Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
1 abril 2012 7 01 /04 /abril /2012 23:00

Vamos a continuar con nuestra serie de artículos explicativos del contenido y el alcance de la Contrarreforma Laboral, comenzando donde lo dejamos, es decir, en el papel de los sindicatos, y concretándolo en su capacidad de acordar y de hacer valer los Convenios Colectivos, algo que la reforma ha tocado sustancialmente. Como sabemos, la relación normal en empresas de tamaño medio y grande es que la representación sindical obligue a los empresarios a negociar su convenio, regulando temas sobre salarios, horarios, categorías laborales, etc. ¿Pero qué pasa con las empresas donde, o bien por su tamaño, o bien por la constitución de su propio Comité de Empresa, no existe representatividad sindical? Pues que los sindicatos de las otras empresas, con su fuerza, obligan a los empresarios de todo un sector, a fimar para todos un Convenio Colectivo que asegura un mínimo de derechos para todos los trabajadores/as de ese sector.

 

reformalaboral21.jpgEl Convenio Colectivo como tal tiene rango de Ley, y por tanto está controlado por los Tribunales, últimos garantes de su cumplimiento por ambas partes. De esta forma, el Derecho Laboral consigue "hacer iguales" a empresarios/as y trabajadores/as, mientras que las Organizaciones Sindicales, siempre están vigilantes para que se cumpla la Ley. Hasta aquí más o menos todos contentos, pero esta no es toda la verdad. LA VERDAD ES QUE A LA CLASE EMPRESARIAL, ESTO DE LA IGUALDAD NO LE GUSTA. De ahí que hayan acogido con total alegría la presente Contrarreforma Laboral, pues tienen total sintonía con la gente del Partido Popular, por mucho que quieran disimularlo. Y por tanto, a partir de ahora y por ejemplo, si una empresa no obtiene tantos beneficios como tenía previsto, puede ignorar las cláusulas del Convenio Colectivo, y negociar por su cuenta con los trabajadores, con lo cual han conseguido regresar a los tiempos pretéritos. Y ya sabemos que la clase empresarial tiene muchos mecanismos para alterar sus cuentas, y poder declarar pérdidas cuando no las tienen.

 

reformalaboral22.jpgPor tanto, la Reforma que se pretende implantar es un auténtico torpedo a las bases del Derecho Laboral consagrado desde hace mucho tiempo, pues devuelve a la indefensión a la clase trabajadora. La Justicia ya no protege al trabajador/a, y los sindicatos pierden fuerza, que es en el fondo lo que se pretende, pues se trata para ellos de una pieza incómoda, de unas organizaciones que hay que abatir. Al final, se vuelve a los esquemas laborales del siglo XIX, pues las empresas con pocos trabajadores (que son la mayoría), vuelven a poder explotarles. Es una Reforma que no tiene nada de "equilibrada" como ellos quieren darnos a entender, ni que vaya a permitir más empleo. Lo que va a permitir es más esclavismo, más poder empresarial, más indefensión de los trabajadores, más precariedad, más desigualdad, más injusticia, más pobreza.

 

reformalaboral23.jpgY no hablemos ya del tema del despido, pues aquí se focalizan gran parte de los ataques que esta Reforma consuma. Se reduce la indemnización por despido improcedente, es decir, injustificado, a 33 días por año trabajado, con un tope de 24 mensualidades, frente al anterior de 45 días durante 3 años y medio. Con ello, la indemnización máxima se reduce en un 42%. Se crea el nuevo "Contrato Rajoy" (en palabras de Enrique Javier Díez Gutiérrez, Profesor de la Universidad de León), único y novedoso en la legislación europea, con el cual ha pretendido llegar más allá que ninguna otra legislación laboral de los países de nuestro entorno (de ahí que la Reforma Laboral haya sido tan aplaudida por "valiente" desde los sectores más reaccionarios de la Unión Europea). Se trata de un contrato indefinido tildado como "de apoyo a los emprendedores" que permite el despido totalmente (al 100%) libre y gratuito durante el primer año, para empresas de hasta 50 trabajadores/as (en nuestro país, el 99,23% del tejido empresarial).

 

Además se permite un encadenamiento sin límites de este tipo de contrato, mientras haya cambios en la funcionalidad (lo que llaman "movilidad funcional") de los trabajadores afectados. Tiene además esta nueva modalidad contractual el incentivo de una bonificación fiscal para la empresa de 3.000 euros, y si se contrata a un/a parado/a podrá deducirse fiscalmente el 50% de la cantidad que estuviera cobrando dicho/a parado/a durante un año. Lleva escondida además la trampa de que hace innecesarios los contratos temporales, y acaba con la temporalidad del empleo en las estadísticas. No cabe mayor engaño. El Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural lo ha bautizado como el contrato "indefinidamente temporal". Continuaremos desgranando más aspectos de esta Contrarreforma Laboral en siguientes artículos de esta serie.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías