Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 agosto 2014 1 18 /08 /agosto /2014 23:00

"La democracia parlamentaria consiste en que el pueblo elija cada cuatro años al tirano que le va a oprimir"

(Dicho popular del siglo XIX) 

 

 

 

 

 

Introducido ya el tema en el anterior artículo de esta serie, y primero de la misma, veamos, para obtener un buen punto de partida, el retrato que sobre nuestra actual democracia nos realiza Antonio José Gil Padilla, en su artículo "Democracia representativa versus Democracia participativa": "En los países occidentales se habla de Democracia por el mero hecho de convocar a los electores cada cierto período de tiempo. Sea cual sea el método de elección (proporcional, mayoritario, etc.), sea cual sea el período para el que se elije (cuatro, cinco, seis años, etc.), sea cual sea el sujeto o sujetos a elegir (presidente de república, senadores, diputados, concejales, etc.), las formas y los resultados suelen ser idénticos. Las campañas electorales se realizan con un amplio despliegue publicitario, para vender el producto lo mejor posible ante un colectivo profundamente heterogéneo, valiéndose falsamente del principio de "una persona, un voto" sin que les preocupe la capacidad intelectual que permita elegir o abstenerse con conocimiento de causa, lo único que nos piden es que votemos. Los candidatos se acercan al pueblo en esos tiempos de propaganda poniendo en práctica la más descarada fachada demagógica. Se trata de salir elegido, para lo cual no tienen medida en hacer múltiples promesas. Pero una vez celebrado el acto electoral, y la proclamación de los ganadores, se produce un giro radical en lo que respecta a su relación con los votantes, e, incluso, con sus propios electores".

 

objetivo_democracia21.jpgY continúa: "Es a esto a lo que, sin ningún tipo de escrúpulo, se le denomina democracia representativa, término acuñado y asumido, de manera más o menos inteligible, por las masas votantes. Una vez formados los parlamentos, los gobiernos o cualquier otro órgano de poder político, el funcionamiento institucional adquiere un carácter totalmente endogámico, aislándose descaradamente sus protagonistas de toda la población, de los que votaron, y por supuesto, de los que se niegan a participar en este juego. Para depurar una deformación tan deleznable del auténtico modelo político que los ciudadanos desearían, algunas constituciones contemplan lo que se suele conocer como iniciativas populares para solicitar la promulgación o la derogación de alguna norma, pero en la práctica, estas iniciativas nunca llegan a tener éxito parlamentario a pesar de reunir los requisitos reglamentarios. Los políticos se constituyen en "casta" o grupo privilegiado, olvidándose totalmente del electorado a lo largo del período de mandato o de legislación". Como puede comprobarse, se trata de un perfecto retrato de nuestra anoréxica democracia, donde además muchos voceros del régimen justifican que el partido que gobierne, durante su legislatura, haga y deshaga a su antojo, gracias a la supuesta "legitimidad" surgida de las urnas.

 

objetivo_democracia22.jpgEn el caso español, en concreto, el fenómeno del bipartidismo, instalado prácticamente desde la época de la Transición, contribuye a extender el pensamiento único y limita las posibilidades de que otros enfoques, otras voces y otros planteamientos alternativos a los de la "mayoría" se escuchen y puedan ser simplemente votados. Quizá si tuviéramos que reducir a un solo (gran) problema el origen de todos nuestros males como sociedad, éste sería la falta, la escasez de Democracia. Veámoslo, razonémoslo con más calma: sufrimos de paro, pobreza, desigualdades, etc....¿Cuál es la última razón de ser que permite esta situación? Pues el feroz capitalismo instaurado en nuestros días, que permite que las grandes empresas y entidades que representan el poder económico posean más poder que las propias Instituciones que representan al poder político...¿Y cómo hemos llegado a esta situación? Precisamente, por falta de Democracia...Una democracia plena, completa, total, extendería el poder de decisión de toda la ciudadanía no sólo a la representatividad política, a todos sus niveles, sino también a la económica...Ahora comprenderemos mejor porqué el problema que nos aqueja, en el fondo, es la falta de democracia.

 

objetivo_democracia23-copia-1.jpgDe hecho, la Democracia que poseemos en la inmensa mayoría de países mal llamados "civilizados" sólo consiste en una pseudodemocracia controlada y tutelada por los poderes fácticos, en unos regímenes con aspecto aparentemente democráticos, pero que en realidad despliegan un alienante y despiadado sistema capitalista basado en la obtención "ad infinitum" de poder y riquezas para unos pocos, a costa del trabajo y de la explotación de las capas inferiores, de la mayoría social de la población. Según este planteamiento, al pueblo llano hay que tenerlo controlado, y este control se ejerce más cómodamente desde sistemas que aparenten ser democráticos, es decir, que posean todos los factores y características que definen a una democracia de base (parlamentos, partidos políticos, procesos electorales), pero que en realidad sólo sean un disfraz para sistemas económicos y políticos más o menos autoritarios. Está claro, por tanto, que hasta que no seamos capaces de ir desplegando auténticos mecanismos sociales de democracia participativa, hasta que no seamos capaces de organizar a nuestra sociedad civil y de dotarla de las vías y cauces de participación oportunos, que cubran prácticamente todas las esferas del poder, no estaremos en condiciones de afirmar que gozamos de una auténtica y plena Democracia.

 

A lo largo de esta serie de artículos, en los que estamos todavía en la parte introductoria, vamos a ir exponiendo y desarrollando una serie de aspectos que tienen que ver con la profundización de nuestra Democracia, con la migración hacia una democracia participativa, hacia una democracia más directa, usando lo que pudiéramos denominar "democracia digital", llegando a la democracia revocatoria, y finalizando por la democracia económica, que puede ser considerada el máximo escalón a alcanzar. Pero lógicamente, llevamos mucho tiempo con la política y la democracia alejada de los ciudadanos. De hecho, la clase política (junto con la corrupción, gran problema endémico de la misma) representa una de las constantes preocupaciones manifestadas por la ciudadanía en las periódicas encuestas del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). Bajo este panorama, es lógico pensar que llegar a conseguir los niveles de democracia que vamos a exponer aquí nos va a costar todavía bastante tiempo. No obstante, en este camino, sobre la marcha, durante la propia evolución hacia una mejor y más completa democracia, podemos ir ya implementando algunas medidas, más simples, menos traumáticas, más evidentes y sencillas, que nos vayan preparando el terreno, y que los actores y sujetos políticos (partidos políticos y ciudadanía, sobre todo) han de asumir. Comentaremos algunas de ellas en el próximo artículo de esta serie.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías