Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
15 febrero 2011 2 15 /02 /febrero /2011 00:00

Siguiendo con los artículos de opinión de corte político, pero que muy bien pudieran encuadrarse también como sociológicos, vamos a reflexionar hoy sobre los tipos de terrorismo que podemos distinguir...seguro que a algunos de vosotros os habrá sorprendido la propuesta, porque pensaréis que terrorismo sólo hay uno, pero ya veremos que eso no es del todo cierto, sino que esta palabra, que nos sugiere tanta desesperanza y sufrimiento, la podemos matizar y aplicar a otros contextos, por supuesto distinguiendo grandes matices entre uno y otro tipo, para no confundirnos ni meterlos todos en el mismo saco, que tampoco se trata de eso. De entrada, para que no haya malas interpretaciones, declararemos en alta voz que TODOS LOS TIPOS DE TERRORISMO SON CONDENABLES. NINGÚN TIPO DE TERRORISMO ES JUSTIFICABLE.

 

Bueno, pues una vez que ya hemos sembrado la curiosidad, vamos primero a recurrir a nuestro Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (recientemente consensuado en su gramática y voces con el resto de los Diccionarios de las Academias Hispanoamericanas), para que nos defina lo que podemos llamar Terrorismo: "Dominación por el terror. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror". Bien, como para otras muchas cosas, nuestra RAE se queda corta o inexacta en la definición del término, pues como vamos a ver a continuación, podemos aplicarle muchos matices distintos a la misma. Evidentemente, el matiz fundamental que vamos a poder observar entre todos los tipos que vamos a mencionar es el de traspasar la barrera o no para quitar una vida humana, pues el asesinar directamente a personas (desde una en concreto hasta toda una colectividad) es el mayor grado de terrorismo que podemos imaginar...pero la pregunta es ¿No sufrimos en nuestro mundo actual situaciones que nos pueden llevar a concluir que sobre ciertas personas se está ejecutando un grado de presión que puede calificarse de terrorismo, aunque no se llegue a asesinar directamente? La respuesta es categóricamente SÍ, pues todos podemos imaginar situaciones de este tipo que conducen al sufrimiento, a la desesperación, al drama humano, colectivo, familiar o personal de quien las padece.

 

Por tanto, antes de entrar (lo haremos en el artículo siguiente de esta serie) en los tipos de terrorismo propiamente dichos, vamos a dejar sentadas dos premisas fundamentales, que condicionan que se entienda bien cada tipo de terrorismo, sus objetivos y consecuencias:

 

1.- En primer lugar, no todos los terrorismos matan, hieren, secuestran o extorsionan (como en los terrorismos de tipo político, económico, incluso doméstico), sino que existen otras variantes que se limitan a presionar, reprimir, controlar, oprimir, y/o atacar los derechos fundamentales de los ciudadanos (por ejemplo, en algunos tipos de terrorismo de Estado, o en lo que podemos llamar terrorismo empresarial, practicado contra la clase trabajadora), o bien simplemente a alterar el orden público (terrorismo callejero).

 

2.- En segundo lugar, hay que distinguir entre los tipos de terrorismo donde el ciudadano (u organización) atacan a la sociedad, y los tipos donde ocurre al contrario, es decir, es la sociedad (entendida como el Sistema) la que ataca al individuo. Ejemplos del primer grupo serían el terrorismo ecológico (ataques al medio ambiente, y en última instancia a las personas), o el terrorismo político, mientras que ejemplos del segundo tipo pueden ser el terrorismo de Estado, el terrorismo empresarial o el terrorismo financiero.

 

Sobre éste último punto, algunas reflexiones nos ayudarán a poner los puntos en su sitio, por ejemplo: ¿eran los bandoleros de los siglos XVIII y XIX terroristas, o era terrorista la sociedad que los marginaba, oprimía y explotaba hasta obligarlos a situarse fuera de la ley? ¿Quién es el terrorista, el grupo de trabajadores que quema una barricada de neumáticos, impide la circulación y se enfrenta a las fuerzas de orden público, o la empresa que acaba de dejarlos sin empleo después de la implantación de un ERE laboral, en contra de los acuerdos con los sindicatos? ¿No es también terrorismo económico, salvando las distancias, lo que practican actualmente los Mercados Financieros Internacionales, con los ataques especulativos al Euro y la Deuda soberana de algunos países europeos? Espero que estas reflexiones nos ayuden a focalizar mejor quién es el terrorista, y quiénes las víctimas.

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías