Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 enero 2015 1 19 /01 /enero /2015 00:00

"Los derechos humanos sólo pueden existir plenamente en comunidades que nieguen la propiedad privada sobre los medios de producción y reemplacen la administración de los hombres por la administración de las cosas, estableciendo la correspondencia entre la producción colectiva y la apropiación comunitaria de lo producido"

(Camilo Valqui)

 

 

 

Como ya habíamos avanzado, una vez finalizada la exposición del conjunto básico y generalista de propuestas para construir y alcanzar el socialismo del siglo XXI, vamos a insistir sobre algunos puntos que se han ido citando en artículos anteriores, y que requieren un análisis más pormenorizado, o con más extensión y profundidad. Por ejemplo, nos ocuparemos a partir de aquí de un concepto que hemos ido mencionando en multitud de ocasiones, como es el de "modelo productivo". En esencia, un modelo productivo es la forma bajo la que se organiza la actividad económica de una sociedad, es decir, la producción del conjunto de sus bienes y servicios, y su distribución y consumo entre sus miembros, para satisfacer sus necesidades. Hemos de partir de la base de que la mayor parte del fracaso de nuestra sociedad capitalista, reside en que hemos instalado y validado durante mucho tiempo un modelo productivo caduco, regresivo e injusto, que provocaba desigualdad al no hacer una justa redistribución de la riqueza, y al estar basado en supuestas fuentes de riqueza que han resultado ser contraproducentes.

 

marxismo_socialismo561.jpgVamos primero a extender el concepto. Básicamente un modelo de producción concreto siempre reside en una combinación particular de dos factores principales:

 

1.- Las fuerzas productivas: que incluyen la fuerza de trabajo humano y el conocimiento disponible a un nivel tecnológico dado de los medios de producción (herramientas, equipamientos, edificios, tecnologías, materiales, etc.)

 

2.- Las relaciones de producción: que se refieren a las relaciones sociales y técnicas, las cuales incluyen la propiedad, el poder y el control de las relaciones que gobiernan los recursos productivos de la sociedad.

 

En el Marxismo clásico, se entendía que el trabajo humano era la única fuente de riqueza en sí misma, pero en el marxismo renovado, ampliado y actualizado del siglo XXI, entendemos que existe otro gran factor de riqueza innata, como es la propia naturaleza, a la que también, desde la vertiente ecologista del nuevo marxismo, la dotamos de sujeto de derechos. Pero en cualquier caso, el modelo de producción es un factor fundamental en la organización de una sociedad, ya que para entender el modo en que la riqueza es distribuida y consumida es necesario saber cómo se produce. Marx ya enunció que el carácter y la estructura de toda sociedad se hallan determinados por el modo de producción imperante. Al cambiar este modelo de producción, cambia también a su vez todo el régimen social, cambian las ideas políticas, jurídicas, religiosas, artísticas, filosóficas, y cambian las Instituciones correspondientes. En definitiva, cambia el pensamiento dominante. Desde ese punto de vista, el cambio en el modelo de producción constituye toda una revolución social.

 

marxismo_socialismo562.jpg¿Cuál ha sido, muy resumidamente, el modelo de producción capitalista que ha imperado durante las últimas décadas, y que ha dado lugar a la situación actual? Pues básicamente sus pilares han descansado en primar el empleo privado sobre el público, en entender el emprendimiento empresarial como gran paradigma para la creación de trabajo, en evolucionar hacia condiciones de trabajo precarias, en explotar modelos de negocio caducos, tales como la construcción residencial, las energías fósiles, la especulación financiera, y en fomentar un modelo consumista compulsivo e irracional, acorde con los valores capitalistas centrados en el reconocimiento social en función de las propiedades que se posean. Todas estas características han sido además atravesadas por las tendencias troncales basadas en los valores de la sociedad patriarcal, que propone un papel para la mujer completamente relegado al del hombre en el modelo productivo, y además, como hemos dicho, desprecia a la naturaleza en su conjunto, sometiéndola a actividades de explotación y extractivismo sin límites. Como es obvio, este modelo productivo tiene que cambiar completamente, para estar en concordancia con las medidas que hemos venido proponiendo en artículos anteriores.

 

El nuevo modelo productivo por tanto ha de corregir todos los errores de los modelos anteriores, y ha de contemplar y estar en completa consonancia con los principales ejes transversales que deben dirigirlo, a saber: la propiedad pública de los medios de producción, la universalización de los servicios públicos, el pacifismo, el feminismo y el ecologismo. Proponemos un nuevo modelo productivo sustentado sobre cuatro ejes principales, que podrían ser el eje laboral, el eje del modelo de negocio, el eje energético, y el eje social. Vamos a desgranarlos un poco, a modo de introducción:

 

marxismo_socialismo563.jpg1.- En lo laboral, los principales puntales serían una reforma empresarial, para acabar con el trabajo precario, y la recuperación del empleo público, sobre todo en los sectores relacionados con el Estado del Bienestar. En cualquier caso, hacer primar la filosofía del empleo decente.

 

2.- En el modelo de negocio, propiciar el abandono de las actividades de tipo especulativo (obra pública, burbuja inmobiliaria, burbuja financiera, etc.), y cultivar preferentemente nuevos nichos de negocio basados en actividades sociales sostenibles, tales como el cuidado a personas dependientes, mayor inserción de la mujer en el trabajo, actividades de mantenimiento de los ecosistemas naturales, y actividades relacionadas con el sector industrial y con el sector de la investigación y desarrollo (I+D).

 

3.- En lo energético, propiciar el abandono de las fuentes de energía basadas en los combustiles fósiles, y apostar decididamente por las energías limpias y renovables, para respetar a la naturaleza, y contribuir a frenar los peligrosos efectos del cambio climático.

 

4.- En lo social, recuperación de las pautas y hábitos de consumo de cercanía y proximidad, así como del comercio justo, la recuperación de los valores de la (auténtica) austeridad (es decir, entendida como la renuncia al culto de los valores y posesiones materiales), así como el abandono de las escales de valores individuales y sociales del capitalismo.

 

Como objetivos últimos, nos planteamos, resultado de la aplicación paulatina de este nuevo modelo productivo, la recuperación de nuestra soberanía en todos los aspectos: la soberanía política (independencia de nuestras decisiones como sociedad), la soberanía económica (recuperación de nuestra independencia para la financiación y para la imposición de prioridades), la soberanía monetaria (abandono del euro, pues está sujeto a la dinámica de los tratados europeos, y a la imposición de una disciplina presupuestaria), la soberanía energética (alcanzar un nivel adecuado de independencia energética, cultivando los sectores de las energías limpias y renovables, donde nuestro país es además líder mundial), la soberanía alimentaria (alcanzar el control y la independencia sobre nuestros recursos alimenticios, nuestro modelo agroindustrial y nuestra política alimentaria), y la soberanía tecnológica (conseguir un grado de uso y aplicación de las tecnologías de la información independientes del control de las grandes empresas transnacionales). Todo ello, además, aderezado con la difusión de una serie de valores sociales, culturales, sobre derechos humanos, cívicos y democráticos, que serán impartidos durante las etapas educativas primarias, dentro del contexto general de una educación a todos los niveles pública y de calidad, gratuita, laica, inclusiva y democrática. Continuaremos en siguientes entregas, detallando más todas estas propuestas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías