Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 febrero 2015 2 17 /02 /febrero /2015 00:00

"El control de los medios de comunicación por el poder económico, el verdadero poder en la sombra, es el instrumento fundamental para impedir recuestionar el sistema, y evitar los cambios"

(José López) 

 

 

 

 

 

Y por ello, la mejor forma de contrarrestar esta desinformación mediática es manteniéndose alerta, desconfiando, pensando, razonando y observando, comparando y analizando, nunca recibiendo ninguna información de manera pasiva. Y sobre todo, teniendo siempre presente que el pensamiento dominante es el pensamiento de la clase dominante (incluido el famoso "sentido común" al que apelan muchas veces), y ésta no es otra que la clase capitalista. En realidad, es el propio sistema quien lo explica. En su obra "Los límites de la irracionalidad", muchas veces citada en otros artículos de este Blog, su autor, Antonio José Gil Padilla, nos dice a este respecto lo siguiente: "En origen, la finalidad principal del sistema capitalista es la obtención de ganancia por parte de los empresarios propietarios de los medios de producción. Hoy día podemos añadir que ese deseo de ganancia se extiende a las entidades financieras y a los especuladores, entre los que se pueden encontrar los propios empresarios o banqueros. El resultado se traduce en la acumulación sin límites de capital en manos de unos pocos. La condición que dinamiza el sistema es la codicia absoluta y permanente que se instala socialmente como contravalor básico y fundamental. Esa codicia, como signo de insatisfacción y como contrapartida de valores, se generaliza y se extiende a todas las clases y capas sociales, a ella le acompañan la ambición, la envidia, la admiración hacia los que más tienen y el egoísmo, estableciéndose de esta manera una taxonomía de vicios o defectos que eclipsan valores tales como la solidaridad, la igualdad y la justicia, valores que corresponden al ser superior, a la razón humana libre de todo tipo de ataduras alienantes".

 

Los usurpadores del poder que controlan el sistema emplean todos los medios a su alcance para que se mantenga el estado actual, para que el sistema funcione como ellos quieren. Las religiones, la política, los medios de comunicación, la educación y la cultura oficial son buenos instrumentos para embelesar, para distraer, para desmarcar al género humano de su medio natural, para amansarle, para hacerle sumiso. La existencia, de esta forma, se desarrolla en un marco de provisionalidad, de artificialidad, de engaño, de mentira. Todo está al servicio de los que más tienen, para que sigan su frenético camino de enriquecimiento, todo está diseñado para su protección, para conservar sus privilegios, para que se exhiban, para causar admiración por lo que tienen, aunque en el plano personal sean simplemente unos necios. El sistema se consagra a ellos, los blinda y los propone como modelo, justificando de esta forma que se conviertan en patrones sociales a imitar, y en plantillas de comportamiento y de éxito. Quizá el caso más paradigmático de la fuerza de estos modelos sociales y de estos patrones de comportamiento sea el famoso caso (muy actual) del llamado "Pequeño Nicolás", un joven de 20 años que se ha visto envuelto, por mezclarse con la clase dominante al más alto nivel, en turbulentos casos que se van a tener que dirimir en los juzgados. Es el perfecto reflejo de la fuerza del pensamiento dominante, y de la hegemonía de los modelos a imitar.

 

Como ejemplo práctico, y se puede constatar casi a diario (pues casi a diario nos informan en esta misma línea), tenemos las declaraciones que realizan los responsables y dirigentes políticos nacionales e internacionales sobre la política que está desarrollando el actual Gobierno del Partido Popular. La estrategia del mensaje siempre es la misma, y se compone de dos partes: por un lado, felicitación y respaldo, y por otro lado, recomendación e insistencia en las mismas medidas. Y hasta tal punto de fanatismo llegan en sus declaraciones, que no se dan cuenta de que caen en el más absoluto de los ridículos. Ilustraremos lo que decimos: la política laboral desarrollada está provocando la destrucción de miles de puestos de trabajo, y sin embargo, las declaraciones desde la Comisión Europea suelen ser del tipo: "Felicitamos al Gobierno español por sus reformas, pero le instamos a continuar y a profundizar por esta senda, para corregir el grave problema del desempleo". Es decir, por un lado felicitan al Gobierno por la implantación de una política fallida que es la que está creando y agravando los problemas, y a la vez, le instan a emplearse más a fondo si cabe para eliminar el problema que estas mismas políticas están creando y agravando...¿es o no es absurdo?

 

A tal respecto, José López, en su texto "La causa republicana", afirma: "El sistema establecido intenta, además, que el pueblo piense que aunque sea necesario avanzar, o simplemente aunque sea deseable (es evidente que siempre se puede avanzar más), no es posible, o es muy difícil, no merece la pena intentarlo. Es decir, el sistema fomenta la idea de que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Mediante el control de los medios de comunicación y del sistema educativo, es decir, controlando la manera de pensar de la población, se procura evitar que las ideas dominantes puedan ser cuestionadas por ideas alternativas, que permanecen como marginales, se procura imponer el pensamiento único. El sistema fomenta el egoísmo, el individualismo, el conformismo, la apatía, la inconsciencia, el derrotismo, la comodidad. Es decir, fomenta todo aquéllo que se opone al cambio social o político. Distorsiona la Hstoria para convencer a la gente de que no sirven de nada las revoluciones, explota los fallos cometidos por aquéllos que intentaron cambiar el sistema a lo largo de la Historia para justificar que es mejor no volver a intentarlo".

 

Y concluye: "Tergiversa la Historia para ocultar el hecho de que el sistema actual es relativamente reciente en la Historia de la Humanidad, creando la falsa sensación de que todo ha sido siempre así y por tanto siempre será así, posibilitando que la mayoría de la gente piense que el ser humano nunca cambiará, que no tiene solución. Caso aparte merece la religión, uno de los instrumentos más poderosos de manipulación de masas jamás inventado. El sistema recurre al miedo para amedrentar el espíritu de cambio, siendo el progreso inherente al espíritu humano. Por último, cuando el cambio se hace inevitable, el sistema procura sobrevivir haciendo que sea mínimo o aparente, o incluso invirtiéndolo cuando el pueblo se acomoda". Y para demostrar todo esto también tenemos un ejemplo de rabiosa actualidad. Si analizamos este párrafo de José López, y lo comparamos con las estrategias y los ataques que están dirigiendo contra la formación política PODEMOS, comprobaremos hasta qué punto se ajusta a la realidad. Insultos, mentiras, descalificaciones, ataques personales, difamaciones, amenazas de caos, ridiculización de las medidas propuestas, calificándolas de imposibles de realizar, son algunos ejemplos de las estrategias con las que la clase dominante se emplea para impedir que otras políticas sean llevadas a cabo, simplemente porque van en contra de sus intereses, y a favor de los intereses de la mayoría social. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías