Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 diciembre 2014 2 23 /12 /diciembre /2014 00:00

"Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho"

(W. Lippman)

 

 

 

 

El pensamiento dominante justifica, incluso, nuestro propio sentido común, dando por sentadas una gran parte de nuestras creencias y de nuestras opiniones, conformando por tanto en cierto modo nuestro sentido de la vida. Pero, ¿existe de verdad un pensamiento dominante? Veamos lo que nos dice José López en su obra "La rebelión individual": "El sistema siempre ha tenido sus mecanismos de control para perpetuar dicho poder, para evitar perder sus privilegios, para evitar que el bienestar de la mayoría supere al bienestar de la minoría dominante. El control social siempre ha existido, mediante el control del modo de pensar general, mediante el acaparamiento del saber y del conocimiento, mediante la alienación del pueblo en todas sus formas, mediante la imposición de una hegemonía cultural que impida "despertar" al pueblo, etc. Dicho control se ha adaptado a los tiempos, han cambiado las formas de controlar, haciéndose más sofisticadas, más sutiles, más disimuladas, y por tanto, más peligrosas por ser más difíciles de detectar y combatir. Una de las características fundamentales para que el control social sea eficaz, es que éste no se note, que parezca que no existe. Como dijo Napoleón, con las bayonetas se puede lograr todo menos sentarse sobre ellas, la mejor política es hacer creer a los hombres que son libres".

 

Reto a los lectores a un simple ejercicio, un ejercicio de retrospección, de mirada interior, de autoanálisis, para reflexionar cuántos pensamientos, opiniones y concepciones proceden de la extensión de dicho pensamiento dominante, o son fruto de una reflexión personal y sosegada sobre el asunto en cuestión. El pensamiento dominante es un pensamiento aberrante. Cito a continuación a Antonio José Gil Padilla, cuando afirma: "Es frecuente escuchar o leer noticias sobre la riqueza de los famosos, o simplemente, de personas adineradas: fortunas de actores americanos, sueldos de deportistas de élite, empresarios que manejan grandes negocios, sueldos de ejecutivos de bancos y multinacionales, etc. Puede suceder que en el mismo bloque informativo se anuncie la situación precaria por la que están pasando millones de familias en este país, o de la hambruna de los países africanos. Es habitual que nos bombardeen con los movimientos bursátiles en todos los informativos y diarios de prensa cuando, en realidad, los especuladores del parqué representan un mínimo porcentaje de la sociedad. Son muchos más los ejemplos semejantes a éstos y los hechos irracionales (...), que se han instalado en sociedades como la nuestra sin que sean mínimamente cuestionados por la ciudadanía".

 

Y de esta forma, damos por sentado un sistema, lo legitimamos, nos acostumbramos a él, al mundo despiadado en que vivimos, soportándolo como si no tuviéramos otras alternativas. Como mucho, las personas que necesitan sentirse bien con el resto de la humanidad, lavar un poco sus conciencias, militan y/o ayudan a algunas organizaciones sociales u ONG's, que reparten un poquito del bien por esta nuestra cruel sociedad. Gil Padilla concluye: "Parafraseando a los clásicos que se ocuparon de analizar de una forma exhaustiva, precisa e impecable el sistema de explotación capitalista, coincidiremos en que el modelo económico imperante condiciona todos los demás aspectos o superestructuras sociales: la política, la ideología, la normativa legal, la moral, etc". Quizá la herramienta de difusión más potente sea la prensa, online y escrita. Se han creado una serie de imperios mediáticos al servicio del capitalismo, compuestos por multitud de medios audiovisuales (periódicos, cadenas de radio, televisión, empresas de publicidad), pertenecientes a los mismos dueños, que realizan muy bien la tarea de extender como un manto los mantras del pensamiento dominante. Tan inimaginable poder mediático permite que las oligarquías imperialistas, a través de las diversas organizaciones que poseen, todas ellas interrelacionadas entre sí, de sus conglomerados empresariales, de sus aseguradoras, de sus bancos, de sus organizaciones financieras, de sus compañías petroleras, periódicos, revistas, radios, televisiones, y miles de científicos sociales a su disposición (economistas, sociólogos, etc.), jueguen un papel fundamental en la creación de todo lo que vemos, oímos y leemos, y creen y diseminen nuevas opiniones públicas sobre casi cualquier tema en cuestión de semanas.

 

El capitalismo mundial ha establecido la producción industrial también del pensamiento único, de la ideología dominante, de la visión hegemónica del mundo, con lo cual el sistema completa su reproducción e intensifica al mismo tiempo la producción en cadena de mentes débiles, consumidores compulsivos, personas dóciles, apocadas, perfiles humanos modelizados, obedientes, competitivos, de personalidad provinciana, homogénea, conformista, alienada, individualista, exitosa, colonizada, sin identidad ni memoria, gobiernos títeres y pueblos sometidos, atrapados en una espiral sin fin por el capital imperialista. Seguimos en las siguientes líneas de nuevo a José López en su estupendo trabajo "La rebelión individual", cuando nos expone las técnicas de manipulación mediática más típicas a las que recurre el pensamiento dominante para controlar la opinión y la mentalidad de la inmensa mayoría social. Quizá una de las más importantes sea la demagogia, definida como la estrategia utilizada de cara a un auditorio consistente en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda. Pero existen muchas otras, y casi todas ellas son usadas en mayor o menor medida, en función del momento y del asunto a tratar, así como de las circunstancias que lo rodean.

 

La desinformación se sirve de diversos procedimentos retóricos como demonización (identificar la opinión contraria con el mal, de forma que la opinión propia quede ennoblecida o glorificada, se trata ante todo de convencer con sentimientos y no con razones a la gente), esoterismo (la tendencia al enigma y al oscurantismo en la expresión sibilina, ambigua, enredada y cercana a razones que no atan ni desatan, así que cualquier interpretación es plausible y por tanto errada, se suprime cualquier conclusión lógica y se deja el poder de interpretación en manos de quien está y las posiciones en que estaban sin iniciar ningún camino y negando toda posible evolución o pensamiento), presuposición (la suposición previa sin fundamento), falacia (razonamiento aparentemente lógico en el que el resultado es independiente de la verdad de las premisas, la aplicación incorrecta de un principio lógico válido, o la aplicación de un principio inexistente), mentira (el ministro de propaganda nazi Goebbels decía que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad), omisión (obviar noticias "peligrosas" porque atañen al "núcleo" del sistema), sobreinformación (contar con demasiada información para tomar una decisión o para permanecer informado sobre un determinado tema), descontextualización (sacar algo de su contexto), negativismo (la oposición o resistencia verbal), analogía (comparación o relación entre varias razones o conceptos), metáfora (el uso de una expresión con un significado distinto o en un contexto diferente al habitual), desorganización del contenido, adjetivos disuasivos (adjetivos contundentes y negativistas que obligan a someterse a ellos y excluyen el matiz, usados en pro del descrédito del oponente), reserva de la última palabra u ordenación envolvente que ejerce la información preconizada sobre la opuesta, etc. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías