Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 septiembre 2013 2 10 /09 /septiembre /2013 23:00

Estamos en la entrega número 13 de esta serie, pero aún nos quedan muchos argumentos para exponer las razones y nuestra visión desde la izquierda de lo que entendemos por un Proceso Constituyente. Voy a basarme en este artículo en algunas opiniones expresadas por nuestro compañero Manolo Monereo, en uno de sus últimos artículos, publicados para la Revista El Viejo Topo. Ya parece que va calando la idea de la necesidad de un Proceso Constituyente, no sólo en las fuerzas políticas de la izquierda transformadora, sino también en el conjunto de los movimientos sociales que las apoyan. Y así, la noción, el concepto o idea de Proceso Constituyente se ha ido instalando en el imaginario colectivo de los movimientos sociales, y en una especie de núcleo común programático básico que aúne los esfuerzos colectivos para transformar nuestra sociedad.

 

proceso_constituyente131.jpgSegún Monereo, en el citado artículo de referencia, hablar de Proceso Constituyente, aquí y ahora, significa e implica los siguientes puntos:

 

1.- Constatar que desde hace tiempo vivimos en un auténtico y bastante cruento Estado de Excepción decretado por los poderes económico-financieros, cuya característica fundamental consiste en la suspensión del derecho, y en el dominio de los poderes fácticos.

 

2.- Tomar nota de que han sido dichos poderes económicos y la clase política bipartidista PP-PSOE (con las derechas vasca y catalana como aliadas preferentes) los que han roto el Pacto Constitucional e iniciado la crisis del Régimen surgido de la llamada Transición Política.

 

proceso_constituyente132.jpg3.- Que la crisis del Régimen admite diversas salidas y que la transición a un nuevo sistema en muchos sentidos ya ha comenzado. Pero no hacia un saldo positivo de cara a la clase obrera, porque lo que estamos viviendo es un cambio de Régimen de espaldas a la ciudadanía. Son los poderes no democráticos los que están dirigiendo el cambio sin el protagonismo del titular de la soberanía democrática y popular: el pueblo.

 

proceso_constituyente133.jpgY este es el problema de fondo. En nuestro estado actual de cosas, la Constitución está vigente en todo lo que no se oponga a los poderes económicos, y se usa como medio para legitimar decisiones que violan el pacto social básico. Es un gigantesco fraude de ley, ya que se utiliza la Constitución contra la misma Constitución para degradar las condiciones sociales, económicas y políticas del soberano, es decir, del conjunto de la ciudadanía. Y en esta situación, la propuesta de Proceso Constituyente surge ante la apremiante necesidad de que la ciudadanía, en un momento social y económico dramático, se convierta en protagonista de su propio destino y le dispute a los poderosos la hegemonía, logrando un contrapoder ciudadano efectivo. Actualmente, unos poderes de hecho, la Troika, le dicen a los gobiernos lo que tienen que hacer, coincidan o no con lo votado por la ciudadanía. Además, tienen el descaro de proclamarlo incluso antes de los procesos electorales. Por otra parte, lo que según ellos tienen que hacer está claro, y todo el mundo lo sabe y lo está comprobando: expropiar a la ciudadanía sus derechos sociales, económicos y laborales, en favor del gran capital.

 

proceso_constituyente134.jpgLas consecuencias de dicha situación también las conocemos todos: una enorme concentración de riqueza, renta y poder en manos de unas oligarquías que ven llegada la ocasión para dar un verdadero Golpe de Estado que ponga fin a la democracia, tal como la hemos conocido hasta ahora. En resumen, y por llamar a las cosas por su nombre, lo que tenemos es una situación donde los Gobiernos formalmente democráticos conspiran contra sus pueblos al servicio de los poderosos, en una clara situación de ilegitimidad, como ocurre aquí con el Gobierno del PP. Por eso hay que hablar de Poder Constituyente como proceso de autoorganización social de hombres y mujeres, de ciudadanos en general, que quieren autogobernarse, que exigen su derecho a decidir (pero a decidir sobre todo, no como plantean los soberanistas catalanes) y construir su futuro. De esta forma, reivindicar el Poder Constituyente no resulta en algo abstracto o meramente formal, algo al margen de los conflictos sociales básicos, como si las Instituciones jurídico-políticas no fueran poder, o que la lucha de clases se quedara en los límites de la fábrica o del Convenio Colectivo.

 

proceso_constituyente135.jpgNada de eso. Hablar de Proceso Constituyente es, hoy día, el modo concreto y preciso de hablar de una salida nacional-popular a la actual crisis de Régimen. Lo que está en juego son las relaciones de poder y la capacidad de intervención de los de abajo, de las clases más desfavorecidas, para convertirse en fuerza organizada, en proyecto colectivo, en imaginario social alternativo. En este sentido, y bajo este prisma y alcance, Proceso Constituyente va más allá de unas Elecciones, exige movilización, amplias alianzas sociales y propuestas políticas precisas, en definitiva, una Revolución Democrática. Ahora bien, esto no debería ser interpretado como que unas Elecciones no tienen nada que ver con el Proceso Constituyente. Más bien todo lo contrario. El epicentro de la propuesta electoral debería ser convertir a las personas en los protagonistas de la política y del cambio. La fuerza social que necesitamos la estamos convocando mediante lo que hemos denominado el Bloque Social Alternativo (BSA).

 

¿Y qué es el BSA? Pues la unión, para conseguir el fin ya explicado, de las fuerzas políticas que representan en este país a la izquierda transformadora, junto con las fuerzas y movimientos sociales que están en sintonía con ellas. De hecho, para los próximos meses de Octubre y Noviembre están convocadas marchas, movilizaciones y manifestaciones masivas, a nivel nacional, integradoras de toda esta fuerza social y política, en pro de este objetivo. Hasta ahora, las organizaciones que se han adherido a este proyecto son, entre otras muchas, Izquierda Unida (IU), Confederación Los Verdes, Izquierda Republicana, Fundación CEPS, Izquierda Anticapitalista (IA), Ahora tú decides!, Construyendo la izquierda, Izquierda Abierta, Junta Estatal Republicana (JER), Corriente marxista El Militante, Sindicato de Estudiantes (SE), Unidad Cívica por la República, Socialismo 21, Convocatoria Ciudadana, Frente Cívico Somos Mayoría, Partido Comunista de España (PCE), diversas Plataformas por una Renta Básica, Unión para el Reparto del Trabajo (URT), y un número considerable de Asambleas Populares del Movimiento 15-M. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías