Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 junio 2013 7 23 /06 /junio /2013 23:00

Está clarísimo, y lo hemos comentado muchas veces en nuestros artículos, que las nuevas dictaduras del siglo XXI no son militares, sino del capital, de los mercados, de los bancos, del poder financiero. Los nuevos fascistas no llevan ya uniforme, o mejor dicho, su actual uniforme no es militar, sino de chaqueta y corbata. Pero parece que hay que darle otra vueltecita al concepto, sobre todo para que los más incrédulos o dóciles mentales lo entiendan definitivamente. ¿Qué es, por ejemplo, la Troika, sino un grupo de fascistas a sueldo del poder económico dominante? ¿Qué es, si no, la Comisión Europea, sus Comisarios, sino un grupo de fascistas títeres del poder financiero? ¿Quiénes son, si no, los Consejos de Administración del BCE, del BundesBank, de Goldman Sachs, y de todos los grandes monstruos financieros que nos gobiernan?

 

manifestaciones1.jpg¿Cómo se le pueden llamar si no, a las últimas decisiones tomadas en Grecia, en relación al cierre inmediato de la radio televisión pública (ERT)? Enseguida, la Troika se apresuró a confirmar que no era una exigencia suya, pero que la aplaudía, junto a la Comisión Europea, que también la justificaba, y atención, el único partido que la apoyó y justificó desde dentro de Grecia fue, curiosamente, Amanecer Dorado, el partido neonazi griego, de ideología neofascista. Decisiones que ni siquiera se atrevieron a tomar los militares fascistas en sus Golpes de Estado, ni durante sus dictaduras, han sido llevadas a cabo bajo el mandato de una Comisión Europea. Si hechos como este que comentamos se hubiesen dado en países latinoamericanos, enseguida hubiésemos escuchado la voz de los medios guardianes del capitalismo, catalogándolos de "repúblicas bananeras", e insultos por el estilo. Pero no, esto ha ocurrido en Europa, y además en el país que antaño fuese la cuna de la democracia, y de los más grandes políticos, pensadores y filósofos.

 

manifestaciones2.jpgQue no nos quepa ninguna duda de que, si el camino actual no se corrige, mediante un enfrentamiento claro con dichas instituciones financieras, los bancos volverán a traer el fascismo a Europa. Porque, ¿cómo si no pueden denominarse las últimas recomendaciones dadas por la Comisión Europea (bajo el subrepticio poder de los bancos) a los Estados miembros? De no frenar esta demencial escalada, muy pronto los llamados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia, España) serán auténticas colonias del poder financiero, cuya intervención económica llegará hasta sus últimas consecuencias. Y que conste que no es la intervención en sí lo peor, sino los derroteros hacia los que están llevando a la economía, el desmantelamiento del Estado del Bienestar, y la privatización de los servicios públicos. Bajo una descarada socialización de las pérdidas de las entidades, junto a una privatización de las ganancias, y una serie de condiciones leoninas a cambio de los supuestos rescates (que no rescatan al país ni a su ciudadanía, sino a sus bancos) conducen a las cuentas públicas, al consumo y a la clase obrera a su total ruina.

 

manifestaciones3.jpgAl final de este camino, sólo puede haber un destino, que no es otro que la destrucción y la desaparición de las culturas, de las sociedades europeas, frente a la supremacía de un poder financiero, que como decimos, no está armado con tanques ni fusiles, sino con deuda pública, déficit y balances contables. Porque la política de las Instituciones europeas no está enfocada al bienestar de sus pueblos, sino más bien al contrario, a la consolidación de la hegemonía de este poder antidemocrático, representado por esos indignos y corruptos banqueros, a los que no les tiembla el pulso a la hora de recortar e imponer condiciones inhumanas a los países miembros de la eurozona, bajo los eufemísticos parámetros de la consolidación fiscal. La única solución es desarrollar una conciencia de clase, incluso más allá de la clase trabajadora local de nuestros propios países, esto es, una conciencia de clase trabajadora europea.

 

Porque la lucha de la clase obrera, nos lo enseña la historia, ha sido y es igual en todas partes del mundo. Hay que romper con los actuales Tratados, hay que destruir las actuales Instituciones Europeas, que profesan ese fanatismo neoliberal y neofascista, para poder construir una Europa libre, independiente y democrática. Una Europa de sus Pueblos. Por tanto, si los Estados no se imponen a los Mercados, si no son capaces de enfrentarse a ellos, éstos últimos los engullirán, acabarán con ellos, acabarán con sus democracias, así como con todos los logros de la civilización europea, y con todas las conquistas de la clase obrera. Hay que resistir e imponerse al totalitarismo de los mercados financieros, ávidos de especulación, destructores de todo tipo de riqueza, que amenazan con desmantelar Europa, transformándola en otro Tercer Mundo, enfrentando a la clase obrera contra sí misma, y a unos países europeos contra otros, al Norte contra el Sur, y que acabará destruyendo nuestro viejo continente, provocando la vuelta del fascismo.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías