de indefinición política, y de traición a sus programas electorales, a sus votantes, a sus militantes y a sus simpatizantes. De hecho, recordemos cómo no hace mucho tiempo asistimos a una solicitud pública de disculpas desde una parte de su militancia de base, a través de un vídeo, por los desmanes ejecutados durante su último período de Gobierno, y a intentos más o menos confusos o desesperados de algunos de sus dirigentes menos conocidos, como la Secretaria de las Juventudes Socialistas Internacionales.

 

psoe1.jpgTodo ello se ha unido a comentarios y declaraciones poco afortunadas del actual Secretario General, Pérez Rubalcaba, al referirse a su desatino en abordar ciertos problemas durante su etapa de Gobierno, como el de los deshaucios: "¿Porqué diablos no arreglamos aquéllo?" creo que fueron sus palabras textuales, en su réplica a Rajoy durante el pasado Debate sobre el Estado de la Nacion. El último episodio sangrante que ha protagonizado ha sido el del Ayuntamiento de Ponferrada, donde desbancaron al Alcalde con el voto de un personaje reprobable, condenado previamente por acoso sexual, y después del llamamiento a la dimisión desde la Secretaría General, el nuevo Alcalde optó por abandonar el partido. Y es que el PSOE ha dejado de ser PSOE, ha defraudado en todos sus frentes, dejando tras de sí una estela de engaños, manipulaciones y escándalos de corrupción al más alto nivel. Pero vamos a argumentar cómo este PSOE no responde a ninguna de sus siglas:

 

psoe2.jpg1.- La P de Partido. El PSOE, al igual que el PP, hace mucho tiempo que dejaron de ser partidos políticos al uso, para convertirse en los entes gigantes del bipartidismo, dos Instituciones políticas que aglutinan el voto, gracias a una perversa Ley Electoral que consagra su poder y su representación en el resto de Instituciones del Estado, y de grandes empresas públicas y privadas. Son dos organizaciones mastodónticas al servicio del régimen dinástico actual, que consagró la Constitución de 1978, a la que el PSOE (junto con el PP) se aferran para defender su estatus de poder e influencia. De ahí que no tengan el más mínimo interés en cambiar ni la Constitución ni la Ley Electoral.

 

psoe3.jpg2.- La S de Socialista. La S representa la sigla más sangrante del PSOE, pues hace mucho tiempo que dejó de ser socialista, si es que alguna vez lo fue. Lo que está claro es que el PSOE actual, por muy progresista que se empeñe en aparecer, tiene de socialista sólo la S de sus siglas. Pero ellos se empeñan en seguir utilizando esta palabra, SOCIALISMO, que pronunciada en la voz de sus dirigentes queda manchada, enturbiada y prostituida. No tienen ni idea de lo que significa el auténtico socialismo, que es justo lo contrario al capitalismo que en el PSOE tanto se justifica y se defiende. En aras de su "socialismo" falso y de pacotilla han cometido los atentados más brutales contra la clase trabajadora, apoyando a los poderosos, mediante la transferencia de rentas del trabajo a rentas del capital, y aprobando una serie de reformas laborales que lo único que han hecho ha sido restar capacidad de negociación y empeorar condiciones laborales para la clase obrera de este país. No son socialistas. No saben lo que es el socialismo. No lo defienden ni lo practican.

 

psoe4.jpg3.- La O de Obrero. Como ya apuntábamos con la S de Socialista, la O de Obrero, que es palabra que figura desde su fundación por Pablo Iglesias, ha sido vilmente traicionada, ha sido repetidamente vilipendiada y atacada hasta sus entrañas. La traición que el PSOE lleva practicando a la clase obrera desde que llegó por primera vez al poder en España con Felipe González es un tema al que debería dedicarse una mayor atención, pues creo que da para escribir varias enciclopedias, auténticas odas al engaño masivo y colectivo. Se trata de un fenómeno como pocos en la historia política reciente, al menos en el ámbito europeo. Es pura fachada, pues han demostrado repetidamente que no les importa la clase obrera absolutamente nada. Se les debería de caer la cara de vergüenza por continuar llevando la O de Obrero en sus siglas, y nosotros, la clase obrera de este país, no deberíamos permitírselo.

 

psoe5.jpg4.- La E de Español. Ni siquiera la E de Español les cuadra, porque hace algún tiempo que andan en falso debate sobre el modelo territorial que proponen para el Estado Español. Al haberse encontrado con la oleada independentista en Cataluña, a la que pronto se unirá la CAV, su propuesta clásica de modelo territorial ha entrado en crisis, pues ha habido diferencias entre los planteamientos de su socio catalán, el PSC, y los planteamientos a nivel de la dirección nacional del PSOE. Y el conflicto parece ser que va para largo, pues existen "barones" regionales del PSOE que han declarado por activa y por pasiva que nunca van a aceptar una España donde los territorios tengan "derecho a decidir". Como decimos, todo un conflicto que ellos se empeñan en disimular y en quitarle hierro diariamente, pero desgraciadamente para ellos, los hechos los desmienten de forma continua. La E de España, en su sentido de la unidad de la única nación española que muchos de sus dirigentes entienden, tampoco cuadra ya en sus siglas.

 

Creo por tanto que hemos demostrado con creces cómo y porqué el PSOE ha dejado de ser PSOE. Ni sus siglas le responden, ni ellos responden a sus siglas. Hoy en día, el PSOE es una especie de partido esperpéntico en caída libre, una rémora del pasado que no remonta ni siquiera con la desafección y desilusión que provoca el otro partido de su tándem, el PP. Seguramente, porque por fin la ciudadanía se ha dado cuenta de que representan alternancia pero no alternativa, de que en el fondo, y sobre todo en política económica, ofrecen muy pocas diferencias, casi ninguna. Que bajo ese disfraz más socialmente sensible, ofrecen una misma gestión del capitalismo salvaje que nos ha traído hasta aquí. El PSOE no ofrece ya ni la más mínima credibilidad, a lo cual se suma que la propia socialdemocracia está en crisis en toda la Unión Europea, al ser incapaz de dar soluciones a los problemas de los ciudadanos de los Estados miembros de esta Europa que agoniza bajo sus preceptos. No queda ya ninguna vía para recobrar la credibilidad de este PSOE, que no es ni Partido, ni Socialista, ni Obrero, ni Español.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías