Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 julio 2013 3 10 /07 /julio /2013 23:00

Dos aspectos de los ciclos educativos se nos han quedado un poquito rezagados en el montón de aspectos de la LOMCE que hemos venido tratando, y éstos son la Formación Profesional, y la enseñanza universitaria. Vamos a ver si somos capaces de ofrecer algunas pinceladas sobre ellos en el presente artículo. En cuanto al tema de la FP, bajo el modelo "dual" que se quiere imponer, lo que en realidad se disfraza es poder ofrecer a los empresarios mano de obra barata. La reforma de la FP adolece de dos defectos fundamentales: el inspirarse en el "modelo alemán" (cuestionado incluso en su propio  país), y el estar basado en una infraestructura empresarial que no existe en nuestro país. El trasfondo de este nuevo decretazo esconde el deseo de desregularización de la FP, lo que permitiría un recorte aún mayor en profesorado, en instalaciones y en componentes, materiales y equipos, que se eliminarían de los centros de enseñanza, dado que ahora se trasladan las prácticas a las empresas.

 

lomce_fp_universidad1.jpgUn punto en común tienen la reforma de la FP y de la Universidad del Ministro Wert, como es la completa subordinación de cualquier tipo de propuesta y planificación educativa a las necesidades de las empresas, o mejor dicho, a los intereses de las empresas dominantes, y de la coyuntura económica por la que atraviese el país. Todo un despropósito, que aleja la educación de su función social, y empodera a la clase empresarial sobre el mundo educativo. Y como hemos señalado, la mayoría de nuestro tejido empresarial y productivo no está en condiciones de ofrecer la infraestructura formativa que requiere la FP Dual. A los datos nos remitimos: las PYMES representan el 92,7% de las empresas españolas, y el 85% de ellas poseen como máximo dos trabajadores. Con esta configuración, ¿cómo es posible que dicho tejido empresarial pueda absorber la demanda de miles y miles de estudiantes de FP para hacer prácticas en sus empresas, e incorporar profesores-tutores bien preparados para enseñar directamente en los puestos de trabajo?

 

lomce_fp_universidad2.jpgSe nos antoja un absoluto despropósito, con ingredientes comunes a los que se dan en el ámbito universitario. Aquí se añade además el ansia privatizadora, que ha llevado ya a que la cifra de universidades privadas en España supere a la de las públicas. En febrero pasado la "Comisión de Expertos" nombrada por el Ministro Wert redactó su informe sobre la Reforma del Sistema Universitario Español. Hacemos un inciso para resaltar dicha estrategia, que se está llevando a muchos más terrenos, de delegar el estudio sobre algún aspecto determinado de la gestión gubernamental a una supuesta Comisión de Expertos. Con ello digamos que el Gobierno intenta vendernos una imagen de neutralidad, y de que son los expertos quienes recomiendan tales o cuales medidas. No nos dejemos engañar, porque detrás de dichas Comisiones, se encuentran personas cuyos intereses coinciden con los del Gobierno, y las empresas que los apoyan. La última Comisión ha sido la nombrada por el Ministro Montoro, para que nos den sus recomendaciones en torno a la reforma fiscal. Fin del inciso.

 

Lo primero que llama la atención en la estrategia de Wert en este sentido es la denuncia sobre la falta de excelencia de nuestras Universidades Públicas, que no están, según el Ministro, en ningún ránking mundial. Bien, habría que decirle a este gerifalte de la privatización educativa, que quizá las Universidades de nuestros contornos no puedan competir con otras Universidades de reconocido prestigio, fama y excelencia mundiales, pero lo que al Ministro y a la Comisión se le escapan es reconocer que dichos campus universitarios poseen recursos de todo tipo, apuestan sin límites por la I+D+i, lanzan publicaciones de investigación, captan el capital humano sin ningún tipo de discriminación, poseen los mejores centros de investigación, y un larguísimo etcétera. Y miren ustedes por dónde, queridos lectores, todo esto viene a decírnoslo el paladín de los recortes, el adalid de la anulación de recursos al mundo educativo. Pretender alcanzar la excelencia sin recursos económicos es un brindis al sol, y peor todavía, intentar que la ciudadanía se lo crea es un execrable discurso político.

 

lomce_fp_universidad3.jpgSe acaba de publicar un Informe por la Fundación de Estudios del BBVA, que resalta las excelencias de muchas Universidades Públicas españolas, tales la Complutense de Madrid, la Pompeu Fabra de Cataluña, la Universidad de Barcelona, o la Politécnica de Valencia. Pero claro, esto no será nunca reconocido por el Ministro Wert, que sigue a lo suyo, intentando arañar algunas décimas en las notas de corte para conceder las becas y ayudas al estudio de los jóvenes universitarios. Y al igual que ya hemos denunciado para el caso de la FP, existe una clara obsesión en el Ministerio por asociar el control y la evolución universitaria (titulaciones, especialidades, másters, etc.) a las exigencias del mundo empresarial, ligando la evolución académica al mercado de los puestos de mando del mundo de la empresa, y sus necesidades de rentabilidad. Y no sólo esto, sino que el citado informe orienta en exceso la Universidad a la empleabilidad profesional, de la mano de empresas cuyos cuadros directivos también pasarían a estar presentes en los órganos de dirección universitarios.

 

Por último, aunque se nos escapan otras cuestiones menores, no puedo finalizar sin mencionar la clara discriminación que se realiza sobre la actividad docente universitaria, con menoscabo de su valoración sobre la actividad investigadora. Esto es un problema que llevamos padeciendo desde hace muchos años en nuestros centros universitarios, pero este Gobierno, en vez de corregirlo, lo aumenta, lo regula y lo institucionaliza, ya que el Ministerio apuesta por no valorar la docencia en las evaluaciones del profesorado, lo que sólo invitará al desinterés por esta fantástica actividad de enseñar, y a la obsesión por fabricar un currículum orientado a la actividad investigadora, denostando la labor de enseñanza directa a los alumnos, el aprendizaje, y la valoración de los buenos docentes. Y en cuanto a los órganos de gobierno, se propone unir Consejo de Gobierno y Consejo Social en un sólo órgano decisorio, un Consejo de la Universidad de pocos miembros, donde además un 50% de los mismos pueden estar constituidos por personas no necesariamente vinculadas a la Universidad, reduciendo el poder del Claustro, y el número de representantes de los estudiantes y del PAS (Personal de Administración y Servicios). Al igual que en los otros aspectos de la LOMCE, disminuye la democracia también en la comunidad educativa universitaria.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías