Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
12 julio 2011 2 12 /07 /julio /2011 23:00

Y así llegamos a la tercera de las grandes fases del sistema, que es la Distribución, que significa más o menos transportar y hacer llegar a los puntos de venta toda la basura generada en los diferentes productos, lo más rápidamente posible...¿cómo se consigue esto? Pues manteniendo los precios bajos, que los artículos se muevan rápidamente, que la gente no pare de comprar...¿Pero cómo se pueden mantener bajos los precios? Pues pagando salarios bajos, y recortando siempre que se pueda (y lo más que se pueda) las prestaciones sociales, para que los costes de personal sean lo más bajos posible. Además, las empresas siempre persiguen externalizar los costos, esto significa que el costo real que conlleva producir las cosas no se refleje en los precios, por lo cual al final esto se traduce en que no estamos pagando realmente por lo que compramos.

 

distribucion.jpgQuiero destacar este punto, pues muchas veces no comprendemos cómo es posible que tal artículo o producto nos cueste tan barato...es más, nos da la sensación de que no pagamos por él ni la décima parte de lo que realmente costó fabricarlo...para un producto típico, probablemente el metal fuese extraído en Sudáfrica, el petróleo en Irak, los plásticos fabricados en China, y todo ello quizá fue ensamblado por mano de obra muy barata, pues ya sabemos que en estos países de los llamados "emergentes" se da mucho la estampa del niño/a de 15 años, conviviendo con otros, hacinados y esclavizados para rendir al máximo durante el mayor número de horas al día...y este tratamiento también lo podemos extrapolar a los animales, cuántas granjas de gallinas conocemos donde tratan a estas aves de forma controlada, sometiéndolas incluso a ciertos tipos de impulsos y reacciones para que no dejen de producir...evidentemente, los huevos de dichas gallinas no serán iguales que aquéllos huevos surgidos de una gallina bien tratada, de una gallina feliz...en nuestros tiempos, la agricultura ecológica persigue también estos objetivos, intentar que los cultivos vuelvan a una situación de cierta naturalidad, lejos del tratamiento industrial al que están sometidos hoy en día.

 

Pero es que además no sólo estamos pagando la fabricación, sino también el transporte desde su lugar de ensamblaje, el almacenaje y distribución en el hipermercado en cuestión, incluso una parte del tiempo (y por tanto del salario) del empleado/a o cajero/a que nos atiende...¿cómo es posible esto? Pues es posible si concluímos realmente lo que pasa: nosotros no hemos pagado por el producto...entonces la siguiente pregunta es...¿quién pagó? Pues si volvemos a las fases anteriores de la cadena, primero pagaron las personas del entorno donde se destruyeron los recursos naturales, luego las personas de la fase de producción, con la pérdida de su aire limpio (que cada vez está más contaminado) y las apariciones de enfermedades como asma, cáncer, etc., y por último, las personas empleadas del hipermercado, de la filial de la multinacional distribuidora, que malviven también con sus bajos salarios y su poca protección social...¡¡Todos pagaron!! Todavía hoy en día nos seguimos enterando de nuevos casos de cáncer en el personal que ha manejado amianto en las fábricas, o de las luchas de las asociaciones de afectados por los síndromes causados por algunos medicamentos, como las malformaciones que causó la talidomida en los bebés nacidos en los años 40, 50 y 60 del siglo pasado. Por no hablar de las catástrofes nucleares, que ya son harina de otro costal, aunque también tienen mucha relación con todo lo que estamos contando.

 

Por ejemplo, siguen pagando hoy en día los niños congoleños a los que sacan de la escuela, para llevarlos a trabajar a las minas de coltán, un metal necesario para fabricar los electrodomésticos que todos tenemos en casa...Todos contribuyeron pagando estos precios tan altos, para que nosotros podamos comprar muchos productos típicos de nuestra vida real a precios irrisorios...Ningún coste de los que acabamos de mencionar aparece en los libros contables de una empresa, y ese es exactamente el concepto real de la externalización de costos...¿Y después de aquí, qué? Pues llegamos al punto neurálgico del sistema, el Consumo, pero esto ya lo relataremos en la próxima entrega.

 

Seguro que ya lo habremos leído y/o escuchado en muchos sitios, pero viene al pelo en este relato, y además es completamente cierto, y por tanto despiadamente triste y cruel: la globalización nos ha llevado a un mundo en el que se han puesto de manifiesto aún más si cabe las diferencias entre los países ricos, avanzados, desarrollados e industrializados, frente a los países pobres y subdesarrollados, de tal manera que el 20% de la población mundial vive bien, disfruta, tiene todas sus necesidades básicas cubiertas, a costa de que el otro 80% restante sufre, malvive, es explotado, pasa hambre y necesidades, para que la otra parte minoritaria de la población del planeta pueda vivir. Algo básico como la consecución del objetivo del 0,7% del PIB para dedicarlo a Cooperación y Desarrollo no se ha conseguido todavía, por no hablar de lo poco que se respetan los grandes acuerdos para controlar el cambio climático, como el Protocolo de Kyoto.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías