Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 mayo 2014 3 07 /05 /mayo /2014 23:00

Abordaremos en esta entrega los MS de tipo republicano en nuestro país, que representan el caldo de cultivo que puede luchar más directamente por hacer factible la Tercera República en España. En este sentido, recuerdo a los lectores que estamos dedicando toda una serie de artículos bajo el título "¿Qué República queremos?", donde ilustramos nuestra posición desde la izquierda para la consecución de dicho fin. Y paralelamente, en la serie de artículos "Por un Proceso Constituyente", también estamos abordando el tema de la República en el Estado Español, sus necesidades y motivaciones en el estado actual de cosas en nuestro país.

 

Y como ya hemos venido contando, la III República es quizá la mejor y más completa manifestación de nuestra democracia a la que podemos aspirar. La propuesta de Proceso Constituyente en los términos planteados, sólo puede tener como resultado una República, por lo que la denuncia de la Monarquía como Institución que estructura, da soporte y forma parte integrante del régimen actual se desvela como una de las líneas más importantes (quizá la mayor) de los objetivos de la izquierda en nuestro país. Debemos por tanto potenciar el movimiento republicano, pero sobre todo, extender los males, las deficiencias del actual régimen, denunciar sus carencias, explicar sus limitaciones, y también, cómo no, exponer, lo más completamente posible, los contenidos de la Tercera República a la que aspiramos.

 

Si tuviéramos que concentrarlo en un objetivo, éste sería bien sencillo: derrocar a la casta corrupta y cleptocrática, y devolver el poder al pueblo, dando forma concreta a una auténtica democracia real. Creemos que podemos. En cada encuesta que se realiza, el apoyo popular al movimiento republicano es mayor. Debemos contribuir específicamente al desarrollo de la Junta Estatal Republicana (JER), y su representación en todos los niveles de la sociedad, siendo ésta un instrumento para hacer posible de manera más efectiva un espacio de convergencia plural republicana, logrando esta convergencia y unidad, a través de proveer como estrategia colectiva la unidad de acción. La estrategia es bien sencilla: frente al régimen actual antidemocrático e ilegítimo, la plena democracia y legitimidad de la República.

 

La Monarquía expresa, no sólo simbólicamente, sino prácticamente, el poder de las oligarquías financieras y empresariales, que dominan entre unas 1.400 familias el 80% del PIB, y bajo cuya hegemonía se han dado retrocesos en derechos políticos, sociales, laborales, económicos, medioambientales, dejando en papel mojado los derechos más importantes reflejados en su día en la Constitución Española de 1978. Hegemonía que se expresa bajo la forma del bipartidismo PP-PSOE, y la inestimable ayuda de la derecha nacionalista PNV-CIU. Garantizada además con una Ley Electoral injusta y tramposa, a la vez que la opacidad e impunidad con la que actúa la Casa Real y el castigo con penas de cárcel a las críticas a la Corona, refuerzan su déficit democrático. Mientras, en los viajes del Rey (a veces a los países más fanáticos y antidemocráticos del planeta, como las Monarquías Saudíes) se dan cita una ilustre corte de corruptos empresarios, que sólo tienen como objetivo utilizar el paraguas real para sacar la más amplia tajada para sus negocios. Ahora, además, promocionan la llamada "Marca España", en un alarde de vil mercantilsmo nacionalista.

 

Y mientras el Rey intenta aparecer en sus discursos y apariciones como muy preocupado por los problemas sociales que nos agobian, sus mensajes en los diferentes países donde viaja son los mismos que difunde nuestro patético Gobierno, empeñado en que veamos una recuperación económica sólo consistente en la recuperación de bancos y empresas del IBEX-35, y en una precariedad laboral insoportable. Frente a este panorama, el modelo estatal republicano ha de asentarse, en primer lugar, sobre la consolidación de un sistema verdaderamente democrático de todo el pueblo, cuya condición e instrumento fundamental sea la participación directa y activa del conjunto de la ciudadanía en la vida política. Los órganos representativos del Estado Republicano han de integrarse y desarrollar su actividad partiendo de los principios propios a una democracia auténticamente popular, como los siguientes:

 

1.- Todos los órganos representativos del Estado son electivos y renovables, con limitación de mandatos. Por supuesto, la Jefatura del Estado también está sujeta a elección popular. La libertad de discusión, el ejercicio de la crítica y la autocrítica y la regla democrática de la mayoría en la toma de decisiones marcan el funcionamiento en todos los órganos estatales colegiados. Todos los órganos representativos unipersonales deben ser nombrados por un órgano colegiado. El Senado se convertirá en la Cámara Territorial del Estado.

 

2.- La garantía última del principio de sufragio universal se sustenta en el reconocimiento de un sistema electoral basado estrictamente en la proporcionalidad, donde sea verdadero el principio de "una persona, un voto", y donde es necesaria la formación de un sistema de circunscripciones que asegure dicho principio de proporcionalidad.

 

3.- Todos los miembros de los órganos del Estado tienen el deber de rendición de cuentas de su actuación, pudiendo ser revocados de sus respectivos cargos y funciones. En su actuación, todos los cargos públicos han de conducirse a través de un Código Ético.

 

4.- Las organizaciones sociales también tendrán derecho a participar directamente, de acuerdo a las normas, en el ejercicio del poder público. Asímismo, existen otros instrumentos de democracia directa, como son el referéndum vinculante, la consulta popular o la Iniciativa Legislativa Popular (ILP).

 

5.- Ha de ser un principio básico para el funcionamiento democrático del Estado la consecución de la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres en todos los aspectos de la vida social y política.

 

En nuestro país, varios MS, y distintas asociaciones políticas y sociales están luchando por los objetivos de la implantación de la Tercera República. Algunos ejemplos son Socialismo 21, Democracia Real YA, Colectivo Novecento, Colectivo Prometeo, Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Frente Cívico "Somos Mayoría", y por supuesto, todos los partidos políticos de izquierda (real) en nuestro país (Izquierda Republicana, Izquierda Unida, Izquierda Abierta, Partido Comunista de España, Izquierda Socialista, Construyendo La Izquierda, etc.) y sus organizaciones anexas (Red Inter Cívico Republicana, Movimiento Social Republicano, Ciudadanos por la República, Unidad Cívica por la República, Junta Estatal Republicana (JER), etc., a los que se suman los diferentes movimientos a escala más local de los mismos. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías